Lo mejor de 2013: La opinión de Alberto Lloret

2013 pasará a la historia, para mí, como el año de las oportunidades perdidas. Se han lanzado un montonazo de juegos respaldados por grandes nombres, pero ninguno o casi ninguno, ha estado a la altura de las circunstancias, por unas razones u otras. No es que hayan sido malos juegos, es que, se han dejado llevar en demasiados casos por el “más de lo mismo” con dos mejoras… o con ninguna.

 

Dentro de estos casos me vienen a la cabeza, por ejemplo, dos de mis sagas más queridas. Por un lado, God of War, que con Ascension quizá ya ha empezado a fijar su “descension” particular y necesita ofrecer novedades y, sobre todo, enemigos de mayor calado. Por otro, Metal Gear Rising: Revengeance. Un juego divertido, sí, que trae la acción más salvaje a la serie, pero que al mismo tiempo solo dura 5 horas. ¿De verdad?

 

Con GTAV me ha pasado algo parecido. Es un gran mundo abierto, con muchas cosas para hacer y técnicamente excepcional, pero la historia tiene altibajos, no se terminan de explotar determinadas situaciones (sin ir más lejos los propios atracos, que son demasiado simples para mi gusto) y algunos personajes, como Trevor, no terminan de explotar todo su potencial y queda convertido en una caricatura de lo que podía haber sido. Un gran juego, sí, pero para mi no ha sido el mejor del año.

 

Ese hueco se lo reservo a The Last of Us. Vale que a nivel jugable no inventa nada, pero sí consigue el que para mí es el mayor logro de este año: llevar la narrativa a un nuevo nivel. No solo para contar una devastadora historia, a través de detalles tan nimios como una pintada en la pared (¿quién no recuerda el drama de los supervivientes en las alcantarillas?), sino porque ha sido capaz de dar vida a una relación entre dos personajes virtuales como nunca nadie antes ha conseguido, ni siquiera mi queridísimo ICO.

 

Tampoco quería dejar de recordar a las víctimas del tiempo, los juegos se lanzaron muy a principio de año y que apenas nadie ya recuerda por el aluvión de novedades del último trimestre. Me estoy refiriendo, por ejemplo, a DmC, el reboot de Devil May Cry, que se lanzó en enero. Acción de la buena, con una gran historia, mejor puesta en escena y con momentos verdaderamente únicos, como el combate con el “feto” en la discoteca a ritmo de musicón electrónico (gran banda sonora, por cierto).

 

Otro “damnificado” fue el gran reboot de Tomb Raider, que se lanzó en marzo y que, quizá, pueda quedar sepultado por las últimas novedades. No os voy a engañar: lo dejé bien avanzado, sin terminar, por culpa de la rabiosa actualidad y las novedades que fueron llegando a posteriori y que requerían mi atención… pero lo que jugué me pareció otro gran título, que solo le faltó apostar más abiertamente por el multijugador.

 

¿Y qué os voy a decir de las portátiles? Pues que, a pesar de los comentarios negativos que leo, a mi Vita me está dando MUCHAS alegrías. Por un lado, gracias a PS Plus, he podido disfrutar de algunos títulos independientes que, o bien se me escaparon en su día o bien que, quizá, no hubiera probado por iniciativa propia. Limbo es un caso de lo primero, y Thomas Was Alone de los segundo. Y ambos me han encantado. Tampoco he mencionado Hotline Miami, Guacamelee! o Terraria (que me parece más cómodo que en PS3). Podría mencionar más, ¿pero para qué?

 

Gracias a Vita también he podido disfrutar de otros tres de mis juegos preferidos de este año: Dragon’s Crown, el excepcional beat’em up de los genios de Vanillaware (me gusta más en la portátil que en PS3); Persona 4 Golden, que aunque sea una adaptación de un juego de PS2, en su día no lo jugué y he disfrutado como hacía tiempo no me pasaba con un J-RPG; y Tearaway, lo último de Media Molecule (para mi son ya “el nuevo Nintendo”), que ha sido de lo más artístico, bello y original de este año. Y eso por no hablar de 3DS, con A Link Between Worlds, los clásicos de Sega para 3DS… La portátil de Nintendo ha tenido un año ESPECTACULAR plagado de grandes nombres exclusivos, pero muchos no terminan de encajar con mis gustos, como Inazuma Eleven.

 

Bueno, para ser sinceros, quizá lo más original que he jugado este 2013 se llama Papers, Please un juego indie de PC que nos mete en el papel de un inspector de inmigración, que decide quién cruza la frontera y quien no en el estado comunista de Arstotzka, simplemente sellando pasaportes y revisando la escasa información que nos dan. Un juego simple en apariencia, pero francamente original y divertido.

 

También destacaría como algo bueno de 2013 el lanzamiento de las nuevas consolas. Son otro ejemplo más de las oportunidades perdidas que comentaba al principio. Son grandes máquinas, pero en ningún caso han tenido un “catalogazo” inicial (la velocidad me gusta para un rato, en el caso de Forza Motorsport 5, y tampoco soy de juegos deportivos, por lo que descarto FIFA y NBA 2K). Pero aún así, hay juegos que me gustan, como Resogun en PS4 y Dead Rising 3 en Xbox One. No son perfectos, pero son los que salvan los muebles (dejando a un lado los mejores multiplataforma, claro).

 

De 2013 también destacaría, quizá como bueno, el declive de los shooters de corte bélico actual. Se nota la falta de ideas y, eso se está notando en las ventas (quien diría que Activision iba a bajar el precio de su juego tan pronto, ¿eh?). Quizá este primer aviso les obligue a inventar una revolución similar a la que supuso el primer Modern Warfare… pero eso, si llega, será en 2014. Quizá solo se salva de la quema Battlefield 4 en la nueva generación y PC, pero no es menos cierto que la cantidad de problemas que está teniendo en su apartado online han estropeado un poco su lanzamiento.

 

Tampoco me gustaría dejar de mencionar títulos que, por desgracia, tengo aún pendientes. El tiempo es finito y por eso, algunos títulos de renombre no aparecen en estas líneas, como BioShock Infinite o Super Mario 3D World, bien porque directamente no los he empezado (como el de Nintendo), o bien porque no he invertido suficiente tiempo como para emitir un juicio, como en el caso del juego de 2K. Quizá en estas vacaciones...

 

¿Y qué espero de 2014? Pues mucho y muy bueno. Como digo en el vídeo, primera parada obligatoria para mi, Castlevania Lords of Shadow 2. Ya he tenido la suerte de poder jugarlo y, amigos, estamos ante algo muy grande. Algún desarrollador español se puede enfadar por mi comentario (“que no parece español”), pero es que lo que está haciendo Mercury Steam está en otra liga, una superproducción como solo los estudios yankees o japoneses saben y pueden hacer. Y, de verdad, que me perdonen los ofendidos.

 

Tampoco pierdo de vista Metal Gear Solid: Ground Zeroes, Titanfall o inFamous Second Son, Thief o Dark Souls II. Eso solo para el primer trimestre (sin olvidar DriveClub, Tomb Raider Definitive Edition…). Lo que tengo claro es que este año PS4 y Xbox One tienen que demostrar de lo que son capaces, sobre todo de cara a la recta final de 2014, como The Witcher 3 (que cada vez tiene mejor pinta), esperemos que Uncharted “4” o Quantum Break. Y antes está el E3, que también promete traer montón de nombres y caras nuevas…

 

Pero lo que de verdad espero y deseo es que en 2014 Nintendo se ponga las pilas y empiece a ofrecer juegos únicos como ellos solo saben hacer. Quiero un Zelda para Wii U que me haga sentir como Ocarina of Time (si sois de sus detractores, poned el título que queráis). Quiero locuras como Rhythm Paradise u Ossu! Tatakae Ouendan que no encuentro en otras consolas. Quiero, en definitiva, la magia de Nintendo. Son una compañía NECESARIA para la industria, pero necesitan cambiar su estrategia en muchos aspectos, incluida las tiendas digitales y sus precios.

 

Podría seguir aburriéndoos con 2000 o 3000 palabras más, pero, en resumen, 2014 promete ser un año muy, muy, interesante. Y nosotros estaremos aquí para contároslo todo. Mientras tanto, disfrutad todo lo que podáis y, sobre todo, ¡que tengáis unas muy felices fiestas y que en el nuevo año se cumplan todas vuestras ilusiones!

 

MI Top 10 de juegos de 2013

 

1. The Last of Us

2. GTA V

3. Dragon’s Crown

4. Batman Arkham Origins

5. Tomb Raider

6. Persona 4 Golden

7. DMC

8. The Legend of Zelda A Link Between Worlds

9. Tearaway

10. Papers Please