Valve planea vender PC prefabricados

Valve da el siguiente paso de gigante en pos de acercarse al mundo de las consolas con su próximo proyecto: vender ordenadores ya montados para tenerlos en el salón conectados al televisor.

Valve continúa adelante exitosamente con sus planes de dominación mundial. Siendo Steam la plataforma de distribución digital más usada del mundo con diferencia y tras haber sometido a su yugo a prácticamente todo el mercado del PC, no éramos precisamente pocos los que pensábamos que la compañía se pasaría al mundo de las consolas para terminar de firmar su hegemonía en el sector.

Pero no adelantemos acontecimientos, ya que tendremos que esperar un poco todavía para que la compañía de Gabe Newell lance su propia consola al mercado. El paso intermedio ya está en camino, y no es otro que un híbrido entre ordenador y consola, por llamarlo de alguna manera.

Técnicamente, no deja de ser un PC, pero cualquiera de vosotros, si se dedica a jugar en dicha plataforma, sabe que hay que lidiar con muchos aspectos tanto físicos como digitales si queremos disfrutar en condiciones de la experiencia, entre los que destaca el cambiar de componentes cada cierto tiempo y estar actualizado, por poner algunos ejemplos. Estos ordenadores que Valve tiene previsto distribuir serán más cerrados y tendremos mucho menos material que toquetear y configurar con tal de simplificar las cosas, con todo lo que ello conlleva.

Su existencia va ligada al recientemente estrenado modo Steam Big Picture, que nos permite conectar nuestro PC a una pantalla enorme (orientado a televisores, pero no tiene que ser uno obligatoriamente) para que la interfaz de Steam se adapte a ella de una forma más intuitiva y cómoda que la habitual.

Poco a poco vamos ligando cabos, y es que lo que podría pasa por la mente de Newell y compañía no es otra cosa que vender un ordenador orientado a jugar en diferentes packs según las necesidades de cada jugador, relativamente capado en términos de sistema operativo y configuración, con tal de que lo pongamos en el salón como si de una consola más se tratase.

La idea no es mala, ni mucho menos, y siendo Valve (y alguna otra compañía más por revelar) la que la ejecuta, no podemos esperar nada malo del asunto, pero todavía hay demasiadas incógnitas por responder antes de que podamos opinar con sentido al respecto, como el precio al que llegarían o hasta qué punto estaríamos limitados con dicha plataforma para hacer otras cosas que no sean jugar.

¿Qué os parece a vosotros esta suerte de estandarización, pillado con pinzas el concepto, del mundo del PC? De lo que no hay duda es que para aquellos que quieren comprarse un equipo pero que no tienen ni idea del tema, les sentará como un guante. Eso sí, es impresionante lo que son capaces de hacer desde Valve con tal de escurrir el bulto y no hacer un juego terminado en tres, ¿no creéis?

Lecturas recomendadas