Reportaje

Los 10 peores juegos con famosos

Por Javier Parrilla Ruiz
-

Cantantes, deportistas y actores son los principales tipos de celebrities que han protagonizado algún que otro videojuego. Algunas compañías utilizan su imagen como tirón para vender juegos surrealistas y bastante cutres, con la intención de que sus fieles legiones de seguidores piquen y compren el producto. Desde luego, en esta industria no los encontrarás en un paseo de la fama por su calidad.

Con el apogeo de los videojuegos en la sociedad actual, su amplitud de públicos y perfiles de jugadores, así como la gran cantidad de dinero que mueve esta industria por encima del cine y la música; cada vez es más frecuente ver a diferentes personajes famosos promocionando videojuegos o consolas, por ejemplo, en un anuncio de televisión. Sí, ver a Penélope Cruz disfrazada de Mario resultó perturbador o verla jugar con su hermana menor hipermaquilladas a la DS no había quien se lo creyera... pero estos reclamos publicitarios funcionan para acercar los videojuegos a las masas y llamar su atención con el famoso en cuestión.

Penélopez Cruz imponente y en su salsa presume de bigote hipster

Del mismo modo, cada vez hay más cameos de famosos en diferentes videojuegos: Snoop Dogg en Tekken Tag Tournament 2 con escenario propio y todo, Justin Bieber en NBA 2K13 (escalofríos...), sin contar con todas las adaptaciones de series de televisión o películas donde hemos visto a numerosas estrellas de cine encarnadas en sus papeles ficticios (y de las que ya vimos los peores juegos para cada caso).

Penélope Cruz frustrada por no conseguir capturar a Rattata tras 20 Pokéballs

Y el tercer caso, los famosos que dan nombre a un juego y recae en ellos todo el tirón para que el producto se venda o no, tenga éxito o sea un fracaso porque ellos son los protagonistas absolutos. A veces, la fórmula funciona y el juego es bueno como en la mayoría de las entregas de Tony Hawk o Tiger Woods e incluso Anna Kournikova's Smash Court Tennis y Michael Jackson's Moonwalker. Sin embargo, la balanza se declina por juegos penosos, horteras y surrealistas donde se ha metido al famoso con calzador en el género que a priori pueda encajar mejor o tener algo de sentido.

Me parto yo sola con Animal Crossing

Por suerte, los juegos con famosos como protagonistas no abundan. Aun así, vamos a conocer los diez más horribles y terroríficos porque efectivamente la fama cuesta pero el respeto también hay que ganárselo. Está claro que lo segundo no lo consiguieron.

10. Spice World

Año: 1998

Plataformas: PSone

Compañía: Sony Computer Entertainment

Género: Musical

Uno de los fenómenos musicales de la década de los 90 fueron las Spice Girls, la girlband británica compuesta por cinco chicas encasilladas cada una en una personalidad distinta (la pija, la deportista, la infantil, etc.) tuvieron su propio videojuego en exclusiva para la primera consola de Sony. Con estética cartoon superdeformed, en Spice World podíamos elegir a nuestra preferida, elegir canción entre sólo cinco disponibles y hacer una remezcla sin sentido con minitrozos del tema para luego coreografiarla y manejar los planos de la cámara en la actuación. Un batiburrillo que en media hora se completaba y que no ofrecía ni variedad de escenarios, ni de vestuario ni de nada en general. No hubo más juegos del quinteto musical aunque Mel B. protagonizó otros dos: Get Fit with Mel B. y Let's Dance with Mel B. que, como su nombre indican, fueron de hacer ejercicio y de baile, respectivamente.

9. Bruce Lee Quest of the Dragon

Año: 2002

Plataformas: Xbox

Género: Beat'em up

Compañía: Universal Interactive Inc.

Bruce Lee, el gran artista marcial fallecido con tan sólo 32 años, habría modificado su filosofía de ser como el agua de haber sabido antes de morir que su teoría sobre la adaptación acabaría en una nefasta conversión en un videojuego para Xbox. Un beat'em up soso, saturado de tiempos de carga y con un desarrollo excesivamente repetitivo y lineal. Consideramos que al bueno de Bruce sería mejor utilizarlo como imagen para promocionar botellines de agua antes que realizar juegos que no estén a la altura de su nombre. Bruce Lee Quest of the Dragon no es como el agua, hace aguas. "Be water my friend..."

Consejo de Bruce Lee para jugar a este juego

8. Michael Jordan Chaos in the Windy City

Año: 1995

Plataformas: SNES

Género: Plataformas

Compañía: Electronic Arts

Pasamos del agua de Bruce Lee a Air Jordan, uno de los apodos de Michael Jordan. El exjugador de la NBA, de los mejores de la historia, ha tenido sus pinitos en el mundo de los videojuegos. En una ocasión junto con los Looney Tunes en la descafeinada adaptación en juego deportivo de la película Space Jam y un año antes siendo el protagonista de Michael Jordan Chaos in the Windy City, un extraño plataformas de acción para SNES que no tenía mucho sentido. Una ida de olla donde teníamos que rescatar a otros jugadores de baloncesto secuestrados mientras derrotábamos enemigos con nuestro inseparable balón reglamentario con superpoderes.

 

Los 'elaborados' enemigos finales son los que tienen más relación con el baloncesto

 

7. Chuck Norris Superkicks

Año: 1983

Plataformas: Atari 2600, ColecoVision, Commodore 64, Commodore VIC-20

Género: Acción

Compañía: Xonox

Vivimos con miedo de haber incluido a este juego en la lista por si Chuck Norris viene a arrearnos una buena patada. Chuck Norris Superkicks consistía en salvar a un secuestrado en un tiempo límite que decrecía a mayor velocidad si pisábamos el césped. Una hierba que tenía más peligro que cruzar la de Pokémon en bicicleta. Para hacer más ameno el trayecto, Chuck se enzarzaba en batallas contra enemigos que mandaba con una patada a tomar viento fresco. Si nuestro ranger omnipotente dice que este juego es la repera y que se lo puede pasar con un pelo de su barba tendremos que creerle.

 

6. MTV's Celebrity Deathmatch

Año: 2003

Plataformas: PC, PSone, PS2, Xbox

Género: Lucha

Compañía: Gotham Games

Basado en la serie de televisión con muñecos de plastilina del canal MTV, en este juego de lucha veíamos a diferentes famosos con la misma estética plástica repartiéndose leña. Entre los personajes de MTV's Celebrity Deathmatch se encontraban la explosiva Carmen Electra, los cantantes Marilyn Manson y Justin Timberlake, el rapero Busta Rhymes, el músico Tommy Lee y la actriz Shannen Doherty, entre otros. Un compendio lleno de golpes violentos y humor negro que a los diez minutos de superada la gracia inicial se quedaba en un aporreo de botones monótono.

5. Britney's Dance Beat

Año: 2002

Plataformas: GBA, PS2, PC

Género: Baile

Compañía: THQ

En el mejor momento de su carrera musical, la princesa del pop sacó este videojuego en el que nos invitaba a superar audiciones para convertirnos en uno de los bailarines de su próximo tour. Para ello, superábamos fases al estilo Dancing Stage o Bust A Groove donde había que pulsar los botones en el momento correcto. La versión de PS2 podríamos considerarla decente si eres fan de Britney Spears, la de GBA por cuestiones técnicas de la consola sólo eran melodías sin la voz de Britney (depende para quien puede ser una ventaja) y la de PC fue un port malísimo con gráficos desfasados, escenarios con cero efectos y movimientos donde Los Sims demostraban más garbo y fluidez. En resumen, Britneys' Dance Beat fue un juego de baile limitado (sólo cinco temas) con una Britney antes de entrar en decadencia y cuando todavía era una crack bailando.

Oops!... I didn't it again

 

4. Legends of Wrestling II

Año: 2002-2003

Plataformas: GBA, GameCube, PS2, Xbox

Género: Lucha

Compañía: Acclaim

Con Hulk Hogan presidiendo la carátula, la secuela de Legends of Wrestling mejoró un poco el desastre de su predecesor en las consolas de sobremesa. Sin embargo, tuvo un debut desastroso para la portátil GBA. Aparte de los gráficos poco detallados se suma un control tedioso lejos de proporcionarnos un dinámico combate de lucha libre. La versión para portátil, que llegó antes que las demás, se la podrían haber ahorrado directamente.

3. KISS Pinball

Año: 2001

Plataformas: PSone

Género: Pinball

Compañía: Global Star Software

Este juego fuera de las Spice Girls, Britney Spears, Coldplay, Elvis Presley, Martirio o Las Ketchup seguiría siendo infumable pero la víctima es KISS, banda de hard rock estadounidense. Un juego de pinball para PSone donde tenemos la extrema variedad de dos mesas para nuestro regocijo. No gracias, existe un extenso catálogo de títulos para la primera máquina de Sony donde es preferible que gastemos nuestro dinero.

2. Shaq Fu

Año: 1994-1995

Plataformas: Mega Drive, SNES, Amiga, Game Gear, Game Boy

Género: Lucha

Compañía: Electronic Arts

Algunos lo echasteis de menos la semana pasada en los diez peores juegos de lucha pero lo teníamos reservado para ésta. El exjugador de baloncesto Shaquille O'Neal protagonizó esta obra surrealista donde viajaba a una dimensión paralela para salvar a un niño de una momia. Por lo visto, en la década de los 80 y los 90, los argumentos con secuestros sin causa aparente estaban de moda. También parece que a las compañías les dio por utilizar a jugadores de la NBA para vender juegos que poco o nada tenían que ver con el baloncesto, como hemos visto antes con Michael Jordan. En este caso, la experiencia nos brindaba unos buenos gráficos para la época pero el control era el lastre del juego: acción de respuesta imprecisa, golpes no percibidos, vamos, lo que no se puede permitir en el género de la lucha. Como curiosidad, hay una página web con la misión de destruir todas las copias existentes de Shaq Fu y otra que persigue todo lo contrario. No, si se desatará una guerra y todo por el dichoso jueguito.

1. ¡Qué Pasa Neng!

Año: 2006

Plataformas: PS2

Género: Minijuegos

Compañía: Phoenix Games

Hay juegos que son malos y otros que son, además, un despropósito, ¡Qué Pasa Neng! es un ejemplo claro. El Neng de Castefa fue un personaje que parodiaba a los maquineros de Castelldefels. Estaba interpretado por el humorista Edu Soto y se popularizó por aparecer como personaje recurrente en el programa nocturno Buenafuente de Antena 3. Vieras o no el programa, toda España acabó conociendo al Neng, sus bailes, sus frases y hasta el politono para móviles. El juego era una mezcla de escenas reales del show de Andreu Buenafuente que daban pie a los cinco minijuegos que componen este bodrio. Se resumen en un Tetris, una tragaperras, un matamoscas con la nariz, uno de esquivar mientras completas un puzle en el suelo del plató y una especie de Dancing Stage (pulsar el botón indicado en el momento preciso). La locura por exprimir la fiebre mediática derivó en este insulto a los videojuegos. Si hubiera sido la moda televisiva en la actualidad, tal vez no habría pasado de app gratuita para smartphones. No demos ideas, por si acaso.

Lo que queda claro es que la relación de los famosos con los videojuegos debería limitarse a cameos o a promociones publicitarias y no a videojuegos donde pretendan ser los protagonistas. Si estas osadías que empañan los catálogos de nuestras queridas consolas os han sabido a poco, podéis repasar los paseos de la fama de otras categorías de juegos penosos en la siguiente lista:

¡Que no me saltes encima jodida!

Los 10 peores juegos de lanzamiento

Los 10 peores juegos de superhéroes

Los 10 peores juegos basados en películas

Los 10 peores juegos de anime

Los 10 peores juegos basados en juguetes

Los 10 peores juegos navideños

Los 10 peores juegos de series de tv

Los 10 peores juegos de series de dibujos animados

Los 10 peores juegos de lucha

Lecturas recomendadas