Imagen de perfil de israflamenco
Análisis de Resident Evil 6
israflamenco

Como han cambiado los tiempos...

Como han cambiado los tiempos”, se dijo Chris Redfield tras acabar con el último J´avo. Habían pasado cerca de veinte años desde su pequeña aventura en aquella mansión de Racoon City, esa aventura que le hizo odiar las  maquinas de escribir durante un tiempo y a esquivar todas las plantas de colores verdes y rojas.  También habían pasado un par de años desde su periplo por África, donde los enemigos se hicieron mas numerosos, donde las maquinas de escribir no existían y donde los muertos vivientes fueron sustituidos por una mezcla entre infectados y fans de Justin Bieber enloquecidas que portaban armas de fuego y cuchillos jamoneros. Algo parecido le contó Leon Kennedy en una noche de juerga por las calles de Varsovia, que los muertos vivientes habían perdido su popularidad, que los paparazzi ya no se colocaban en puntos cinematográficos para captar las escenas al estilo Hollywood, sino que ahora los tenían en la espalda, cámara a hombro. También se había puesto de moda el apuntar mientras uno se mueve, una cosa impensable en los años dorados de aquellos dos agentes y colegas. Las puertas no requerían llaves, los pianos no hacia falta tocarlos, los cuadros no escondían joyas ni ojos de tigres, los supervivientes no dejaban notas donde contar la historia…que coño…ahora no se estilaba tener historia.

  “Como han cambiado los tiempos”, se volvió a decir, mientras recargaba su pistola, vigilando su espalda, aunque ya no hacia falta vigilarla. Echaba de menos el abrir una puerta de forma tensa, no al estilo Chuck Norris, echaba en falta los sonidos ambientales, añoraba caminar solo y no siempre acompañado ya sea por su querida Sheva (ahora cantante, suele hacer dúos con Rihanna)  o con Piers, su nuevo compañero (le recordaba a alguien, pero no sabia a quien).

 

  “Me alegro de contar contigo”, le dijo Piers, mientras rompía una caja.

“Malditas cajas…” se lamentaba Chris. Ya no podía abrir cajones con llaves pequeñas, ni pulsar X a lo loco cuando veía algo brillar en el suelo. Ya no podía recoger mapas de color azul, porque nadie necesita mapas en un pasillo. Ya no disfrutaba con su trabajo, ya no…

 

“Eh Chris, mira esto”, le dijo Piers, señalando al suelo.

“¿Qué es?” le preguntó Redfield

“Parece una carta…”

“¿Qué dice?”

“Dice…”

 

VUELVE A HACERNOS FELICES, SHINJI MIKAMI

 

 

 

Me ha quedado una introducción muy nostálgica, apelando por los tiempos en los que Resident Evil era en realidad una residencia diabólica, aquellos días en los que la palabra “Survival Horror” se puso de moda, el día que nació un género vital en futuras generaciones. Pero la realidad es muy distinta a esta introducción, porque Resident Evil hace tiempo que trae de cabeza a sus seguidores, algo parecido a lo que está haciendo Square-Enix con Final Fantasy (por cierto, muestro desde aquí mi indignación por la tercera parte de Final Fantasy XIII). No se para de pedir un regreso a los orígenes, un Survival en toda regla donde pegar tiros no sea la tónica general del desarrollo, donde la investigación gane a  la acción. Se ve que los japoneses no solo tienen rasgados los ojos, porque, lejos de acércanos a los viejos tiempos, se ha creado una nueva era, se ha apostado directamente por un nuevo tipo de Resident Evil: El  “Survival Shooter pseudo Horror en cooperativo”. En manos de cada uno está decidir de que forma matar a los integrantes de Capcom, pero para realizar este análisis hay que tener dos cosas claras: La primera, se debe valorar este Resident Evil como una pieza nueva, un heredero del género que más ha triunfado en esta generación, y no como un Survival Horror. Segundo, no se le puede comparar con ninguna otra entrega de la saga, porque sale perdiendo en muchas  cosas y sale ganando en otras.  ¿Esto que quiere decir? Pues que si uno lee mi introducción su pensamiento será: “A Israel no le ha gustado el juego”, pero se estaría equivocando, pues Resident Evil 6 es un juegazo en toda regla, aunque con reservas. El problema es su nombre y la importancia que este arrastra consigo.  Sin más dilación, nos introducimos directamente en el análisis, donde intentaré destripar todos los detalles buenos y malos, y al final, en la conclusión, todo quedará mas claro, pero como siempre digo, esta es solo mi opinión. Comenzamos…

 

 

 

 

DIRECTO A LA ACCIÓN

 

Como en todo el juego, el comienzo va directo al grano, sin mucha presentación, pues nos encontramos manejando a Leon (mas estilizado, delgadito y chulito que en otras entregas) y  viendo las primeras novedades fuertes que vamos a encontrarnos. Para empezar, no podemos dejar de lado lo obvio, pues este es el primer Resident Evil para consolas grandes que viene doblado totalmente al español, y no un doblaje cualquiera, pues está bastante bien logrado, aunque claro, puede costarnos un poco acostumbrarnos a oír a nuestros personajes en el lenguaje de Matías Prats (eso de decir Cervantes está muy visto). De todos modos, contamos con la opción de dejar las voces en ingles y los subtítulos en español, aunque en este caso el doblaje a la lengua de Andy Murray ha cambiado respecto a otras entregas, aunque también cumple con creces el nivel esperado. Estamos por tanto ante un apartado sonoro bastante logrado, con un doblaje al español novedoso en la saga, aunque no destaca solo por esto. El sonido ambiental está bien localizado, desde los disparos hasta los ruidos que emiten todos los infectados/zombies/ J´avo /todo bicho viviente, aunque ya aquí encontramos el primer defecto en Resident Evil 6: La Banda sonora, que pasa prácticamente desapercibida durante todo el juego (solo la llegas a escuchar con tranquilidad en los títulos de crédito, y he de decir que la canción que suena en ese momento es muy pegadiza y adictica), aunque como siempre, en este apartado el gusto y los colores vuelven a hacer de las suyas y cada uno puede opinar como quiera, aunque en mi caso me parece  que no está al nivel de lo que se suele hacer en la saga.

 

  Pero el doblaje no es la única novedad que nos encontramos nada más empezar, pues hay un apartado que se ha “agigantado” en esta entrega: Los maravillosos y odiados por muchos (¿verdad, Esli?) Quick Time Event¸ que en esta entrega se han convertido en los protagonistas absolutos en los momentos de acción. ¿Te quiere morder un zombie? QTE. ¿Te caes por unas escaleras? QTE. ¿Te pica la espalda? QTE. ¿Es esto malo? Bueno, según como se mire, habrá quien piense que es un exceso y se convierte en rutinario y los habrá como yo, que piensen que dota de dramatismo y dinamismo a cada acción, porque no son QTE a la ligera, sino que tienen sentido en cada momento, aunque puedan hacerse pesados a la larga.

 

  Para terminar, otra novedad, esta mucho más criticable: los combates cuerpo a cuerpo. En R.E 5 ya hicieron un pequeño cameo en forma de ejecuciones finales contra los infectados, pero en este caso se han convertido en un arma más que se puede utilizar en los numerosos combates que salpican al juego. Contamos con una barrita de energía (resistencia) que se consume al golpear a los enemigos (con el gatillo) o al tirarnos al suelo, una acción mas, pues podemos esquivar o “surfear” mientras disparamos, lo que nos hace sentirnos como en una película de John Woo. ¿Qué tiene de malo? Pues que en realidad puedes cargarte a la mayoría de enemigos con este sistema, sin disparar una bala, lo que le quita emoción y lo puede convertir en un beat´em up al uso.

 

 

Conclusión: Un buen doblaje al español salva un apartado sonoro empañado por una banda sonora “del montón”, sin que destaquen muchos temas. Los QTE se vuelven protagonistas en esta entrega, lo que puede molestar a algunos seguidores, aunque estos (los QTE) no llegan a ser un sin sentido, sino que están bien integrados, todo lo contrario que el combate cuerpo a cuerpo, que rompe con los esquemas clásicos de la saga, aunque lo de esquivar y arrastrarse por el suelo si es bastante útil e interesante. Además, por fin se puede apuntar mientras nos movemos.

 

 

 

KALISE PARA TODOS

 

En la variedad está el gusto, y de esta premisa nacieron las campañas en Resident Evil 6. Contamos con tres campañas (mas la de Ada, disponible al acabar el resto), cada una con un estilo propio y con sus correspondientes defectos y virtudes. Pasamos a hacer una breve descripción de todas (sin spoiler, calma)

 

Leon: Es la campaña mas enfocada a satisfacer las necesidades básicas de los seguidores mas radicales. Los escenarios son más oscuros, es la única campaña que cuenta con zombies y la tensión es casi constante, merced de algunos sustos ocasionales, de la ausencia de música en algunos momentos y de su ritmo mas pausado, enfocado a caminar, mas que correr. Es, a mi modo de ver, la mejor campaña de las tres, aunque se echa en falta mucha mas exploración y tampoco es que tenga demasiado miedo, mas bien tiene “tensión”

 

 

Chris: Esta es la campaña definida como “Gears Of Wars”, donde el sistema de coberturas cobra más protagonismo y donde la acción es constante. Aquí no hay zombies, sino J´avo, un nuevo tipo de enemigo que muta ciertas partes de su cuerpo al ser herido, además de numerosos enemigos “casi humanos” que portan armas de fuego.  Cuenta con momentos espectaculares y hay poco lugar para la calma, aunque es la campaña que peor “historia” tiene.

 

 

Jake: Aunque todo Dios lo sabe, yo no voy a decir quien es este muchacho, que posee una campaña prácticamente idéntica a la de Chris, donde la acción es el genero dominante, aunque en este caso tenemos hasta infiltración y huida de enemigos. Lo mas destacable de esta campaña es el enemigo tipo Némesis que nos persigue durante la aventura, además del uso de algunos vehículos

 

 

 

Como veis, hay de todo, aunque sobresale la campaña de Leon, la más cercana a los orígenes de la saga.  Aunque todas cuentan con un defecto brutal: el guion es casi inexistente en todas las campañas, pues la historia es simple y falta de giros argumentales, sin apenas personajes secundarios (Excella, querida Excella…) y sin documentos que leer en los tremendamente vacíos escenarios, solo adornados por cajas o jarrones que romper, que solo contienen munición y puntos de habilidad (esta es otra, ya no hay mejoras para las armas, ahora hay mejoras de habilidades, tales como “encontrar mas munición aumentar defensa, aumentar daño a zombies…). Solo la campaña de Leon cuenta con algún simple puzzle, pero no es para tirar cohetes pues es un simple adorno y no es suficiente.

  Eso si, lo positivo de tener tantas campañas es la duración, que sobrepasa de lejos las 20 horas (son cinco capítulos por campaña, a hora y media por capitulo), además de contar con el modo mercenarios (con pocos escenarios, aunque ya sabemos como incluirán mas, además de que los personajes son los mismo que los de las campañas, sin apenas sorpresas) y el caza de agentes, únicamente Online, por lo que ya sabéis que opino de esto…

 

 

Conclusión: Tres campañas mas la de Ada (que se acerca más al estilo de Leon y aumenta un poquito la historia casi inexistente) da para muchas horas, además de que cada campaña apuesta por un género distinto, siendo la de Leon la que más acaba gustando. Los escenarios están muy vacíos y los puntos de habilidades son un añadido bastante pobre. El uso de vehículos en algunas campañas es un añadido interesante, aunque los controles son algo durillos.

 

 

 

ENTRA POR LOS OJOS…

 

Uno de los apartados mas cuidados del juego es el grafico, con unos efectos tremendamente realistas y sorprendentes. Los personajes cuentan con una expresividad correcta, y los enemigos son muy variados (merced de los J´avo, que mutan hasta el infinito). Hay momentos realmente espectaculares que no diré para no contar nada, pero que visualmente entran por los ojos, aunque reincido en los vacíos que quedan los escenarios, que no son nada explorable, aunque estos tienen infinidad de detalles y enemigos/personajes en pantalla. Pero hay algo que quiero denunciar aquí, entre nosotros queridos amigos. Resident Evil 6 cuenta con un modo cooperativo bestial (a decir verdad, el juego gana enteros si juegas acompañado de alguien) pero la pantalla dividida es de vergüenza, pues parece que han llamado a Rajoy para hacer el recorte en la pantalla. Nos quedamos con dos cuadrados estilo camisa a cuadros en los que apenas se ve nada (aunque me he acabado acostumbrando…) y que me parece tremendo, algo que seguramente (ojala, vaya) arreglen en una futura versión Goty.

 

 

Conclusión: Apartado grafico a la altura de la saga, superando con creces lo visto en la quinta entrega, aunque la pantalla dividida es para llamar a Capcom y mandarlos a tomar por….ejem, que me desvió…que es malísima, vaya.

 

 

CONCLUSIONES VARIAS, MY FRIENDS

 

Ahora llega la parte complicada: Defender mi puntuación a R.E6. A ver, hay que dejar una cosa clara, la valoración de este juego es muy distinta según como hayas jugado, si solo o acompañado. Esto, que parece una tontería, es tremendamente importante, porque a mi el R.E 5  no me gusto nada cuando lo jugué solo, pero al acabármelo con mi hermano me encantó, por el simple hecho de compartir risas, enfados, muertes y demás con alguien que ama tanto este hobby como yo. Por eso, si Capcom no hubiese puesto cooperativo en esta entrega, seguramente estaría hablando mal de este juego, pero es que los videojuegos son diversión al fin y al cabo, y yo me lo he pasado (me lo sigo pasando) bomba con mi hermano avanzando en las campañas, huyendo de muertos vivientes, peleándonos por la munición… Esto me priva de criticar la I.A de la que muchos os quejáis, y os entiendo, porque ahora veo jugar a mi padre solo (es un rebelde ajeno al sistema de cooperar) y entiendo que jugar solo es frustrante por el simple hecho de la molestia que te causa tu “acompañante virtual”.

  Ahora bien, lo que es, es, y lo que no podemos negar es que Resident Evil hace tiempo que ha dejado de ser un Survival Horror. Ahora apuestan mas por la acción (de forma clara, sin mezclas como en la anterior entrega), por lo que creo que va siendo hora de hacernos a la idea de que no podemos seguir diciendo eso de que “no es un Resident…no tiene miedo…” A las cosas se las valora por lo que son y Capcom no ha engañado a nadie: dijeron que querían captar a jugadores de otros géneros y creo que lo han conseguido. Han apostado por el multijugador y con eso se bastan por ahora. No hay miedo, cierto, no hay puzzles, vale, no existe historia (de delito capital), pero eso lo sabíamos antes de comprarlo. Ahora el menú de los objetos es tremendamente incomodo y simple y las armas son muy básicas (de la típica pistola a la escopeta, como mucho un rifle francotirador), todo potenciado para no perder ni un segundo de organización y dedicar todo el tiempo a la acción. ¿Es lícito? Está en mano de cada uno decidirlo. Yo sabía lo que iba a ver y lo que he visto me ha gustado. ¿Qué me gustaría volver a la mansión con los carretes de tinta y los baúles? Por supuesto, añoro muchísimo esos tiempos pero… ¿voy a criticar negativamente esta entrega por alejarse de aquello? Negativo, porque cada producto es independiente del otro, y además nos avisaron de que íbamos a ver en esta entrega. El día que me digan que R.E 7 será un Survival y me encuentre Rambo: Parte 3 será el día en que le casque un 50 a Resident Evil.  Pero sabíamos que el miedo se fue a otra parte (al espacio muerto, para ser concretos) y que la acción había llegado a Resident…

 

  Me he enrollado, lo siento. Solo espero que entendáis mi postura y la respetéis y os animo a todos a hacer vuestra propia review o a comentar vuestra opinión en la mía, pues me interesa mucho. Os mando un saludo todos, amigos míos

 

 

93

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Resident Evil 6 - Análisis para PS4 y Xbox One

    Capcom anunciaba a finales de febrero de 2016 que Resident Evil 4, Resident Evil 5 y Resident Evil 6 estarían disponibles en PS4 y Xbox One en una versión remasterizada para celebrar el 20 aniversario de la saga. Lo más curioso es que, en vez de lanzar los juegos en orden cronológico, Capcom ha empezado por el último que salió al mercado en el año 2012 y con el que abandonaba definitivamente el terror para centrarse en la acción. Mientras esperamos el lanzamiento del remake de Resident Evil 2 y el posible anuncio de Resident Evil 7, os traemos nuestros análisis de Resident Evil 6 en PS4 y Xbox One. ¿Estáis

    Hobby

    78

    Bueno

    Lo mejor

    Duradero y con todos los DLC incluidos, mejoras visuales y fluidez de imagen, gran apartado sonoro

    Lo peor

    Pocos extras, la forma de estructurar el juego hace que no te metas de lleno en la trama

    Análisis de Resident Evil 6 para PC

    Con este Resident Evil 6 Capcom se ha vuelto a desmarcar de la tradición de la saga, dando una nueva vuelta de tuerca a su jugabilidad, cada vez más cercana a los títulos de acción en tercera persona más importantes como Gears of War. Pero esto no quiere decir necesariamente que Resident Evil 6 sea un mal juego, ni mucho menos, como bien quedó reflejado en el análisis de Hobbyconsolas.com. Una de las mejores cosas de que esta versión para PC se haya retrasado unos meses es la inclusión de todas las mejoras que a través de los DLC se han aplicado a las ediciones de 360 y PS3. En esta

    Hobby

    81

    Muy bueno

    Lo mejor

    El apartado gráfico, de sonido, el precio, el contenido extra y el multijugador.

    Lo peor

    Repetitivo por momentos, puzzles simples y sin sentido (a veces) y con bugs que impiden avanzar.

    Análisis infectado de Resident Evil 6

    El lanzamiento de Resident Evil 6 en PS3 y Xbox 360 era una de las fechas señaladas en rojo en el calendario de todos los jugones. La últimas entregas de la saga (Revelations en 3DS y Operation Raccoon City, desarrollado por Slant Six Games) no habían terminado de calar entre los jugones. Y en Capcom, conscientes del impacto que tiene esta saga, querían asegurarse de que el juego le gustase a todo el mundo. Sin embargo, hacer un juego que guste a todos, también entraña el riesgo de no apasionar a nadie. Después de haberlo paladeado a fondo, lo primero que os

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    Es largo y profundo (4 campañas y modos adicionales). La variedad de personajes y situaciones.

    Lo peor

    No consigue dar miedo. El argumento es bastante flojo y está narrado de forma confusa.

Más análisis de usuarios