Imagen de perfil de Alberto Lloret
La opinión de
Alberto Lloret

E3 2014: Lecciones a aprender para 2015

imagen por defecto contenido opinión

<p>Llevo una semana siendo el “grumpy cat”, el gruñón agorero <i>que echa pestes</i> del E3 de este año. Empecé la semana pasada en el <a href="http://www.hobbyconsolas.com/blogs/alberto-lloret/e3-2014-e3-marmota-73590" title="E3 2014: el E3 de la marmota en el blog de Alberto Lloret en HobbyConsolas.com">blog</a>, y esta semana retomo el tema.

Llevo una semana siendo el “grumpy cat”, el gruñón agorero que echa pestes del E3 de este año. Empecé la semana pasada en el blog, y esta semana retomo el tema. Y es que, tras ver las cuatro primeras conferencias, sigo pensando que algo no ha funcionado. Que no se ha sabido conectar con el público. Errores y defectos, tanto en la presentación como en la ejecución, que han dejado un día de las conferencias más descafeinado de lo que me hubiera gustado.

Y me lo parece por múltiples factores. El primero y más evidente, todos los anuncios pre-E3 han restado impacto e interés a cada conferencia. Desde Project Beast hasta Forza Horizon 2, el que más y el que menos ya había mostrado parte de su mano antes de que la propia feria comenzara, dejando muy pocos ases para el verdadero arranque del tinglado. No exagero si digo que el número de anuncios sorpresa por cada compañía se puede contar con los dedos de una mano… y me sobran dedos.

Ya me despaché a placer la semana pasada sobre el tema y así que no me repetiré. Lo que cada vez tengo más claro es que las propias compañías deberían hacer un examen de conciencia y elegir mejor qué mostrar y qué no. La feria es sin duda el mejor escaparate que uno pueda soñar para mostrar sus juegos, sí, pero… ¿se tiene en cuenta quién lo está viendo? En base a este público, ¿tienen cabida todos los títulos? Me puedo equivocar, pero tengo muy serias dudas de que el público objetivo sean los jugadores de Los Sims 4, Just Dance o Shape Up, por citar algunos ejemplos.

No digo que sean juegos malos o que no vayan a vender la de dios en navidad… ¿pero era el momento de enseñarlos? Sinceramente, creo que no. Es más, estoy convencido de que son uno de los principales culpables de los bajones de ritmo de las conferencias. Empezar con Star Wars Battlefront en el caso de EA fue todo un acierto, un gancho que ya se metió a la gente en el bolsillo… pero el efecto se fue perdiendo según nos acercábamos a a Los Sims 4 y lo remataron al llegar a Battlefield Hardline, del que había información y vídeos a cascoporro días antes de la feria.

Ahí también entra en juego la maña de cada compañía, de cómo envuelve y remata su presentación, y hoy por hoy, Ubisoft sigue dominando la materia como nadie y de las pocas que sigue ofreciendo un “show” de verdad, con vocación de entretener a la par que enseñar/informar. Ya lo hizo hace 2 años con Watch Dogs, aunque el resultado final no fuera lo mostrado… y este año lo ha conseguido otra vez con las demos de Assassin’s Creed Unity y Far Cry 4. Al menos ellos parecen haber entendido que un gameplay vale más que mil trailers y mil palabras.

Porque esa es otra cosa que las compañías deberían replantearse de nuevo: no basta con decidir qué enseño, sino también CÓMO lo enseño. Trailers CG como el mencionado de The Division (muy bonito sí, pero con 0% de juego, aunque en Microsoft si se vió), Halo 5 o el de Scalebound (lo nuevo de Platinum exclusivo de Xbox One), en el siglo XXI es “es como quien tiene un tío en Alcalá, que ni tiene tío ni tiene ná” . Si Kamiya está detrás, sé que Scalebound merecerá la pena… pero aún sigo sin tener muy claro su concepto de juego. Y eso, el poso que me deja, es casi peor que desconocer su existencia.

Del mismo modo, parece que ya solo existen PS4 y Xbox One. ¿No habrá ningún lanzamiento para la anterior generación? Sin ir más lejos hay otro Assasin’s Creed para PS3 y 360, pero no se les vio el pelo. ¿Y qué me decís de Kinect, que el año pasado era pieza fundamental de la experiencia Xbox One y este año ha brillado por su ausencia? ¿Y de PS Vita, la gran compañera de PS4 que carece de títulos triple A propios? ¿O la total ausencia de juegos a los que se les ha dado mucha bola, como Driveclub?

Tampoco me ha gustado el rollo “te enseño solo la puntita” que, por ejemplo, ha practicado Sony con Uncharted 4: A Thief's End. Estaba llamado a ser uno de los juegos gordos de la feria, y lo que han enseñado, no deja de ser otro “teaser” como el del mapa de hace unos meses. Con el motor gráfico del juego, sí, pero cero jugabilidad, y cero espectacularidad. El modelo de Nathan muy currado sí, pero a estas alturas eso es como decir que mañana va a salir el sol. ¿O no? Ahí Sony ha perdido la oportunidad de, realmente, marcar las diferencias con la competencia.

En cualquier caso, creo que las compañías deberían volver atrás en el tiempo, replantearse su estrategia de comunicación y no volver a cometer el error de desvelar todo antes de tiempo. Volver a, por ejemplo, el E3 de 2005, el año que se anunció oficialmente PS3 con su mando boomerang, acompañada de trailers tan irreales como el de Killzone 2… pero que en conjunto dejaron un mejor sabor de boca, un espectáculo muy superior al de este año, que como decía hace una semana, está siendo el E3 de la marmota…

Lecturas recomendadas