The Outsider se queda congelado

Cuando David Braben toma las riendas de un proyecto con grandes pretensiones, los inversores y muchos de nosotros nos echamos a temblar o, mejor aún, nos armamos de paciencia. Es el caso de The Outsider, un título que nos iba a meter en tramas políticas y económicas, donde el mundo se comportaría según nuestras acciones e investigaciones.

Han pasado más de cinco años desde que empezamos a ver información e, incluso, imágenes de The Outsider. Incluso se ganó el apoyo de Codemasters para que llegara a buen puerto, aunque esta se desvinculó del proyecto el pasado año. El caso es que, cuando el río suena... pues bien, la compañía del creador de Elite y Frontier (precisamente este es el nombre de la desarrolladora) se va a centrar en otros títulos. Esto ha provocado que The Outsider se quede en un plano aún por determinar oficialmente, pero lejos de nuestras consolas y ordenadores, eso está claro.

Seguramente, hay un elemento importante en la situación actual y su nombre está en boca de muchos, Kinect. Precisamente, un título de Frontier se ha convertido en abanderado de los juegos infantiles de la nueva plataforma de Microsoft, Kinectimals. Además de haber dado a la desarrolladora una experiencia que otros envidian, los beneficios no han tardado en llegar y el filón parece abierto. Es más, el talento que ofrecen los de David Braven puede invertirse en otras plataformas y, quién sabe, quizá dentro de un tiempo retomen The Outsider con muchas más ganas.