El creador de Super Hexagon homenajea a Flappy Bird

Terry Cavanagh homenajea a su manera a Flappy Bird con Maverick Bird, un título que bebe mucho de Super Hexagon y que le pasa la mano por la cara al juego en el que se inspira.

Tras la desaparición de Flappy Bird han comenzado a salir hasta de debajo de las piedras clones (muchos de ellos mejores que el original, algo que tampoco es que sea demasiado complicado) para intentar pegar un bocado a la polémica que ha generado el primero. Terry Cavanagh no ha sido menos (a su manera) y Maverick Bird es el nombre de su particular homenaje.

Repasemos un poco la situación. La semana pasada comenzó uno de los episodios más curiosos del año relacionado con el mundo de los videojuegos: el repentino éxito de Flappy Bird, con todo lo que conllevó. Su desarrollador, Dong Nguyen, no aguantó la situación (bastante extraño todo) y decidió sacarlo de la circulación tras generar beneficios de 50.000 dólares diarios con la publicidad. A partir de ahí no han sido pocos los que han querido aprovechar el vacío que ha dejado creando sus propios clones, y uno de ellos ha sido Maverick Bird.

Para los que estéis más despistados en lo que respecta al mundo del desarrollo indie, Terry Cavanagh es el padre de VVVVVV y Super Hexagon, entre otros, y en este último se inspira hasta el infinito Maverick Bird, donde encarnaremos a un pequeño cuadrado que tendrá que superar los obstáculos que aparezcan en pantalla con bastante más variedad que en Flappy Bird y en el resto de clones. También jugablemente le pega un repaso importante, ya que además de un botón para “saltar” habrá otro para hacer todo lo contrario, algo necesario para algunas de las rutinas presentes.

Podéis jugar a Maverick Bird desde este enlace en vuestro navegador de forma totalmente gratuita y comprobar de qué pasta estáis hechos.