Insuficientes unidades de Kinect

Fabricar Kinect parece una labor complicada, incluso, para Microsoft. El lanzamiento mundial se asemeja bastante al de la consola que lo acompañará, Xbox 360, pero la compañía se enfrenta a una situación de mercado paralela. Las unidades disponibles no dan para cubrir la demanda inicial, algo que puede verse como un éxito o una oportunidad perdida, según se mire.

Una de las fuentes que han dado la voz de alarma es la cadena GAME. Con datos a nivel local, en Reino Unido, parece que Microsoft no podrá surtir de suficientes unidades de Kinect para cubrir las reservas ya hechas, con lo que algunos usuarios tendrán que recorrer otras tiendas o, sencillamente, esperar al reabastecimiento. De la misma ha reaccionado otra tienda habitual de origen también británico, Play.com, que informa a sus clientes sobre los posibles tiempos de espera en la recepción del nuevo dispositivo de juego.

En Estados Unidos se vive una situación parecida, aunque a mayor escala, ya que el grueso de unidades de Kinect irá destinado a este mercado, donde hay más de 20 millones de usuarios activos de Xbox 360. Fuentes como la cadena GameStop anunciaron una fuerte demanda inicial que, al igual que en Reino Unido, podría dejar las estanterías vacías en pocas horas. Sin embargo, la provisión de Kinect parece centrarse en evitar esta situación en su mejor mercado a nivel mundial.

A falta de confirmación oficial o datos en otros países, sólo podemos esperar a ver lo que sucede desde el 10 de noviembre, cuando el producto de Microsoft salga a la venta de manera oficial, junto al catálogo inicial de media docena de títulos diseñados para Kinect.