Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Nintendo quiere dar primero

imagen por defecto contenido opinión

Ya lo advirtió nuestro querido Kagotani desde Japón hace un par de meses: Si a Nintendo se le ocurre sacar una nueva consola pronto va a poner contra las cuerdas a Sony y Microsoft. Pues el bueno de Christophe ha dado en el clavo. El anuncio de la sucesora de Wii ha movido los cimientos de la industria.

Desde luego, la jugada de Nintendo tiene multitud de matices que conviene analizar. Me explico. Actualmente Wii es la consola de sobremesa más vendida con diferencia (86 millones de consolas por 53 y 50 de Xbox 360 y PS3 respectivamente), y los juegos –de Nintendo al menos- se siguen vendiendo bien. Además, Wii ha cambiado la forma de jugar en estos últimos años gracias a su propuesta, hasta el punto de que sus dos rivales han acabado lanzando sus propias versiones de sistema de detección de movimiento. En fin, que mejor no le podían haber ido las cosas en este sentido: Éxito y victoria indiscutible.

Ahora bien, si ahondamos más en esta situación dejando las cifras a un lado, es cierto que Wii -que ha logrado atraer a gente que en su vida había tocado una consola- no ha terminado de enganchar al verdadero aficionado a los videojuegos, al jugón para que nos entendamos, que se ha decantado por PS3 y 360. Y a los que consiguió atraer en un primer momento (por aquello del prestigio de Nintendo), con el tiempo se han desencantado por la escasez de títulos de su gusto... Bueno, por la escasez de títulos, en general (todo hay que decirlo).

El jugón, a la larga, resulta más atractivo para las compañías puesto que compra más juegos y de forma más constante, y ya sabemos que la verdadera rentabilidad está en los juegos no en las consolas. Así que yo apostaría a que esta nueva consola va a intentar hacerse con ellos. Al fin y al cabo este tipo de jugador fue el paradigma de usuario de las primeras consolas Nintendo (NES, SNES, N64…).

Pero claro, no me entra en la cabeza que Nintendo vaya a “olvidarse” de esos 86 millones de usuarios que disfrutan actualmente con Wii. Y por otro lado, cuesta pensar que si va en busca de los jugones no nos ofrezca la tecnología más avanzada, incluso superior a PS3 y 360. Así que me da que podemos encontrarnos en varios escenarios:

  1. Que la nueva consola vaya dirigida a un perfil de jugador más "hardcore" y Wii siga en la línea de juegos sociales.
  2. Que la nueva consola vaya a todo tipo de jugadores (apuesta siempre arriesgada, ya se sabe aquello del que mucho abarca…) y Nintendo siga apoyando Wii durante un tiempo… hasta que consiga que los usuarios se pasen a la nueva máquina. En este sentido hay que señalar que Nintendo siempre ha apostado por precios razonables, y es probable que la gente haga el “trasvase” sin mayores problemas. La rebaja que Nintendo acaba de realizar en Wii da que pensar sobre si esta segunda vía puede ser la elegida
  3. Que Nintendo siga apostando por la fórmula que tan bien le ha ido con Wii pero con un avance tecnológico que la sitúe acorde con los tiempos que corren.

Sea como sea, y volviendo al inicio del post, es un golpe de mano que puede dejar contra las cuerdas a Sony y a Microsoft, inmersas además en diferentes frentes nada sencillos de solventar. A menos que ambas nos tengan algo preparado que desconocemos…

Las respuestas (o al menos algunas de ellas, espero, en el próximo E3).

Lecturas recomendadas