Miyazaki cree que el secreto de la diversión en Bloodborne está en el esfuerzo

El director de Bloodborne, Hidetaka Miyazaki, ha comentado que la diversión de jugar a Bloodborne radica en el esfuerzo que requiere conseguir los objetivos, ¿estáis de acuerdo?

¿Por qué las calles de Yharnam son tan adictivas? ¿Es que acaso nos gusta que nos maten una y otra vez? Con motivo de la nueva expansión de Bloodborne, la revista Edge habló con el director del juego, Hidetaka Miyazaki, para discutir este ingrediente tan importante a la hora de desarrollar un título.

"Creo ser capaz de comprender algo que contiene un factor de diversión innato. Verás, ser capaz de comprender algo después de haber hecho un esfuerzo es propicio para crear una diversión. Es algo del estilo que si no tienes que trabajar para conseguir algo, la experiencia es menos estimulante."

"Es la misma sensación relacionada con el nivel de dificultad y la sensación de plenitud. Para sentirse satisfecho primero hay que tener un objetivo que cumplir. Al mismo tiempo, poder cumplirlo debe ser una realidad posible."

Unas ideas de lo más lógicas las que transmite Mizayaki y es que tiene toda la razón del mundo al afirmar que cuánto más nos cuesta algo, mayor es la satisfacción que nos produce una vez que lo conseguimos. Bloodborne aterrizó en PlayStation 4 el pasado mes de marzo y desde entonces ha cosechado más éxito del esperado por parte de Sony. Si ya habéis conseguido eliminar a todos los jefes y pasaros todas las mazmorras, no sufráis, porque a finales de año Bloodborne recibirá una nueva expansión, tal y como os hemos comentado al principio de la noticia.