Retrocompatibilidad en PS4: ¿Podremos jugar juegos de PS3, PS2 y PSOne?

¿Por qué no hay retrocompatibilidad en PS4? ¿Podremos jugar a juegos que ya tengamos de PS3, PS2 y PSOne algún día en la nueva consola de Sony? Os explicamos sus inconvenientes y posibles soluciones. 

En el E3 2015 vimos como Microsoft ponía fin a la polémica de la retrocompatibilidad y hacía que Xbox One fuera retrocompatible con Xbox 360, algo que encantó a los usuarios de la consola y que crispó a los de PS4, que vieron que Sony no movía fichas en el asunto y que seguirían sin poder disfrutar de sus viejos títulos en su máquina.

Todo esto ha hecho que nos llevemos a la gran pregunta: ¿Podremos jugar algún día a los juegos de PS3, PS2 y PSOne en PlayStation 4 sin tener que volver a pagar por ellos? Por ahora todo parece indicar que no será así, pero ¿por qué? ¿Tan difícil sería hacer retrocompatible PS4? El portal DualShockers  ha estado investigando y han llegado a una conclusión bastante curiosa que queremos compartir con todos vosotros.

Según informan, parece que todo se debe al diseño original de PS3 y de PS4 que haría incompatibles sus juegos. Tal y como explican en el citado medio, en el caso de Xbox One ha sido posible porque Xbox 360 fue construida bajo la arquitectura de PowerPC, que es muy diferente a la arquitectura x86-64 de Xbox One pero que no supone una diferencia tan grande como para impedir la emulación de títulos en la nueva consola. Algo muy diferente a lo que ocurre con la máquina de Sony.

Como ya sabéis, PS3 fue construida bajo una arquitectura centrada en la tecnología del procesador Cell y en cu unidad SPU. Esto hizo que todos los juegos de PS3 necesitasen ser optimizados para poder ser jugados con esta tecnología, por lo que no serían compatibles con PS4 sin una nueva optimización. Un hecho que también explicaría la notable diferencia que ha habido siempre entre los títulos first party de Sony y los demás ya que sus estudios tenían una información más detallada del funcionemiento de la consola.

Como decimos, la tecnología del chip Cell y de la SPU de PS3 resultan tan únicos que la emulación en PS4 resulta extremadamente compleja. Y es que el 8-core AMD x86-64 CPU Jaguar de PS4 no podría, a día de hoy, realizar el proceso de optimización de los juegos de pasadas generaciones y conseguir así emularlos de manera nativa. Esto haría que para poder hacerlo, PS4 tuviera que ser rediseñada, suponiendo un enorme coste para Sony.

¿Qué ocurre entonces? Ya os contamos hace unos días que Sony no cierra la puesta a la retrocompatibilidad en PS4 de cara al futuro, aunque de momento ni se lo plantean. Y es que, la compañía ya ofrece la posibilidad de disfrutar de títulos de las anteriores consolas en PlayStation 4 gracias al servicio PS Now. Lo malo de esto es que el servicio de juego en la nube es de pago y, como es lógico, esto no termina de agradar a los usuarios ya que supone que tienen que pagar de nuevo por juegos que ya poseen.

Habrá que ver si Sony decide tomar medidas y si ofrece algún tipo de opción para poder jugar a los juegos que ya se tengan en las anteriores consolas haciendo uso de PS Now sin tener que paga por ello. Sería una interesante alternativa a la retrocompatibilidad si consiguieran que el servicio detectase los títulos originales de PS3, PS2 y PSX en la nueva consola y permitiese emularlos desde la nube de manera gratuita.