IL2 Sturmovik The Cliffs of Dover

Con IL2 Sturmovik, todavía tenemos argumentos para que los amantes de los simuladores sigan aferrados al PC. Se trata de uno de esos títulos que tiene fieles seguidores y que aguanta bastante bien el paso del tiempo. Tanto, que sus responsables en 1C y Ubisoft han decidido ampliar la experiencia con IL2 Sturmovik Cliffs of Dover. Una nueva incursión en la guerra aérea, que nos situará en 1940 y llegará en marzo de 2011.

Con IL2 Sturmovik Cliffs of Dover se ampliará el repertorio de aviones a nuestra disposición. Todos ellos con daños realistas y el detalle al que nos tiene acostumbrada la serie de origen ruso. Estos comprenden naves inglesas, alemanas e italianas, como Spitfires, Hurricanes, Messerschmitts y Stukas. Además, habrá modelos que servirán de objetivos o apoyo y que, en principio, no se podrán pilotar.

En cuanto a la campaña, como da a entender el nombre, tendremos que defender las costas británicas del envite alemán. Inglaterra, Francia, Bélgica y ciudades como Londres estarán a nuestros pies. Todos con un detalle y efectos gráficos que utilizarán la tecnología DirectX 10 y 11 en los equipos que sean compatibles.

Tampoco faltará algo de intriga, con pilotos renegados que nos darán alguna sorpresa poco agradable. Del multijugador, destacan las posibilidades de personalización y un modo libre con hasta 128 participantes simultáneos y una especie de mundo persistente donde las partidas durarán, incluso, semanas.

Para los novatos se ha mejorado el sistema de instrucción. Un entrenador controlado por la máquina se encargará de guiar a los nuevos pilotos e intentará quitarnos el miedo a volar, de una forma más interactiva que en títulos anteriores.

Ubisoft también nos ha enviado datos sobre las ediciones del juego, que contarán con una muy especial para los seguidores de la serie. Esta incluirá la versión normal para PC de IL2 Sturmovik Cliffs of Dover, un mapa de tela con los puntos estratégicos marcados, una réplica de las notas de un piloto de la RAF durante la Batalla de Inglaterra y una guía de 150 páginas con instrucciones para los pilotos.