Keiji Inafune vs Capcom

En una reciente entrevista en el New York Times, Keiji Inafune (Dead Rising 2 y Resident Evil) se lamentaba de la forma en la que Capcom lleva el negocio de los juegos. Más concretamente, en la persistente obstinación de algunas compañías japonesas que no quieren tomar en cuenta los gustos occidentales para llegar a un mayor número de jugadores en todo el mundo. Y desde luego, por lo que dice Keiji Inafune, Capcom es una de ellas.

Sobre el tema de si tiene libertad para hacer lo que quiera en Capcom, Keiji responde "me gustaría pensar que sí pero es bastante difícil. Tengo muchas ideas por hacer pero no sé si las podré llevar a cabo. No comparto la visión que tiene la compañía". Pero por si nos han quedado dudas, profundiza en aquello que cree que Capcom está haciendo mal: "quiero hacer juegos que crucen nuestras fronteras (Japón), pero Capcom no se ha tomado la globalización en serio. Quiero conocer cómo viven los occidentales y hacer juegos que les entusiasmen". Como palito, desde luego, no está nada mal.

Pero no quedó ahí la cosa. Keiji Inafune parece estar descontento con su situación en Capcom y lo hace evidente: "he luchado durante muchos años por cambiar estas cosas pero el departamento comercial (de Capcom) se resiste a los cambios. Creen que los desarrolladores somos idiotas y que no tenemos ni idea de hacer negocios. Por esa razón no puedo estar en el consejo de administración".

Y si quedaba algún títere con cabeza en Capcom, allá que va Keiji con la katana a cortársela: "esa es la diferencia entre Capcom y Nintendo, que en Nintendo el 80% de la junta la forman personas que desarrollan juegos y en Capcom es cero".

Se admiten apuestas: ¿cuánto le queda a Keiji Inafune en Capcom?