Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

Probando, probando...

imagen por defecto contenido opinión

<p>El título de este texto viene a cuento porque supone mi estreno (bueno, reestreno, más bien) en la mecánica bloguera, pero también porque define, a mi modo de ver, lo que las compañías están haciendo de cara al inminente <b>E3 2013</b>.</p><p>&nbsp;</p>

El título de este texto viene a cuento porque supone mi estreno (bueno, reestreno, más bien) en la mecánica bloguera, pero también porque define, a mi modo de ver, lo que las compañías están haciendo de cara al inminente E3 2013.

Vivimos una etapa extraña, que recordaremos con alivio dentro de 10 años, pero que ahora mismo tiene a todo hijo de vecino contra las cuerdas. Me refiero a la crisis económica mundial, sí, pero sobre todo a la del sector de los videojuegos, que es lo que toca. Si habéis seguido nuestra web estos últimos meses, habréis asistido al desplome de compañías que parecían inamovibles, como LucasArts o THQ. Muchas otras están despidiendo a mansalva. Los curritos que quedan han de buscar la forma de mantenerse a flote con menos personal y menos dinero. Vamos, como en casi cualquier sector económico.

Por si fuera poco, este año se produce el tan traído y llevado cambio generacional. Así pues, todo el mundo ha de redoblar esfuerzos para no bajarse del tren y eso no excluye a Microsoft, Nintendo o Sony. No sabemos si fruto del desconcierto, la valentía o algún inusitado plan de márketing (seguramente habrá un poco de todo), cada una de estas compañías ha seguido una estrategia insólita este año: Nintendo no celebrará conferencia en este E3, Sony presentó su PlayStation 4 meses antes de la feria y Microsoft decidió también adelantarse a los acontecimientos con Xbox One. Todos estos movimientos han causado que la percepción de estas compañías y sus productos haya cambiado, al menos hasta que haya nuevos giros de guión en la feria.

Muchos consideran (yo me incluyo) que Xbox 360 ha sido la consola más completa y satisfactoria de la generación que comienza a terminar. Sin embargo, la creciente estrategia de Microsoft por convertir a sus consolas en "centros de ocio familiares" hace que muchos usuarios clásicos se sientan traicionados, como si los juegos hubieran dejado de ser lo importante. Ahora, PlayStation 4 podría ganar la primera batalla de una nueva y encarnizada guerra. Y mientras, Nintendo, cuya apuesta por Wii U no ha salido tan redonda como hubieran esperado, cierra filas en torno a lo que se le da tan bien: el campo por las portátiles con 3DS. Y su plan le sale bien. Pero claro, ya hemos olvidado que hace unos meses todos pensábamos que 3DS se "comería los mocos" con su pobre catálogo. O que hace unas semanas parecía que PS4 iba a fracasar en cuanto Microsoft presentara su entonces supuesta Xbox 720.

Ya veis, la perspectiva se modifica a un ritmo cada vez más rápido. Nadie, ni las propias compañías, saben a qué aferrarse ya, porque el escenario económico es distinto, los usuarios son distintos y la batería de opciones que tenemos para expresar nuestra opinión también es distinta. ¿Qué habría pasado si, cuando se presentaron PS2, GameCube o Xbox hubiera existido Twitter? ¿Habría cambiado nuestra percepción de ellas y su rendimiento en el mercado? Es imposible de saber, pero yo apuesto a que sí.

Estamos en plena crisis, pero eso no tiene por qué ser algo malo. Etimológicamente, esa palabra no es negativa: significa cambio. En eso estamos, en un enorme, inusitado y apasionante proceso de cambio. Y éste no sería igual sin la cita anual con el E3, el gran termómetro del sector.

Hasta la propia feria está en un contexto distinto: la PAX, la Comic Con o estrategias como los Nintendo Direct le están robando protagonismo y relevancia. Pero ahí sigue, atrayendo la atención de millones de fans de los videojuegos en todo el planeta.

Mi compi David Martínez, nuestro infatigable cámara Justo y yo mismo partimos este viernes hacia Los Ángeles, para contaros de primera mano todo lo que suceda en el E3. Además, el resto de componentes de Hobby Consolas, Playmanía y Revista Oficial Nintendo estarán al pie del cañón desde la redacción para que, entre todos, os ofrezcamos la cobertura más memorable de un evento único. Será muy interesante bucear en esta crisis, en su mejor sentido posible.

Habréis notado que estoy un poco dramático en este blog. No os preocupéis, en cuanto llegue al Convention Center y me encuentre con una azafata y un señor vestido de Sonic se me pasa.

Lecturas recomendadas