Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

El tocino, la velocidad y guardar la ropa

imagen por defecto contenido opinión

<p>El otro día, <a href="http://www.hobbyconsolas.com/especiales/microsoft-y-sony-no-aprenden-16163" title="Blog especial E3 2011...">en mi entrada del blog especial del E3</a>, se abrió un debate de comentarios sobre si Microsoft y Sony hacían <em>copy-paste</em> de Nintendo y su <em>motion controller</em>, de si uno era casual y los otros no, de si tal o que si cual.

El otro día, en mi entrada del blog especial del E3, se abrió un debate de comentarios sobre si Microsoft y Sony hacían copy-paste de Nintendo y su motion controller, de si uno era casual y los otros no, de si tal o que si cual. Antes de nada, quiero decir que el objeto de aquel artículo no tenía nada que ver con ese debate y, desde luego, mi intención no era decir si uno es para casual y eso es bueno, o si los otros son para hardcore y es malo.

Lo que en su momento quise resaltar es que Microsoft y Sony no aprendían de los errores que han cometido en la industria otras compañías (SEGA) que han acabado haciendo juegos para la competencia tras tener consolas de éxito a las que llenaron de periféricos que no servían para nada. Bueno, para algo sí servían porque al pulsar el botón de encendido se encendían, pero como fuente de inspiración al mundo de los videojuegos... poco.

Lo que en aquel artículo quería resaltar era la apuesta de Nintendo por ofrecer un concepto, una idea, una consola cerrada a cal y canto lejos de los cantos de sirena de las modas que puedan llevarse. Quería evidenciar el esfuerzo de Nintendo por ser diferente, por dar algo distinto a lo que la lógica del mercado dictaba en su momento. Es decir: Wii tiene motion controller (o no) porque Nintendo lo quiso así, y Microsoft y Sony tienen motion controller porque el mercado lo quiso así.

Y ahora, con Wii U Nintendo vuelve a regalarnos un concepto cerrado, diferente, que se desmarca de los demás, por lo que vuelve a no fijarse en el potencial técnico aunque no lo descuida y se centra en la experiencia de juego. Es decir, Nintendo vuelve a diseñar una consola que tiene lo que tiene porque quiere que lo tenga, pero no lo hace obligada por las circunstancias.

Esto, en sí mismo, me parece bueno y recomendable para el sector porque supone un avance, un escalón que suma y que sirve para que el mundo de los juegos se acerque a su cima. Luego, será ese mismo mercado el que diga si Wii U es una genialidad o una ocurrencia. Si esa idea no triunfó por mala o si volvió a inspirar a sus competidores por innovadora.

Pero esta última valoración, la de si Wii U será o no un éxito, se la dejo a los que pronosticaron que Wii y Nintendo DS se la pegarían contra sus competidores. PS3, 360 y PSP respectivamente. Yo, por si acaso, nado y guardo la ropa...

Lecturas recomendadas