Imagen de perfil de Óscar Díaz
La opinión de
Óscar Díaz

NVIDIA anuncia pérdidas millonarias... ¿y qué?

imagen por defecto contenido opinión

Tras una larga temporada de éxito, las cosas pintan difíciles para los fans, si es que hay, de una de las abanderadas de la revolución gráfica de nuestros consolas y ordenadores. Pero esto es algo que no nos debería preocupar, si sólo vemos juegos y diversión cuando escuchamos una marca o un título, ¿verdad?

En el campo de los chips gráficos y la tecnología que nos ayuda a tener PCs realmente potentes, AMD, Intel y NVIDIA son las marcas más populares. Por algo están detrás de los modelos de tarjetas más potentes y, también, de todas las consolas de sobremesa. Sí, desde Wii hasta Xbox 360 o PS3 tienen tecnología de alguna o varias de estas empresas. De ahí que el estado de estas compañías nos deba preocupar, sobre todo de cara al futuro de nuestras plataformas favoritas.

Pero... si lo estaban haciendo bien

En concreto, el caso de NVIDIA no deja de ser sorprendente. Han conseguido diversificar su negocio como pocas. Ahora, podemos encontrar teléfonos móviles con sus procesadores, consolas como PS3, ordenadores que llevan sus placas base cargadas de componentes firmados por NVIDIA y, por supuesto, tarjetas gráficas con su sello. Digamos que, por volumen de negocio, no deberían quejarse. Sin embargo, la cuenta de resultados que han hecho pública no es para estar contentos.

NVIDIA ha anunciado unos ingresos de 811 millones de dólares en el segundo trimestre fiscal de 2011. Hasta aquí todo bien. Pero esto supone un 19% menos que en el anterior periodo similar. Lo realmente preocupante es que se han registrado unas pérdidas netas de 141 millones de dólares.

La explicación oficial se centra en la acumulación de inventario y un bajo nivel en el proceso de fabricación para algunos componentes. El motivo para lo primero es la baja demanda para sus productos, a pesar de la subida en ventas de PS3. Para el segundo apunte, tanto algunas series de chips integrados como su último diseño, FERMI, han tenido bastante influencia en la situación.

Visto el razonamiento, el anuncio no deja de ser algo con cierto aire de deja vi. Sólo hay que recordar la situación que el principal rival de NVIDIA vivió en años pasados, con cierto paralelismo, aunque sin una crisis general tan notable como la de ahora. ATI, ahora parte de AMD, experimenta un resurgimiento notable y bastantes éxitos a todos los niveles, tras haber estado por detrás de NVIDIA en ventas, relación calidad/precio de sus productos y presencia en el mercado. Ahora han superado a su principal rival, aunque no sin antes haber pasado por tiempos difíciles.

Venganza...

Seguimos con los paralelismos… si NVIDIA fue la elegida por Microsoft para poner el chip gráfico, el de sonido y los controladores de entrada/salida en su primera Xbox, ATI lo fue por Nintendo para GameCube. El desarrollo de tecnología para la consola de Microsoft, supuso una inyección económica que NVIDIA aprovechó para situarse en los primeros puestos de hardware para PC y, además, posicionarse en diversos mercados ajenos a los ordenadores. ATI, por su parte, pareció quedarse atrás.

Tras cierta disputa por el precio que Microsoft pagaba por los chips, que NVIDIA vendía directamente, la relación quedó finiquitada y para Xbox 360 se optó por otro modelo de negocio. En lugar de comprar hardware ajeno, pagar por pieza y montarlo en sus consolas, Microsoft adquiriría tecnología base, ayudaría en su desarrollo y se ocuparían de encargar la producción según les conviniera. De los errores se aprende, según parece. Por su parte, Nintendo siguió con tecnología de ATI para su Wii, lo cual ha supuesto un gran éxito para ambos socios. Además, a pesar de que AMD es competencia de Intel, esta y ATI pueden seguir diseñando y fabricando componentes para procesadores Intel, gracias a un acuerdo legal y al intercambio de licencias que mantienen vigente.

Tegra es una opción para dispositivos portátiles, teléfonos, consolas... que no termina de despegar.

NVIDIA, por su parte, ha perdido presencia en el mercado de los chipsets para PCs con procesadores Intel, debido a un problema de permisos. Los procesadores instalados en PS3 incluyen tecnología que data de 2004, con lo que tampoco supone un negocio del que sacar una gran tajada, a pesar de las ventas crecientes de la consola de Sony. Además, el mercado de netbooks, que parecía despegar hace unos meses, ha resultado ser menos apetitoso de lo inicialmente esperado, con lo que tampoco aporta grandes beneficios para NVIDIA, que ofrece una de las plataformas más potentes del sector con sus series ION. Si seguimos contando con los mercados que no aportan lo suficiente para despegar en tiempos de crisis, los dispositivos móviles que tanto ha defendido NVIDIA, con su plataforma Tegra, tienen una gran competencia por parte de compañías que abandonaron el mercado del PC, especialmente PowerVR.

A la espera de un salvador

El panorama para NVIDIA pinta algo turbulento, tras haber perdido socios tan importantes como Microsoft o Intel, que ahora parecen llevarse mucho mejor con AMD ATI. A esto se unen problemas con algunos de sus desarrollos, que han terminado en acuerdos legales por los que NVIDIA ha tenido que desembolsar notables sumas para zanjarlos. Quizá una PlayStation 4 o una alianza con Apple pudieran cambiar el rumbo a medio plazo. También se habla de una absorción por parte de Intel o de otra de las grandes del harwdware...

Por ahora, las cosas no parecen ir bien en el campo de los dispositivos que fabrica Microsoft, con su Zune que no despega y sólo se comercializa en Norteamérica. Sí, a pesar del culebrón vivido con la primera Xbox, hay alianzas que no se han perdido del todo… pero, en definitiva, parece que NVIDIA ha carecido de la visión necesaria para buscar socios y, sobre todo, acertar en qué tipos de productos hacen falta en tiempos de crisis. Algo que en AMD ATI parecen tener claro y que, hasta frente a la todopoderosa Intel, se torna la opción a seguir por los inversores.

Lecturas recomendadas