Pay the Ghost y Left Behind: Nicolas Cage entre fantasmas y raptos bíblicos

Nicolas Cage es una leyenda viva del cine, ¡y sus pelos ni te cuento! Ahora sabemos de un nuevo proyecto que protagonizará en breve: Pay the Ghost, aunque antes llegará Left Behind.

Ya sabéis lo prolífico que es Nicolas Cage: no le hace ascos a nada como os explicamos en nuestros reportajes gemelos de por qué mola y por qué no mola el actor. Acabamos de saber que pronto lo veremos en una cinta de terror: Pay the Ghost, que lleva bastante tiempo en el tintero.

¿De qué trata? Pues nos llevará a la noche de Halloween cuando el hijo de una pareja es secuestrado. Lo escalofriante del asunto es que transcurrido un año comenzarán a sentir su aterradora presencia. Una serie de pistas les llevará a Nueva York donde descubrirán antiguos secretos y un espíritu vengativo feroz que parece dispuesto a cebarse con ellos.

Pero antes de que llegue a carteleras Pay the Ghost lo hará Left Behind... Y seguro que no nos deja indiferentes puesto que se basa en la creencia en "el rapto bíblico". Se trata de una teoría que defienden ciertos sectores religiosos según la cual un grupo de personas justas ascenderá a los cielos para ser salvada antes del Apocalipsis.

Nicolas Cage será en dicha película Rayford Steele, un piloto que se encuentra en pleno vuelo con un avión comercial en el momento del rapto, que provoca que millones de personas de todo el mundo desaparezcan (el guión es optimista, si cree que hay tanta gente justa en el mundo, la verdad). El caso es que Rayford tendrá que afrontar problemas como estar pilotando un avión dañado mientras el pasaje está aterrado y se muere por regresar con su familia.

La película la dirige Vic Armstrong, que ha venido desarrollando su carrera como director de segundas unidades de películas como La guerra de los mundos, Soy leyenda o The Amazing-Spider-Man.

No os quejaréis, que Nicolas Cage tiene tiempo para todo, estos dos proyectos que nos han llamado especialmente la atención están entre otros muchos que nos van a permitir seguir disfrutando tanto de sus buenas pelis como de sus castañas pilongas. ¡Este hombre es una institución!

Lecturas recomendadas