Soul Sacrifice, sus decisiones y consecuencias

Keiji Inafune sigue trabajando duro en su primer proyecto para PlayStation Vita, Soul Sacrifice, hablándonos en esta ocasión sobre las decisiones morales y sus consecuencias en nuestro personaje.

Tomar decisiones nunca es una tarea fácil y mucho menos si en ellas tenemos que tomar la responsabilidad y hacer sacrificios. Basándose en esta lógica conducta humana, Keiji Inafune y su equipo están trabajando muy duro en el desarrollo de Soul Sacrifice, el primer título del genio japonés para PlayStation Vita.

La mecánica de Soul Sacrifice es tan sencilla que asusta: tal y como su propio nombre explica, en nuestra mano estará el sacrificar partes de nuestro cuerpo para poder dominar el arte mágico que necesitaremos con el fin de combatir a los enemigos que abundarán en este cruel y oscuro mundo.

Hasta aquí nada nuevo. Pero si nos ponemos a pensar en que Soul Sacrifice tendrá un modo multijugador para hasta cuatro personas, las posibilidades son infinitas. Y ahí es donde el equipo de Inafune está centrando sus esfuerzos. ¿Quién iba a imaginar que la moral formaría parte del juego?

Como si de un Fable se tratara, por decir algún título, nuestro personaje verá modificado su aspecto según las decisiones que tome. Decisiones que cada vez serán más complicadas de llevar a cabo. ¿Sacrificar a un compañero que está a punto de morir y es prácticamente inútil o salvarle la vida? ¿Luchar contra un enemigo que necesita mataros para poder rescatar a su familia o ignorarlo? No vale hacerse el sueco y pasar de largo, hay que decidir.

Soul Sacrifice jugará con la ambigüedad moral y nos obligará a tomar decisiones muy duras, que nos llevarán por el camino del bien o por el del mal, notándose directamente en nuestro aspecto y habilidades. El tema de sacrificar ya lo tenemos bastante controlado, aunque nos gustaría conocer cómo caminar por la senda del bien. Y vosotros, ¿qué camino tomaréis en esta aventura que esperamos como agua de mayo para PlayStation Vita?