Imagen de perfil de capitan.soap.mctavish
Análisis de Assassin's Creed III
capitan.soap.mctavish

Ratonhnhaketon. Connor para los colegas.

Este
análisis no contiene spoilers, si encuentras alguna mención sobre
una actividad a realizar o personaje, o es irrelevante o aparece en
los primeros momentos del juego.

 

Periodo
histórico

Assassins
Creed III salta históricamente hacia delante desde la trilogía de
Ezio ( II, Hermandad y Revelations ), para situarse en los
acontecimientos de la Revolución Americana, con lo cual controlaréis
al personaje principal entre 1770 y 1783, aunque advierto que
jugaréis en momentos históricos anteriores como 1756 y puntualmente
en la época actual.

 

Ambientación.

El
juego presenta, de nuevo y acorde con la saga, dos historias
paralelas cuyo nexo es el animus.

 

De
la historia actual, no voy a contar nada, comprende un 10% del juego
y hay niveles jugables, pero si nadie ha jugado a AC III, es mejor
que descubra los personajes y las localizaciones de las misiones por
sí mismo.

 

En
cuanto a la historia de Connor, como he dicho, tiene lugar en los
Estados Unidos durante su revolución.

Las
ciudades principales serán Boston y Nueva York. Habrá otra ciudad
importante de Estados Unidos en la que jugaréis determinadas
misiones, pero si no has jugado al juego, descúbrela por ti mismo.

Las
ciudades están bien hechas, con una arquitectura convincente y
detallada, y los habitantes que deambulan por ellas cuentan con más
animaciones que ningún episodio de la saga, ha habido que esperar a
la quinta entrega de la saga, pero por fin tendremos niños y
animales domésticos por las calles ( con éstos últimos podremos
interactuar ).

Sin
embargo, aquí el problema, ( que no es "problema" como tal
) es que las ciudades son como eran en la época, por tanto, Ubisoft
las ha representado como tal, históricamente está bien, pero
mina un poco la experiencia jugable de la saga.

Las
ciudades son "más feas", ojo, no digo que estén peor
hechas, pero obviamente están a años luz de la fastuosidad del
renacimiento italiano de Florencia o Roma. Entiendo que se haya
buscado el realismo histórico tornado en ciudades que comienzan a
germinar como asentamientos obreros y comerciales. Pero, a mi humilde
juicio, se ha abusado en las ciudades de una paleta de colores
demasiado "apagada" que no sobresale ni en el ciclo "de
día" del juego, ni ante edificios de tonalidades claras.

Hay
más animaciones, es cierto, pero creo que hay cierto desequilibrio
entre las zonas costeras y el interior de las ciudades. En las
primeras, se observan multitud de personajes haciendo tareas ( los
astilleros están genialmente representados), pero conforme te
adentras en la ciudad, el ambiente se deshincha un poco, yo
personalmente he echado de menos más comerciantes y algún músico
(que no al juglar de AC II ).

 

Insisto,
la ambientación de las ciudades es correctísima, pero sincronizar
una atalaya en lo alto del coliseo no supone la misma experiencia
jugable que sincronizar un campanario de una capilla situado a 17
metros del suelo.

 

Además
de las ciudades, existe una extensión vastísima de terreno
denominada "La Frontera".

Aquí
personalmente tengo pocas quejas. Es tan grande, que al principio
abruma.

La
representación de la vegetación es convincente, y si antes
mencionaba la paleta de colores "apagada", aquí es todo lo
contrario. Hay parajes que han sido bellamente creados.

En
esta zona discurrirán algunas misiones, pero además podréis
realizar otras tareas como explorar ó cazar.

La
exploración en "La Frontera", bajo mi punto de vista, es
genial, pues encontraréis zonas como cuevas o cimas no apreciables a
simple vista, pero lo mejor es que para acceder a ellas tendréis que
hacer uso de las habilidades de Connor, y ya os aviso, si es
divertido hacer "parkour" por los entornos urbanos, esperad
a hacerlo entre copas de árboles, empalmar cuatro o cinco ramas de
diferentes árboles "a toda pastilla" es una sensación
realmente divertida.

Respecto
la caza, podréis usar cualquier arma de las disponibles para abatir
a la fauna, serviros de elementos como cebos o trepar a los árboles
para estar en una situación de ventaja respecto el animal, aunque el
número de ellos es tal, que prácticamente os los encontraréis sin
buscar demasiado.

Parte
de esa fauna, serán auténticos depredadores como linces, lobos o
pumas. Mucho ojo, no dudarán en atacaros, evidentemente podréis
defenderos y acabar con ellos, aunque siempre que rechacéis el
ataque, será a base de un quick time event. Son espectaculares, pero
claro, a la larga acaban cayendo en el automatismo, supongo, como
todo, que será cuestión de gustos.

 

Personajes.

He
dividido este apartado en tres:

- Personajes
de la época actual.

Como
ya he dicho, habrá personajes contemporáneos y algún nivel
jugable. Lo dejo así, por si alguien que no haya jugado a todos los
episodios de la saga, echa en falta a algún personaje o le sorprende
alguna nueva presencia.

 

- Personajes
históricos.

Como
en los anteriores episodios de la saga, la trama del juego se
enlazará con acontecimientos históricos y con sus personajes.
Variará el peso que tengan en la trama, algunos simplemente se
presentarán, con otros conversaréis y alguno será durante alguna
secuencia el eje fundamental.

Ayudan
a que el juego no sea plano, lo enriquecen de cierto realismo y de
paso, se aprende un poco de historia. Algunos de ellos serán
Charles Lee, Benjamin Franklin, Samuel Adams ó Thomas Jefferson, y
con diferencia, el personaje histórico más importante será George
Washington.

 

- Personajes
controlables.

Aunque
hay puntuales episodios contemporáneos, el grueso del juego es
durante la Revolución estadounidense. Aquí controlaréis a dos
personajes:

Haytham
Kenway.

Este
personaje aparece nada más iniciéis el juego. Tiene un control
prácticamente idéntico a Connor, y jugaréis con él la primera
hora y media del juego, quién es y qué hace en la trama será mejor
descubrirlo por vosotros.

 

Connor
– Ratohnhakéton.

Es
el principal personaje de la trama y jugable. Es capaz de hacer las
acciones a las que estábamos acostumbrados en la saga. Trepar, hacer
"parkour", pasar desapercibido, asesinar en sigilo, luchar,
montar a caballo..

Ante
un comportamiento tan parecido, la pregunta sería, ¿ es igual que
Ezio ?

Pues
a mi humilde entender no. Obviamente respecto las acciones sí. Pero
carece de personalidad. Conforme los anteriores juegos avanzaban,
Ezio evolucionaba, se hacía más cauto, más sabio, más paciente
observando "hasta el momento perfecto", destilaba más
admiración y cierto sentido del honor del que carece Connor.

Connor,
es un personaje muy interesante, pero no se ha sabido explotar. Su
descendencia nativa no se ha enfocado como un personaje hermanado con
la naturaleza o como un individuo con "escuela de la vida",
sino como un asesino mucho más visceral, más centrado en consumar
la venganza que en hacer justicia para todos. Es el episodio de la
saga, en el que a pesar del guión y de las misiones de liberación,
he notado mayor egoísmo en las decisiones del personaje.

Su
carácter es más rudo y terco, muy lejos de la ironía y sutileza de
Ezio.

Tampoco
ayuda que Ezio fuera construyendo una orden, en la que él ayudaba a
quién entendía y éstos le agradecían su ayuda en forma de
fidelidad.

Connor,
da imagen en este juego, de "peón de los poderosos", acude
a la ayuda para obtener un favor o una información, pero no entiendo
cómo siendo capaz de ganar una batalla, la secuencia después de la
lucha es "gracias por tu ayuda" en vez de "a partir de
hora este hombre es nuestro aliado y su lucha debe ser nuestro
ejemplo".

Aunque
como digo, y lo diré 300 veces, es sólo mi opinión y esto va por gustos.

 

Sistema
de lucha - Armas

El
modo de luchar de Connor desde el punto de vista del sigilo cambia
poco. Podréis hacer los clásicos asesinatos aéreos, usar dardos,
abatir con el arco, "trincar" a un enemigo desde un
escondite, etc.

Respecto
el modo de lucha contra los enemigos de manera directa, se torna algo
más complejo pero con el tiempo os resultará satisfactorio.

Me
explico, se acabó que estando rodeado de 15 enemigos, éstos ataquen
de uno en uno. Ahora mientras luches contra un rival, otro no dudará
en golpearte por la espalda, y los que porten mosquetes no se
pensarán ni un segundo en "llenarte de plomo". Esto hace
que durante las primeras horas de juego, quizás os sintáis un poco
torpes, pero la práctica hará el resto.

Cuando
le pilléis el punto a los bloqueos y a las distintas contras y
ataques, seréis auténticas máquinas de matar.

Y
os aseguro que golpear a un enemigo, bloquear al que te ataca por la
espalda, usarlo como escudo humano y hacer una contra ( con el
tomahawk son sencillamente geniales ) para resolver, es una sensación
que aunque lleva práctica, es muy gratificante.

 

Respecto
las armas, prácticamente repiten todas las básicas de otros
episodios de la saga como la espada, dardos, la sempiterna cuchilla
oculta... Por razones del personaje, se han incluido armas típicas
de los nativos como el tomahawk o el arco. Este último es eficaz y
silencioso, pero "tarda más en armarse" que la ballesta de
anteriores entregas. Personalmente hubiera preferido un uso más
ágil del mismo.

 

Misiones

El
juego se construye, como los anteriores, en misiones principales y
secundarias.

Dependerá
del jugador exprimirlo todo o no.

Las
misiones principales están por lo general bien realizadas, y algunas
resultan bastante espectaculares. Puedo decir que sólo por recorrer
un pueblo que está siendo arrasado a golpe de artillería, controlar
una tropa en las trincheras del frente o abordar un barco, merece la
pena jugar a este juego.

Pero
hay algunos puntos negros:

- Las
misiones "espectaculares" abundan menos que en otros
episodios de la saga.

- Después
de jugar, como he dicho, con otro personaje el principio del juego,
la historia se centra en Connor, dándose cierta imagen de "después
de hora y media, otra vez a empezar", haciendo que el principio
del juego se haga bastante lento.

- Las
misiones suelen empezar en la misma localización, una hacienda o una
cantina en Boston, sorprendiendo menos al jugador ( Ezio por ejemplo
podía empezar una misión partiendo de algo tan trivial como dar un
paseo).

 

Respecto
las misiones secundarias, es bueno que existan, pero tanto las
misiones de la hacienda como las de liberación, se parecen mucho
entre sí, y suelen consistir siempre en salvarle la vida a algún
pobrecico en apuros.

 

Existen
ciertas misiones ó mejor dicho retos de gremios, como cazadores,
hombres de la frontera, púgiles... No son nada del otro mundo, pero
os pueden ayudar a ampliar la duración del juego.

 

Como
en anteriores juegos de la saga, habrá asentamientos templarios que
tendréis que conquistar para reducir la notoriedad y presencia
templaria. En este caso son fuertes, y de nuevo habrá que acabar
con el oficial al mando. No están nada mal, pero es una fórmula un
tanto repetida en la saga, y a mi juicio, tomar las fortificaciones
no transmite lo mismo que tomar las torres de AC La Hermandad

 

No
todo son tirones de oreja, hay dos tipos de misiones que son muy
buenas.

Misiones
de patapalo.

Tendréis
que encontrar unos items llamados baratijas, y con ello iréis
desbloqueando una serie de misiones especiales.

Para
mi gusto, son sobresalientes, por su espectacularidad y por su
diversidad. Habrá momentos para el sigilo puro y duro, otros de
"parkour" mientras el escenario se va destruyendo a lo
"Uncharted", e incluso en una misión tendréis que usar
ciertas dotes detectivescas muy en la línea del modo detective de
los "Arkham".

 

Misiones
navales.

Para
muchos, la auténtica sorpresa y "chicha" del juego.

Habrá
misiones en las que controléis un navío, navegando por el ancho
mar.

Creo
que la clave reside en que os haréis con la navegación enseguida.
Con los sticks controlaréis la dirección y la cámara y con otros
botones del pad podréis navegar a mayor o menor velocidad y usar
las armas.

Pero
bajo un esquema aparentemente simple, tendréis que ser hábiles para
afrontar cada situación, bien es cierto que las misiones se reducen
a "acaba con" ó "escolta a", pero habrá que
tener en cuenta condiciones climatológicas, la composición
orográfica de la orilla, los posibles obstáculos, el número de
enemigos, las armas con las que cuentan ,etc.

Y
es ahí, donde aunque contéis con un control fácil y accesible,
tendréis que echar el resto para por ejemplo disparar a un galeón,
mientras esquiváis las andanadas desde un fuerte y tenéis un ojo
puesto en las olas.

 

Sencillamente,
de lo mejor del juego.

 

Otras
opciones

Hay
muchas formas de alargar la duración de Assassins Creed III.

-Para
empezar todas las misiones cuentan con una serie de retos ( acabar
la misión en sigilo, matar a una serie de enemigos de una
determinada forma ) que al ser completados se obtiene la
sincronización total del recuerdo. Si eres de los que te gusta tener
todo al 100%, el juego te durará más.

-Hay
items ocultos, además de las baratijas anteriormente mencionadas,
como plumas u hojas de almanaque. Encontrarlas todas, también lleva
su tiempo.

-Se
puede gestionar la hacienda de Connor mediante un sistema de
recursos, que posteriormente se transportan en carromatos, si te
gusta ese enfoque de "administración estratégica" y ganar
dinero de manera más rápida, es lo tuyo.

 

Multijugador.

Assassins
Creed III cuenta con modo multijugador. Ofrece diferentes categorías,
aunque yo con las que más he disfrutado ha sido con "Dominación",
en la que un equipo toma bases y las defiende y con "Manada de
lobos" en los que el equipo tiene que ir a una determinada zona
para cumplir objetivos.

*Aunque
añado que jugué durante los primeros meses del juego, desconozco si
ahora será más complicado encontrar partidas decentes.

 

Ficha
técnica.
(No soy muy amigo de
calificar con notas).

Gráficamente
muy bueno, mejora la representación facial respecto con anteriores
juegos. Repiten los consabidos fallos como el popping ( entendible
ante ciertos entornos realmente ambiciosos ).

Doblaje
muy bueno y música correcta, aunque no a la altura de otros
episodios como AC II.

FX
decentes y sonido de las ciudades, como el de los habitantes, "que
te mete en la acción", aunque demasiado repetitivos.

 

Conclusión.

AC
III es un muy buen juego.

Ofrece
un esquema similar al de anteriores episodios de la saga y ofrece
nuevas opciones como las misiones navales o cazar, y añade por
primera vez un espacio de naturaleza pura que ayuda a una mayor
inmersión de "sandbox".

Además,
si eres de los que te gusta exprimir los juegos, tendrás misiones e
items para muchas horas.

 

En
lo malo, el principio del juego es algo pesado, la historia se
atraganta un poco por no estar tan bien hilvanada como en otros
juegos de la saga, las ciudades no resultan tan vistosas, y Connor,
sencillamente no es Ezio.

 

Pero
si te gusta la saga y la temática, dale una oportunidad, máxime al
precio que se encuentra ahora, porque ofrece mucha diversión y
duración.

Si
no lo has jugado todavía y tu bolsillo prefiere esperar un poco más
por "Black Flag", AC III puede ser un juego muy
interesante.

 

Requiescat in pace.

 

 

 

 

 

 

 

91

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Assassin's Creed III: La redención

    El trío de contenidos descargables para Assassin's Creed III conocido como La tiranía del rey Washington llega a su fin con La infamia, el tercer y definitivo capítulo de esta realidad alternativa en la que Connor nunca fue un assassin y al comandante Washington le dio por convertirse en monarca de los EEUU. Si desembolsáis 640 Microsoft Points (mañana llegará a PS3 y PC por unos ocho euros), podréis descubrir esta entrega final. Ojo, ligeros spoilers, si no habéis jugado los capítulos anteriores. Como recordaréis, en los dos capítulos anteriores (llamados La infamia y La traición), Connor ha recorrido la Frontera y Boston mientras intantaba dar con la forma de derrocar a Washington quien, absorto

    Hobby

    75

    Bueno

    Lo mejor

    El nuevo poder del oso. El desarrollo es notablemente más variado.

    Lo peor

    Las misiones secundarias son totalmente prescindibles. No acabamos de empatizar con "la causa".

    Análisis de Assassin's Creed III: La traición

    El DLC de Assassin's Creed III llamado La tiranía del rey Washington comenzó hace unas semanas con La infamia, el primero de tres episodios. En él, Connor se descubría a sí mismo en una realidad alternativa en la que George Washington se ha hecho con el fruto del Edén y, a la postre, con el reinado de Estados Unidos. Este segundo episodio, llamado La traición, tiene lugar en la ya familiar ciudad de Boston. Al igual que en las series de televisión un "anteriormente en..." nos recuerda por lo que hemos pasado (spoilers ligeritos, si no habéis jugado el capi anterior): Connor ha sido hecho prisionero por Putnam y ha de escapar

    Hobby

    66

    Aceptable

    Lo mejor

    El nuevo poder "aguileño", sin duda.

    Lo peor

    Las misiones son muy poco creativas.

    Análisis de Assassin´s Creed III: La infamia

    ¡Se desata La tiranía del rey Washington! Aunque Assassin´s Creed III ya ha tenido algún que otro contenido descargable de cara al multijugador, lo que nos llega ahora es una expansión para la Campaña. O, mejor dicho, un tercio de ella. Nos explicamos: Ubisoft ha planteado una historia alternativa, que se dividirá en tres entregas. La primera de ellas (y, por tanto, la que nos toca analizar aquí) se llama La infamia y, junto con las otras dos, formará la trilogía de La tiranía del rey Washington. ¿Y cómo se accede a esta historia alternativa? Pues directamente desde el menú principal, siempre y cuando hayáis pagado lo que cuesta: 800 Microsoft

    Hobby

    68

    Aceptable

    Lo mejor

    Los nuevos poderes de Connor, sin duda. Ver la historia desde otra perspectiva.

    Lo peor

    Por ese precio, debería ofrecer algo más de sustancia. La mecánica de las misiones no es novedosa.

    Análisis de Assassin's Creed III para Wii U

    Tal y como pudimos ver en el análisis de Assassin´s Creed 3 para PS3 y Xbox 360, estamos ante un verdadero juegazo. Os podrán convencer más o menos el plataformeo o la IA enemiga, pero no cabe duda de que aquí encontraréis una atmósfera, una narrativa y una variedad de tareas que superan en mucho a la media de las aventuras. Todo el dessarollo, incluidos el multijugador y las misiones secundarias, se mantienen intactas en la versión de Wii U. Por ello, si queréis conocer a fondo el desarrollo del juego, os remitimos al análisis que hemos "linkado" en el primer párrafo. Todas las versiones son prácticamente idénticas, pero vamos

    Hobby

    89

    Muy bueno

    Lo mejor

    Hay una enorme variedad de retos. Tenéis para muuuchas horas. La ambientación es estupenda.

    Lo peor

    La aportación del Gamepad es casi nula. Los altibajos en el frame rate.

    Análisis de Assassin's Creed 3

    Ratohnhaké:ton no es el nombre que pondríamos a nuestros hijos, pero es uno que no olvidaréis. Así es como fue llamado por su tribu Connor, el nuevo héroe de Assassin´s Creed. Tras tres entregas, Ezio ya estaba viejo y cansado (literalmente) y los usuarios demandábamos un cambio más sustancial en la saga. Por fin ha llegado el momento: del siglo XVI saltamos al XVIII y a un entorno muy diferente: América. Los ingleses tienen colonias cerca de la costa este del continente, pero sus habitantes, ahogados por los impuestos y la presión de los soldados casacas rojas, están al borde de la revolución. Desmond vuelve a ser el hilo conductor, un

    Hobby

    93

    Excelente

    Lo mejor

    Las sorpresas del guión y la variedad de retos que podemos cumplir.

    Lo peor

    Algunos bugs que, esperamos, parcheen pronto. El minijuego de las cerraduras es muy pesado.

Más análisis de usuarios