Imagen de perfil de kayugh
Análisis de Xenoblade Chronicles
kayugh

Mágica review de Xenoblade Chronicles

 

 

Esta es mi review, mi visión de Xenoblade Chronicles, y me he explayado
muy gustosamente. Dado que HGC Mitos y CloudStrifeFF7 ya han analizado bastante
bien este juego, yo he adoptado un punto de vista algo más personal, para dar más
variedad y no repetir lo que ya está dicho. Este es uno de los juegos que más me ha llenado como “jugón” en lo
que llevamos de generación. Así pues vamos al lio, y mil gracias a los que
lleguen al final, os llevará unos cuantos minutos, seguro, pero espero que os
guste.

 

 

Después de tantas suplicas, de recogidas de firmas
en varios sitios web, de tantas iniciativas de tantos usuarios de Europa y
E.E.U.U., Nintendo al fin decide que uno de los últimos JRPG de Wii salga de
las fronteras niponas. Un servidor esperaba este juego como agua de mayo, mejor
dicho, como agua de agosto, ya que llegaría en ese mismo mes. No parece una
fecha muy idónea para sacar un juego, pero tras un verano de ‘sequia’ como es
costumbre en el mundo de los videojuegos, los pocos lanzamientos destacables
que hay en verano se suelen llevar la palma. La fecha de lanzamiento se
adelantó una semana, y tengo que reconocer, que esperé al repartidor de los
paquetes con impaciencia en la puerta de mi casa. La distribución fue
malísima, no sé si Nintendo no apostó muy fuerte por este juego, pero el día de
lanzamiento prácticamente se agotó en todas las tiendas españolas, y también en
las conocidas tiendas online inglesas. Era una locura, y muchos creyeron que se
quedarían sin él. Afortunadamente, Nintendo distribuyó una segunda remesa y aún
se puede encontrar este juego si se mira bien. Por fin llegó la hora de que
todo aquel que se considere un amante de los videojuegos, un gamer en toda
regla, con especial atención a los fieles adictos de los juegos de rol
japoneses, e incluso también quienes juegan de forma más casual a los
videojuegos, que se quitaran todos los prejuicios videojueguiles de encima.
Estamos ni más ni menos ante uno de los mejores jrpg de la generación. Y sí,
nos llega exclusivamente en Wii. La consola que técnicamente es inferior a las
sobremesas de Sony y Microsoft, la que algunos tildan de consola-casual,
infantil y sin nada que ofrecer al hardcore-gamer. Dejad estos prejuicios en
un cajón cerrado con llave, tirad esa llave a la basura, y disfrutad. Así es
cuando llega el momento por fin, de sentarnos en el sofá ante nuestro televisor,
abrir la carátula de Xenoblade Chronicles, meter el disco en la Wii y
prepararnos para un viaje épico y fantástico a través de los increíbles mundos
de Xenoblade Chronicles. Un viaje de placer jugón apto para todos los públicos,
que gustará a los más hardcore del género, y enganchará a los menos
experimentados en los juegos de rol japoneses.

 

 

Mientras lees esta review, me gustaría que hagas click en
este enlace de youtube, con el tema principal de la OST del juego y la imagen
de la pantalla del título, la observes un momento, la minimices y sigas leyendo
mientras suena la música de fondo para introducirte en la fantasiosa atmósfera
del juego de Monolith Soft. Es un recurso más para amenizar la lectura :-P

http://www.youtube.com/watch?v=Q9eY3FpfokM&feature=related

 

 

¿Qué puedes imaginar?
¿Qué te sugiere esa imagen y esa música? Observamos un paisaje recto, una
planicie en la que ya ha crecido la hierba bastante como para bailar al son del
viento, algún trozo de chatarra y en el centro una espada un tanto especial
clavada en el suelo, Monado. En la música suena un piano al principio, unos
acordes un tanto tristes y que luego acompañan otros instrumentos manteniendo
esa sensación de que algo grande pasó, de nostalgia, de melancolía. En mi caso,
dejé que mi mente se inventase una guerra, momentos épicos, personajes recordados
por darlo todo por su causa, fantasía en estado puro, un paisaje devastado
donde mucha gente murió, y en donde los siglos pasaron día tras día y sólo
quedó Monado, en el centro de aquella batalla.  

 

 

[…]

 

 

Y la vida surgió en Bionis y Mekhonis...

 


Como ya os han contado, la trama de Xenoblade Chronicles
gira entorno a la lucha de dos antiguos dioses gigantes, Bionis y Mekhonis, que
lucharon sin cuartel durante muchos siglos y que tras duros golpes, entraron en
una especie de letargo para recuperarse algún día y continuar con su guerra. La
vida afloró por todo el cuerpo de Bionis, y también por el de  Mekhonis.

 

 

Aquí empieza nuestra historia, nos meteremos en el papel de
Shulk, un joven estudioso y habilidoso de Colonia 9, su ciudad, y emprendemos
un viaje que nos llevará por todo Bionis y Mekhonis en busca de la verdad, de
la justicia, y en definitiva, de la felicidad. Poco más quiero desvelar de la
trama, el principio del juego es bastante fuerte y no quiero que nadie se coma
un spoiler por mi culpa. Xenoblade Chronicles logra contar una historia de
principio a fin de una forma muy sencilla y brillante, en la que iremos
descubriendo poco a poco todos los entresijos de la más que interesante trama,
en la que ocurrirán grandes giros argumentales, momentos bastante épicos, y que
nos tendrá enganchados durante toda su historia sin aburrirnos en ningún
momento. El único fallo en este sentido, es que los que más experiencia tienen
en estos juegos encontraran ciertos estereotipos del género, y habrá partes de
la historia un tanto predecibles y sospechosas. Sin embargo, la forma en que
Monolith Soft ha llevado la trama me parece la adecuada para todos los públicos
en general. Mantiene un constante equilibrio entre las sorpresas, y lo que se
deja entrever con las acciones y conversaciones de los personajes, para que
especulemos e intuyamos lo que puede pasar.

 

 

El ritmo de los acontecimientos a veces llega a ser
trepidante, parece que no hay descanso y te sorprenden una y otra vez sin
parar. Hacia la mitad del juego, quizás por la costumbre, la cosa se calma un
poco, existe algo más de relajación y es el momento que muchos aprovechan para
perderse por los inmensos, bellos y mágicos parajes de Bionis. Eso sí, en la
recta final del juego te puedes caer de la silla perfectamente. Nunca te lo
esperarás, y no, esta vez no es todo un sueño de Antonio Resines. El juego
concluye de forma excelente, y cierra la trama perfectamente de una forma
inimaginable, es algo digno de ver, yo lo considero uno de los mejores
‘colofones’ finales de un juego que he visto en esta generación. Algo que me
ha llamado la atención, es la reflexión ético-moral que me ha producido el
juego mientras lo jugaba, y sobre todo tras acabarlo. Y es que, aunque
Xenoblade Chronicles carece totalmente de cualquier toma de decisiones y la
historia está absolutamente guiada sin ninguna posibilidad de variación, los
hechos nos proponen una serie de juicios morales importantes y algunos
paralelismos filosóficos identificables, siempre y cuando nos sintamos parte
activa de la trama de Shulk.

 

 

Bien, supongo que en este punto a todo el mundo se le
debería haber terminado la canción que puse antes. Para seguir vivenciando en
la medida de lo posible, e intentar integrarnos al máximo en el ambiente de
esta obra, escuchad esta canción mientras seguís leyendo. Se trata de una
versión un tanto tribal, que se escucha por la noche en la pierna de Bionis y
es una de mis favoritas:

http://www.youtube.com/watch?v=ftmSuJqbdx0&feature=related

 

 

Los personajes en Xenoblade Chronicles representan muchos
valores
fácilmente visibles, son carismáticos, pero podrían haber dado mucho
más.

 

 

Me explico: como en cualquier j-rpg, partiremos nuestro
viaje con nuestro personaje y si acaso con un par de acompañantes, y a medida
que visitemos lugares y avance la historia, descubriremos nuevos personajes que
se unirán a nuestra causa. Algunos son muy buenos en principio, y pierden
fuelle al final, otros se mantienen en su línea, otros mejoran y maduran, y
otros pese a aportar su toque al grupo, te puedes quedar con la sensación de
que se podrían haber aprovechado muchísimo más en sus interrelaciones
personales. El amor surge como en muchos jrpg, pero no se convierte en la
piedra angular de las relaciones entre los personajes. Lástima, porque habría
sido muy interesante, podría haber dado mucha “chicha” a sus historias, sobre
todo si éste amor fuese más patente y tangible, y no tan noble. También es
verdad que si se quiere, se puede indagar a modo de tareas secundarias en la
historia personal de cada uno, y entender a la perfección su forma de ser, su
personalidad y sus valores. Aquí mucha gente puede
discrepar y lo acepto, porque la actuación que han tenido los personajes se
puede interpretar desde muchos puntos de vista, y creo que muy poca gente habrá
podido profundizar 100% en todos ellos.

 

 

Xenoblade Chronicles cumple de sobra con el objetivo de
divertir, entretener, y de disfrutar con él.

 


Este apartado, el de la diversión, es quizás el más
subjetivo de todos, ya que no todos disfrutan con estos juegos tan largos. Creo
firmemente que cualquier persona que le gusten mínimamente los japanesse rol
playing game, disfrutará como un enano con este juego.

 

 

En el ámbito jugable, tampoco falla, las mecánicas son sencillas e intuitivas.

 

 

El sistema de las batalla es bastante fácil en
principio y no requiere de demasiada táctica hasta que te encuentras con los monstruos fuertes en cada momento del juego. Es un concepto derivado de los
clásicos west rol playing game, y encontramos un parecido bastante razonable
en juegos como Dragon Age: Origins. Es decir, tendremos unas habilidades
exclusivas de cada personaje que irá aprendiendo con la experiencia obtenida
durante el juego, que se podrán mejorar para hacerlas más fuertes, y que una
vez usadas en la batalla, necesitarán cada una su propio tiempo para recargarse
y poder usarse de nuevo. El comando atacar no existe, y el personaje lo hace
automáticamente siempre que tenga el objetivo a su alcance. Tampoco existen las
pociones curativas ni de ningún tipo, y será fundamental tener en tu equipo a
un personaje capaz de curar a los tuyos. Profundizando en este sistema de
combate, podemos convertirnos en auténticos hachas si lo queremos, y aprovechar
las ventajas que nos dan los distintos golpes bien combinados con los golpes de
los compañeros, así como saber aprovecharse de los distintos estados de ánimo
por los que pueden pasar nuestros personajes en una batalla. Hay ataques que
son más efectivos desde un lado, otros que son más efectivos por la espalda.
Podemos atraer la atención del enemigo, o desviarla. Podemos aturdirle, derribarle
y propinarle golpes más efectivos si los tenemos para los enemigos derribados.
Al principio no parece que tenga demasiadas posibilidades, pero conforme
avanzas en la historia, llegas a la parte final y te tienes que enfrentar a
enemigos fuertes, te darás cuenta que si no piensas en cómo afrontar tus
combates de forma acertada, acabaras muerto. Encadenar los movimientos de
nuestros personajes será fundamental. Lo mismo pasa al utilizar Monado, la cual
nos ofrecerá distintos poderes que nos serán prácticamente imprescindibles en
muchas batallas. La parte negativa, digamos que es controlar sólo a un único
personaje durante la batalla. Eso sí, puedes controlar como líder de tu grupo
al personaje que tu prefieras, no hace falta que sea Shulk siempre. Y algo que
viene bien, es que todos los personajes ganan experiencia, no se te quedaran
descolgados los personajes que no utilices. En definitiva, el sistema de
combate es muy dinámico, ágil y fácil a la vez que si se quiere se puede
profundizar en él. En muchos juegos de este tipo uno acaba evitando los
combates por aburrimiento, y en este en concreto nunca te importará pelear un
poco más.

 

 

A no ser que seas un máquina leyendo, la canción de antes se
debe estar acabando. Siguiendo con lo mismo, propongo que escuches la siguiente
canción, la cual me transmite mucha ‘magia’:

 http://www.youtube.com/watch?v=XLuHvi_WvZ8&feature=related

 

 

El árbol de mejora de nuestros personajes es muy simple.


 

Mejoraremos las ‘artes’ que aprendemos gastando puntos
de nuestra experiencia ganados tras las batallas o tras descubrir nuevos lugares, y aparte, podremos fabricar unas gemas que engastadas
en nuestras armas y armaduras nos subirán distintos parámetros o habilidades de
los personajes. Los materiales para fabricar estas gemas, los sacaremos de unos
nacimientos de éter que encontraremos en los escenarios, y también de los
objetos que dejan caer nuestros enemigos una vez los dejemos k.o. Luego, existe
otra rama de mejora de los personajes, que también mejora con unos puntos que
se obtienen en las batallas. Son las afinimedallas. Estas te permiten enlazar a
los personajes que utilices en combate para proporcionarles ventajas y
habilidades recíprocamente. Además, si hacemos las misiones personales de cada
personaje, descubriremos uno de sus valores ‘ocultos’ y se añadirá otra rama de
afinimedallas más poderosas que las iniciales.

 

 

En cuanto al apartado técnico y artístico de Xenoblade Chronicles,
se puede decir que luce bastante bien en general.

 


Estamos hablando de Wii, una consola limitada si la
comparamos con las otras, y hay que reconocer el buen trabajo que ha hecho
Monolith Soft. Esto no quita que muchas texturas sean muy mejorables, que el
clipping sea el pan de cada día, y que un niño imaginario sentado a nuestro
lado nos diga que en ocasiones ve popping. Gráficamente cumple, está por encima
de la media
, y artísticamente es sublime. Desde el diseño de los personajes al
diseño de los escenarios que, simplemente, nos dejaran boquiabiertos. Nos
invitan a explorar de “pe a pa” toda su extensión. Muchos de ellos son
enormes y con varias rutas alternativas, cientos de objetos que recoger para
nuestras misiones y para completar nuestra “colecciopedia” (una enciclopedia a
la que añadir  un objeto de cada de los
que encontremos en la zona determinada, y que nos premiará con objetos muy
valiosos) cuevas que explorar, lugares secretos que encontrar, y suelen
esconder tesoros y monstruos fortísimos que nos esperan con los brazos bien abiertos.
Además, la gente de Monolith Soft ha logrado crear una atmósfera que desprende
una magia tremendamente inmersiva y diferente para cada lugar por el que
pasamos. Cada vez que descubramos un nuevo lugar, nos quedaremos alucinados.
Desde la verdosidad de la pierna de Bionis, hasta el misticismo del manglar de
Satorul, la frondosidad de la selva de Magna, y muchos otros sitios tan
impresionantes o más que no quiero desvelar. La OST de este juego, como
imaginas, ayuda y mucho a crear estos ambientes tan mágicos y característicos
de los buenos jrpg, es brillante. Está a la altura de las más grandes composiciones de esta
generación, y muchas de ellas lograran generar sentimientos en nosotros.
Además, acompañan perfectamente el ritmo de la historia, en momentos que se
respira alegría las canciones sonarán más alegres, en otros momentos más tensos
las canciones contribuirán a crear esa tensión, y los momentos tristes también
los amenizarán de forma perfecta. En Xenoblade las horas pasan, y tras el día
llega la noche, y en la música se nota en el cambio de ritmo, en que quizás se
versionen de forma más tribal, más tranquila, las mismas canciones que suenan
durante el día. Yo personalmente, me quito el sombrero. En cuanto al sonido de
los efectos y las voces es más que correcto, de notable alto. No es que
destaquen demasiado, pero el doblaje al inglés es bueno en general (con textos
en castellano), entendible para un nivel medio de inglés, y por si fuera poco y
para los más amantes de la cultura japonesa, podrán disfrutar del doblaje en
japonés. Yo ni si quiera escuchado, el ansia que tenia de empezar esta aventura
no me dejó ni mirar las opciones.

 


Sigo intentando que te sumerjas más en el fantástico mundo de
Xenoblade, por eso ahora toca escuchar una alegre canción que al menos a mí, me
transmite buenas vibraciones:

http://www.youtube.com/watch?v=opZ77KEyWug&feature=related

 

 

De tareas secundarias, precisamente, no andaremos cortos en
ningún momento del juego.

 


Si la historia principal es súper absorbente, en principio
las misiones secundarias parecen lo contrario. Tendremos decenas y decenas por
realizar a cada paso que demos en el mundo de los dioses Bionis y Mekhonis.
Pueden parecer monótonas, y lo son. Al menos las primeras que nos mandan sí. Mata
a “x” monstruo, recoge o consigue “x” objeto. Estas son las que nos mandaran en
principio, y lo que hará que mucha gente se eche hacia atrás y no investigue
más. Lo bueno viene cuando ya hemos cumplido esas misiones un tanto de
recaderos y nos manden misiones los personajes con nombres propios. Podremos
profundizar entre las relaciones personales de la gente de cada poblado. Las
misiones se convertirán en un “necesito que me traigas esto y aquello para que
mi amigo Menganito pueda recuperar la alegría por su oficio”, por ejemplo. Lo
harás, y luego verás cómo ese “Menganito” se sentirá feliz, trabajará de nuevo y
te lo agradecerá eternamente.

 

 

Y es que, aquí viene un punto fortísimo del juego, el
Afinigrama”.

 

 

En cada poblado existen unos npc ‘anónimos’ y otros, como ya
he dicho, con nombre y apellidos, con historia propia. Es decir, tendrán su
pasado, su presente, y sus ideas de futuro, y todas las misiones que te manden,
tendrán su justificación, su 'porqué' bien definido. Te darás cuenta de que
Monolith Soft creó un mundo con vida propia para Xenoblade Chronicles, que
aunque tú manejes a Shulk y seas el protagonista de la historia, que existen
cientos de “personas” más con sus propias historias, quehaceres y
preocupaciones. Cada npc singular, nos contará cosas de su vida, de sus
pensamientos e inquietudes, de lo que quiere y no quiere… y no todos nos
mandarán misiones. Con algunos sólo necesitaremos hablar y que nos cuente lo
que deba decirnos, que le preocupa la actitud de su amiga por ejemplo. Luego al
encontrarnos con su amiga… ya se sabe, podremos ir indagando en sus cosas cual
Jordi González presentando la difunta “La Noria”. Conforme les ayudemos a
relacionarse, resolvamos sus misiones personales, cambiaran de discurso y
conoceremos más cosas del npc, la historia profundizará más y el concepto de la
vida “viva” que hay en Xenoblade Chronicles tomará más sentido si cabe
. Parece
una tontería, pero no lo es. Descubrir la razón de ser de una comunidad de
gente y con tantas culturas y visiones de la vida diferentes que hay en el
juego, un ejercicio de sociología a grandes rasgos, comprenderlos y ayudarles
en sus problemas, aporta un toque muy diferente a los jrpg y es la mar de
gratificante y adictivo.

 

 

Hay otra cosa en este juego que te ayuda a conocer más a los
personajes, esta vez a los principales. A lo largo y ancho de este mundo,
existen lugares especiales y que dependiendo de la afinidad que logres crear entre
ellos, podrás desbloquear y revivir unas conversaciones que tuvieron lugar
cuando pasaste por ahí y que no enseñan durante la historia principal. Te
enteras de muchas particularidades de tus personajes, que nunca imaginarias.
Lamentablemente, cuesta bastante lograr la afinidad, y esto es algo que se
completa en tu segunda partida.

 

 

Ahora ya sí, esta canción es la última que te hago escuchar,
una versión de Colonia 6, más alegre. Cuando lo juegues, sabrás el por qué:

http://www.youtube.com/watch?v=yJHp1Ek_V-o&feature=related



El concepto de duración en Xenoblade Chronicles, toma otra
dimensión.

 


Si te dedicas exclusivamente a la historia principal, el
juego te puede durar entre las 40-50. Yo sin realizar todas las misiones
secundarias posibles (me quedaron las de alto nivel) y pasando un poco bastante
de uno de los pueblos, superé las 130 horas de juego, y conozco gente que está
entre las 160-200 horas en su primera partida, intentando terminar todas las
misiones secundarias y desbloquear todos los logros. Sí, he dicho logros, es
curioso y aunque no nos den “G” ni trofeos de bronce o plata, existen los
logros en Xenoblade Chronicles, lo cual se agradece.

 

 

Conclusiones finales:

 

 

Historia: 10. La trama es trepidante como pocas, da muchos
giros de guión, se ven momentos muy épicos y un final casi perfecto.

Gráficos: 8. Texturas muy pobres y bastantes fallos
gráficos. Aún así el nivel de los escenarios y algunas escenas rallan a gran
nivel.

Sonido: 10. Una BSO increíble y muy adecuada al ritmo del
juego, voces en inglés y en japonés bastante buenas.

Adicción: 9. La historia nos enganchará y una vez pasado el
primer bache de las misiones secundarias, no podremos parar y siempre querremos
saber más de las gentes de Bionis.

Duración: 10. Unas 50-60 horas para terminarte la historia
principal sin ver nada más, sin apenas entrar en contacto con todas las
posibilidades que ofrece el juego. Si no puede superar las 200 horas.

 

 

Total: 9,4. En conclusión, Xenoblade Chronicles llega a
nuestras consolas para hacernos disfrutar de una historia de fantasía llena de
momentos épicos que nos mantendrán bien enganchados al mando durante sus más de 50 horas de duración, como mínimo. Se convierte por
méritos propios en uno de los mejores jrpg de la generación. ¿El mejor? La
respuesta va a gustos y depende de cada uno, desde luego es uno de los mejores
y más recomendables. Xenoblade Chronicles es un must have y un motivo más que convincente para comprar Wii, si aún no la tenemos.

 

 

============================================================== 

 

Quizás os puedan interesar mis otras reviews:

 

De MONSTER HUNTER 3 ULTIMATE (WII U)

 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/diario-joven-cazador…

 

De NI NO KUNI: LA IRA DE LA BRUJA BLANCA

 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/lagrimas-que-convier…

 

 

De TRINE

 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/abuelito-cuentame-el…

 

 

De L.A. NOIRE

 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/mi-opinion-la-noire-…

 

De BATTLEFIELD 3

 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/battlefield-3-pelear…

94

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Xenoblade Chronicles 3D

    Hace unos pocos años apareció en Wii un juego que consiguió superar todas las expectativas y que instantáneamente se convirtió no sólo en uno de los títulos mejor valorados por los jugadores más exigentes de Wii, sino también en un clásico de los juegos de rol japoneses. Obviamente, hablamos de Xenoblade Chronicles, del cual la semana que viene (en concreto, el jueves 2 de abril) se pone a la venta una adaptación portátil exclusiva de los modelos New 3DS y New 3DS XL. Nintendo anunció este título al mismo tiempo que los nuevos modelos de su consola portátil, lo cual hizo pensar que sólo sería el primero de muchos juegos desarrollados

    Hobby

    91

    Excelente

    Lo mejor

    Larguísimo, con muchas misiones secundarias, un sistema de combate excepcional y un gran argumento.

    Lo peor

    Visualmente no alcanza el nivel de Wii. Esta versión apenas añade contenidos. Sin voces japonesas.

    Gigantesco análisis de Xenoblade Chronicles

    Desde que Monolith Soft anunciase Xenoblade Chronicles, mucho se ha hablado de este título que cuenta con la aceptación unánime del público y sobre todo, de la crítica del sector. Y no es para menos ya que las posibilidades y sorpresas que ofrece el título son para categorizarlo, sin ninguna duda, de obra maestra. Un equipo de guionistas, músicos y desarrolladores, todos de la vieja escuela de los juegos de rol japoneses, han sido los culpables de que hoy podamos disfrutar de una de las mejores aventuras que jamás haya existido en el mundo de los videojuegos. Algunos de estas personalidades que se han implicado en el desarrollo de Xenoblade Chronicles,

    Hobby

    93

    Excelente

    Lo mejor

    La magistral dirección del título, su duración y la exploración que ofrece

    Lo peor

    Algunos modelos están poco trabajados. El inventario se queda corto para todos los objetos del juego

Más análisis de usuarios

Xenoblade Chronicles