¿Nos quedamos sin Bioshock en el cine?

La película de Bioshock es algo que nos dio fuerte hace meses. Incluso Steven Spielberg parecía interesadísimo en ella. Sin embargo, unas declaraciones de Gore Verbinski nos han quitado parte de la ilusión.

Al parecer, el proyecto no ha despegado todavía y no parecen llegar noticias sobre su producción efectiva. Los motivos que esgrime uno de los responsables de Piratas del Caribe y la reciente Rango son las que ya temíamos. Una película basada en Bioshock debe estar destinada a un público adulto, con lo que se perdería el dinero de las entradas infantiles. Además, el presupuesto para crear un mundo submarino creíble sería muy alto, con lo que no compensaría si se limitan los ingresos.

Parece que los productores no han dado con la fórmula válida para llevar Bioshock al cine, al menos de momento, con lo que el proyecto puede quedarse en algún cajón a la espera de ideas. La verdad, como afirma Gore Verbinski, ver un Rapture en 3D podría estar realmente bien. Quizá sea este el camino para amortizar la inversión, hacer un Avatar para mayores de 18 (21 en Estados Unidos) y que no se asusten por ver niñas y jeringuillas en el mismo fotograma, pero de momento habrá que esperar tiempos mejores para la industria.