Spring-Heeled Jack, ¿el mito detrás de Batman?

Spring-Heeled Jack, un personaje del folklore británico, es posiblemente una de las principales inspiraciones de Batman. ¿Queréis saber más acerca de este personaje de leyenda?

No, este artículo no va de plagios relacionados con el origen de Batman. Si queréis que os contemos algo parecido podéis echar un vistazo al artículo sobre La Sombra y el primer cómic del Caballero Oscuro que os mostramos hace unos meses. En su lugar, hoy vamos a hablaros de un personaje que, posiblemente tenga bastante que ver con la creación del héroe, aunque no os lo podamos asegurar del todo. Se trata de Spring-Heeled Jack.

 

Spring-Heeled Jack, o si lo preferís Jack Pies de Muelles (o Jack Saltarín), es un personaje del folklore inglés. Se trata de una invención surgida en torno a 1830 en la campiña inglesa. Durante esa década, diversos testigos afirmaron haberse topado de noche con una criatura siniestra de noche, la cual brincaba con saltos sobrehumanos. Los testigos describían a la figura demoniaca, con garras en los dedos, negras, de piel oscura y (en ocasiones) dotada de alas de murciélago. 

 

 

Históricamente existen numerosos juicios y procesos judiciales a supuestos "Jacks", pero lo cierto es que no se llegó a detener al verdadero en ninguna ocasión, y su figura pasó a convertirse más en leyenda y folklore que en algo real. Incluso en 1870 se llegó a señalar que una multitud lo había acorralado y linchado... pero no de forma concluyente. De hecho, la última vez que se mencionó al personaje como posiblemente real fue en 1954, cuando alguien (caracterizado como Spring-Heeled Jack) fue visto medoreando de noche.  

 

Paralelamente, al margen de la realidad, Spring-Heeled Jack también está presente en la ficción. El personaje fue adaptado varias veces en los llamados Penny Dreadfull (magazines sensacionalistas, antecesoras de las novelas pulp). En estos folletos, se describía a Jack como una suerte de aventurero. En ellas, el autor Alfred Burrage, retrataba a Spring-Heeled Jack como el alterego de SHJ, un rico aristócrata que luchaba contra el crimen vestido como una especie de murciélago y armado con gadgets imposibles... ¿A quién os recuerda ésto?

 

Ahora bien, aunque sospechoso, no hay constancia de que Bill Finger o Bob Kane, los creadores de Batman, conocieran al personaje. Aunque popular dentro de la cultura inglesa de finales del XIX y principios del XX, es peregrino apuntar a que el "plagio" fuera intencionado, a pesar de lo mucho que huelen los paralelismos. Por nuestra parte preferimos pensar que se trata de una curiosa coincidencia que evidencia una verdad tremenda, que desde hace tiempo ya no hay nada nuevo por inventar. 

 

Fuente: Comicbook.com