Robert Rodriguez demanda a los productores de Machete Kills y Sin City 2

Lo dos últimos títulos del director Robert Rodriguez le han salido ranas en taquilla pero además ha decidido demandar a los productores por incumplimiento de contrato y fraude, ¡la cosa pinta muy fea!

¡Menuda se ha liado! Después del fiasco comercial de Machete Kills y ver cómo Guardianes de la galaxia se comía con patatas a Sin City: una dama por la que matar, Robert Rodriguez no podía estar demasiado contento, pero menos lo estaría cuando Sergei y Marina Bespalov, los responsables de la productora y distribuidora Aldamisa Entertainment se declararon insolventes dejándole "con el culo al aire".

Según ha sacado a la luz Variety, El Chingón Entertainment y Quickdraw Holding, las compañías fundadas por Robert Rodriguez, han interpuesto una demanda por fraude y por impago de una deuda de 6 millones de euros. Y es que al parecer, los Bespalov y sus socios le habrían asegurado que contaban con fondos para respaldar no solo estos dos proyectos sino otros futuros negándose después a pagar basándose en los malos resultados de taquilla de ambas películas: Machete Kills costó 20 millones de dólares y solo recaudó 15 y la segunda entrega de Sin City costó 65 y recaudó solo 38.

Rodriguez se ha visto obligado a poner dinero de su bolsillo para pagar las facturas de sus películas, gastos entre los que se encontrarían los honorarios del guionista de Machete Kills, Kyle Ward entre otros.

Si la demanda prospera, los Bespalov se enfrentarían a un juicio con jurado cuyo resultado podría obligarles a indemnizar a Rodriguez, si bien es pronto para hablar de cifras... Sería cuestión de dirimir si procede abonar la cuantía que reclama el demandante además de los posibles daños y perjuicios que reclama el director. La polémica está servida.