Microsoft 'no fuerza' a usar Kinect

Kinect es una opción y, también, algo que estará ahí aunque pase inadvertido. Algo así se desprende de las declaraciones de Dennis Durkin, directivo de Microsoft, al medio IndustryGamers.

Después de un E3 2011 en el que se afirmó que todos los títulos de la próxima temporada serían compatibles con Kinect, muchos se llevaron las manos a la cabeza. Sin embargo, además de los juegos que parecen usar esta opción como algo muy visible (Ghost Recon Future Soldier, Mass Effect 3, Forza Motorsport 4, etc.), también tendremos esa compatibilidad de una forma más transparente.

Según se afirma desde Microsoft, no se trata de obligar a nadie a que incluya funciones propias de Kinect en los juegos. Ni siquiera será necesario seleccionar alguna opción en los kits de desarrollo, a menos que se desee emplear alguna característica avanzada. La propia interfaz y el software de la consola serán los que ofrezcan esas posibilidades, con sólo pulsar el botón guía del mando. Algo similar a lo que se puede hacer, desde hace años, con la comunicación por voz, los datos del perfil de usuario, la música en segundo plano, las descargas de contenidos... vamos, que Kinect tendrá sus propias opciones en el menú, a la espera de que alguien quiera usarlas.

Por otro lado, el equipo interno responsable de Kinect, en Microsoft, está a disposición de todo aquel desarrollador que quiera experimentar. Se ha establecido un laboratorio donde hay cabida para cualquier idea y, en caso de descubrir algo potencialmente interesante, se ofrece inmediatamente a la comunidad. Digamos que, Microsoft, se ha socializado un poco más con todo tipo de desarrolladores, gracias a Kinect. Algo en lo que seguramente influya bastante la aparición de controladores oficiales para Windows, que prometen llevar la tecnología de serie en Xbox 360 a todo tipo de ordenadores.