Por la cara, una comedia de despega con fuerza

La comedia Por la cara (Identity Thief) protagonizada por Melissa McCarthy y Jason Bateman ha conseguido en sus tres primeros días de exhibición en Estados Unidos una recaudación de 34 millones de dólares, prácticamente lo que costó producirla.

Un crédito ilimitado ha permitido que Diana (Melissa McCarthy, a la que también veremos próximamente en Si fuera fácil) viva a lo grande a las afueras de Miami, donde esta reina de las compras ha podido hacerse con todo lo que le apetecía.

 


 

Solo hay una pega: la identidad que usa para financiar dichas compras es la de Sandy Bigelow Patterson (Jason Bateman, Cómo acabar con tu jefe), un comercial que vive en la otra punta de Estados Unidos. Con solo una semana para encontrar a la persona que le está timando antes de que su vida se haga pedazos, el auténtico Sandy Bigelow parte hacia el sur para enfrentarse a la mujer que va a arruinarle la vida. Mientras se esfuerza en convencerla, persuadirla y sobornarla camino de Denver, descubrirá lo difícil que es recuperar su nombre.

 

El estreno en taquilla de la cinta dirigida por Seth Gordon no ha podido ser mejor, cubriendo los gastos de la película en su primer fin de semana.

 

El segundo puesto en el ránking lo ocupa Memorias de un zombi adolescente que tampoco está teniendo malos resultados y Efectos secundarios, de Soderbergh, que debuta en la cartelera situándose en tercera posición.