Imagen de perfil de Javier Abad
La opinión de
Javier Abad

¿El E3 de la realidad virtual?

imagen por defecto contenido opinión

A medida que se acerca el E3 2015, las compañías van poniendo sus cartas sobre el tapete y haciendo que el medidor de hype de los usuarios suba hasta cotas estratosféricas. La semana que viene vamos a tener noticias frescas de los juegos más esperados: algunos ya son conocidos (hablo de Uncharted 4, Halo 5 GuardiansRise of the Tomb Raider, por ejemplo), mientras que hay otros que nos tienen en ascuas a la espera de novedades (apuntad aquí Fallout 4, Mass Effect 4, Star Fox o Gears of War 4).

Viendo el ramillete de títulos que acabo de mencionar, más muchos otros que todos tenemos en mente y se han quedado fuera de ese repaso rápido, es lógico pensar que esta edición de la feria va a ser de las que se recuerdan por los juegos, no por las grandes novedades en cuanto a hardware (no cuento como tales los anuncios de PS4Xbox One con 1TB de capacidad). Sin embargo, puede que nos llevemos una sorpresa, porque aunque no lo tengamos fijo en nuestro radar, quizá estemos a punto de asistir al despegue definitivo de una tecnología que quiere impulsar la forma de disfrutar los juegos: los dispositivos de realidad virtual

Es cierto que llevamos muchos meses oyendo hablar de Oculus Rift (hasta hemos podido conducir con él los coches Project Cars), que ya en el E3 2014 pudimos probar Project Morpheus, por ejemplo, y que Microsoft nos ha abierto una ventanita al futuro con la realidad aumentada de Hololens. Pero también lo es que hasta ahora hemos basado casi todas nuestras impresiones en demos técnicas. Ahora, sin embargo, debemos ir un paso más allá. Ya no nos conformamos con promesas que luego se harán realidad... o no, porque conviene no olvidar que por el Convention Center de Los Angeles suele dejarse caer en estas fechas algún que otro "vendedor de burras".

Por eso, este año queremos que la feria nos sirva para descubrir qué aplicaciones reales tendrán estos dispositivos (sean juegos o servicios), necesitamos que nos confirmen su fecha de lanzamiento y su precio definitivos, y queremos, en resumen, manejar todos los datos que necesitamos para saber si realmente estamos ante un paso adelante en el mundo de los videojuegos o un soufflé que se deshinchará como no hace tanto pasó con la "burbuja" de las 3D.

Yo soy de los que todavía necesito que me convenzan de que las nuevas gafas de realidad virtual son esa evolución en la que muchos confían. Creo que alguna vez ya os he dicho que no me parece cómodo jugar con ellas puestas, y que opino que ofrecen una experiencia demasiado aislante e inmersiva cuando vivimos una era en la que todo invita a ser compartido con los demás. Sin embargo, he visto cómo unas Oculus Rift provocaban colas kilométricas en la pasada Madrid Games Week, y eso me hace sospechar que, si consiguen concretar en algo valioso ese interés que suscitan, podemos estar ante el comienzo de algo grande.

Lecturas recomendadas