Rockstar demandada por la hija del mafioso Salvatore Gravano

Karen Gravano, la hija del mafioso Salvatore "Sammy the Bull" Gravano, denuncia a Rockstar por el supuesto uso de su imagen para la creación del personaje Antonia Bottino en GTA V.

El arrollador éxito y los pingües beneficios que Rockstar está consiguiendo con GTA V no pasan inadvertidos para nadie, ni siquiera para algunos que, ni cortos ni perezosos, se animan a denunciar a la compañía por el supuesto uso (sin consetimiento) de su imagen en el videojuego.

La última en sumarse al carro de los 'afectados' que buscan limpiar su imagen con fajos de billetes es Karen Gravano, participante de un conocido 'reality' norteamericano, que ha denunciado a Rockstar por presunto uso de su identidad para crear el personaje de Antonia Bottino.

Según sostiene la demandante, el aspecto y la historia de Antonia Bottino guarda demasiadas similitudes con las suyas, ya que -además del "parecido físico"- el personaje de GTA V es hija del mafioso Sonny Bottino, mientras que el padre de la 'celebrity' norteamericana es ni más ni menos que Salvatore Gravano, más conocido en lugares en los que a ninguno de nosotros nos gustaría estar jamás como Sammy the Bull (éste sí que parece un personaje de GTA V). Por si nunca habíais oído hablar del señor Gravano, os dejamos el enlace a su ficha en la Wikipedia, en la que podéis leer parte de su historial delictivo con la familia Gambino, un clan de la mafia que opera en Nueva York.


Regresando a la denuncia, Karen Gravano solicita a Rockstar un total de 40 millones de dólares, de los que parte corresponderían a sus derechos de imagen y, el resto, a una indeminización por daños y prejuicios.

Esta no es la primera vez que alguien amenaza con denunciar a Rockstar ante los tribunales por el uso de su imagen sin autorización, y hace unos meses la actriz Lindsay Lohan también quiso cargar judicialmente contra la desarrolladora por, según ella, inspirarse en ella para crear un artwork de GTA V... aunque en ese caso el tema estaba claro y se sabía que la ilustración estaba inspirada en la modelo Shelby Welinder.

¿Llegará a buen puerto (para ella) la denuncia de Antonia Bottino?

Fuente: NYdaily