Imagen de perfil de Paco Delgado
La opinión de
Paco Delgado

Microsoft, por favor, escucha (II)

imagen por defecto contenido opinión

Sigamos donde lo dejé el otro día, no sin antes dar las gracias a todos los que habéis dejado comentarios y opiniones al anterior post. Prometo que intentaré contestar a los que pueda en los próximos días, así como a los que dejéis para esta segunda parte.

Hablaba en la anterior entrada sobre Xbox 360 y PC, como las dos áreas básicas de negocio de Microsoft en lo que a juegos se refiere. Está claro que Microsoft obtiene unos beneficios infinitamente mayores de los royalties de los juegos de Xbox 360 que de los de PC (de los que apenas ve un euro, en pocas palabras) y es lógico que se centre, como empresa, en este formato. Lo que, a buen seguro, tuvo en cuenta a la hora de hacerse con Bungie como estudio de desarrollo exclusivo hace algo más de una década, en cuanto vio Halo. Juego que, por cierto, el a la sazón estudio de Chicago, estaba desarrollando para PC y Mac, hasta que Microsoft dijo aquello de "no, esto para Xbox, que me gusta más".

Sí, sé que mas tarde salió una adaptación para PC, pero adaptación, al fin y al cabo… y mucho más tarde. O cuando le dijo a Remedy, hace un lustro, que tras haber sacado Max Payne y su continuación para PC (con posteriores conversiones para Xbox, sí, estoy de acuerdo), de repente su siguiente proyecto, Alan Wake, iba a ser un título exclusivo para Xbox 360 –intenta visitar www.alanwake.com y mira dónde te manda el enlace-. O en el caso de coger un equipo como el de Ensemble Studios, responsable de títulos emblemáticos para PC como toda la saga Age of Empires, y ponerle a hacer un juego de Estrategia para Xbox 360 basado en el universo Halo, para luego, sencillamente, desmantelar el estudio.

Aún alucino, también, con la feliz idea de lanzar una versión de Halo 2 para PC, muuuchos meses después de la original de Xbox y, ¡vaya ocurrencia!, exclusiva para Vista –por aquello de estrenar Games for Windows con algo de renombre y darle un empujoncito a DirectX 10, supongo, aunque no fuera un empujón hacia arriba, precisamente-. O, en el colmo del considerar al PC como una plataforma totalmente secundaria por parte de Microsoft, dar el cerrojazo a una franquicia como Flight Simulator, con más de dos décadas a sus espaldas.

Pero todo esto no va, realmente, de reprochar a Microsoft sacar o no algunos de sus títulos para Xbox 360 en PC –que también, no lo voy a negar-. Va de que, se mire por donde se mire, el 99,9 % de los juegos para PC, hoy día, dependen de Microsoft. Porque funcionan en Windows –en sus distintas versiones-, porque usan DirectX –en sus distintas versiones- y porque los fabricantes de hardware, lo que incluye a Intel, AMD-ATI y Nvidia, como pilares fundamentales, desarrollan casi todos sus productos para jugadores –y el hecho de que estas compañías hayan entrado en la producción de hardware para consolas, desde la anterior generación, no es casual-.

Fui invitado, en el E3 de 2006, a una serie de charlas en las que Chris Donahue, responsable de Microsoft para el desarrollo de DirectX 10, básicamente nos vendió la moto, pero bien, a los asistentes a las mismas (y tengo testigos) hablándonos de las excelencias de un sistema como Vista que estaba “pensado para juegos” (sic) y de una API, que, a día de hoy, ni siquiera ha empezado a ser explotada, puesto que es ahora cuando la versión anterior, DirectX 9, realmente está demostrando todo su potencial. No te cuento ya que encima tengamos DirectX 11 disponible para liarlo todo un poco más.

Soy de los que, en su momento, presenció una demostración en vivo de Microsoft en que la compañía juró que estaba desarrollando un sistema cruzado para conseguir una interacción total entre Games for Windows Live (que tendrá dedicada la próxima y última entrada de esta “serie” en el blog, para él solito), Xbox Live y Windows Mobile Live… ¡para juegos! A día de hoy, esa “interacción total” entre plataformas se limita a coger –y no sin dificultades- el gamertag de turno y asociarlo a una misma cuenta de usuario en Xbox Live y Games for Windows Live. Y mal.

¿Tiene algún sentido una marca como Games for Windows por parte de una compañía que, sencillamente, la ignora? ¿Tiene sentido desarrollar una versión tras otra de DirectX para PC cuando, siendo su responsable, no creas juegos para la plataforma? ¿Tiene la trayectoria de Microsoft en los últimos años, en todo lo relacionado con los juegos para PC, algún sentido? ¿Tiene sentido que Microsoft forme parte de la PC Gaming Alliance (junto a gente como Epic Games… otros que tal bailan) en este contexto?

Microsoft, por favor, escucha. Eres responsable en gran parte del pasado, presente y futuro de los juegos para PC. Futuro que, como jugador de PC, deseo ver y del que participar. Y engendros como Games for Windows Live no allanan el camino para conseguirlo. Otro día hablamos de ello, ¿vale?

Lecturas recomendadas