Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Juego de juego de tronos

imagen por defecto contenido opinión

Hubo un tiempo en que la gente no conocía la saga de George R.R. Martin. Recuerdo las conversaciones con mis amigos, cuando ellos consideraban que lo más adulto que podía escribirse en el terreno de la fantasía eran El señor de los anillos, o la saga de Elric de Melniboné… y la editorial Gigamesh todavía no se había encontrado con el “problema” de agotar una edición tras otra. Ni siquiera sabíamos que HBO iba a producir ese megatón para TV en que se ha convertido Juego de Tronos.

Y entonces, en la sala de capturas (donde probamos los juegos y veneramos a los dioses antiguos) apareció mi compañero Dani Acal, de PlayManía. No se podía creer que Cyanide –los de Pro Cycling Manager- hubiese comprado los derechos de esta historia para realizar videojuegos. Nosotros dejamos volar nuestra imaginación: en primer lugar soñamos con que este proyecto recibiese la financiación que merecía, y no pasase desapercido como otros juegos de la compañía. Después apostamos por los géneros: Dani quería un beat´em up protagonizado por la guardia de la noche, supongo que al otro lado del muro. Yo pensaba en un juego de estrategia por turnos, inspirado en Civilization, con todas las casas compitiendo por el trono de hierro.

 

 

Finalmente sí apareció un juego de estrategia, Game of Thrones Genesis,  ambientado 1000 años antes de la historia que conocemos. Y si esto no fuese suficiente decepción, los combates eran una especie de “piedra, papel o tijera” y ni siquiera pudimos jugarlo en consola. Estábamos a punto de darlo todo por perdido, vestir el negro y resignarnos, cuando supimos que también habría un juego de rol para consola.

Aún no lo he jugado, pero mucho me temo que este Juego de tronos no estará a la altura de la serie. Desde luego, está bien ambientado, y el momento histórico que refleja es mucho más interesante (durante el primer libro), pero ¿por qué mantenerse alejado de los eventos y protagonistas principales? Si por lo menos siguiésemos la campaña de Tywin Lannister, yo me hubiera quedado encantado… Aún no pierdo la esperanza (y supongo que Dani, y los demás lectores y espectadores, tampoco).

Para terminar, descubro que un fan está trabajando en su propia versión. Es un juego de lucha “uno contra uno” con personajes de diseño animado. Vale, puede que se pierda parte de la intriga de las novelas, pero tiene una “pintaza”… a ver si algún alma caritativa rescata esta curiosidad y lo convierte en un juego comercial. Y puestos a pedir, a ver si George deja de intervenir en todas las adaptaciones y se dedica a terminarlo de una vez (A Dance With Dragons salió el año pasado en EE.UU. y está a punto de aparecer en castellano). 

Lecturas recomendadas