Imagen de perfil de Javier Abad
La opinión de
Javier Abad

Next gen, ¿a qué precio?

imagen por defecto contenido opinión

Dejando aparte el mogollón que lleva aparejado el lanzamiento de Wii U, la mayoría de las noticias que surgen acerca de la próxima generación de consolas nos hablan de PS4, Xbox 720 y sus posibles fechas de salida, precio, prestaciones, etc. Sin embargo, a mí me llamó la atención una que publicamos aquí hace unos días hablando sobre Epic Games y los costes del desarrollo, porque creo que tiene una trascendencia importante.

Lo que contaba, básicamente, es que la compañía ha logrado reducir los costes de desarrollo hasta el punto de que se siente capaz de hacer juegos para las futuras consolas por "solo" el doble (sí, el doble) de lo que cuestan los títulos para las actuales. Todo viene porque crear Samaritan, la espectacular demo técnica de su Unreal Engine 3 que presentaron en el E3 de 2011 (os dejo el vídeo aquí abajo), le llevó 4 meses de trabajo a un equipo de 30 personas. El avezado lector se habrá dado cuenta de que son poco más de 2 minutos y medio de duración, y aunque las condiciones pueden haber cambiado con el Unreal Engine 4 que mostraron este mismo año, eso no quita para que los de Epic hicieran cálculos, estimaran que crear un juego "next gen" completo costaría 3, 4 y hasta 5 veces más que los actuales… y se encendieran todas las alarmas, claro.

Dando por sentado que ese "éxito" en la reducción de costes es un indicativo de lo que nos espera (juegos dos veces más caros de producir), me da miedo pensar en el panorama que se nos abre. La teoría de la evolución (de las consolas) dice que son los jugadores quienes se benefician de los continuos avances tecnológicos. ¿Sigue siendo cierto?

Yo no entiendo mucho de números, pero si aumenta la inversión necesaria para producir un juego, se me ocurren dos alternativas para lograr que el balance cuadre: o vendes más unidades, o vendes las mismas, pero a un precio más alto. Esto me lleva a pensar que existe un riesgo real de que se profundice esa brecha que ya existe actualmente entre la élite tipo Black Ops II o Assassin´s Creed III, que maneja grandes presupuestos y consigue cifras de ventas astronómicas, y una "clase media" cada vez menos numerosa, que se ve arrastrada a una espiral de menos recursos, nivel técnico inferior, peores ventas y, por lo tanto, un futuro mucho más negro. ¿Qué compañía va a asumir el riesgo de lanzar un nuevo proyecto en esas condiciones?

Llevando mi argumentación al extremo, el panorama jugable puede quedar reducido a dos únicas categorías: grandes superproducciones al estilo hollywoodiense y juegos de bajo presupuesto como los que se pueden descargar en el "escaparate" online de cualquier consola o smartphone. Y qué queréis que os diga, a mí no me gusta nada imaginarme un futuro así.

Lecturas recomendadas