Reportaje

Los 10 peores juegos de dinosaurios

Por Javier Parrilla Ruiz
-

La fascinación por los dinosaurios ha derivado en gran cantidad de videojuegos desde los primeros compases de la industria. Diferentes consolas, géneros y experimentos que con mejor o peor acierto nos han transmitido la sensación de enfrentarnos a ellos o ser ellos mismos. En este reportaje conoceremos los diez peores juegos de dinosaurios.

Con los rumores reavivados de un reboot de la saga Dino Crisis, el también reinicio de la película de Godzilla (con su estreno programado para el próximo mes de mayo) y la cuarta película de Parque Jurásico en camino para el próximo año, no sería raro que se produjera de nuevo una fiebre por las extintas criaturas prehistóricas como ya la hubo durante los 90, principalmente por las dos primeras películas de Parque Jurásico, las dos dirigidas por Steven Spielberg y basadas en las novelas de Michael Crichton.

Los videojuegos no han sido ajenos al fenómeno. No solamente cuando los dinosaurios estaban de moda sino que desde los comienzos de la industria han estado presentes en diferentes consolas, plataformas, géneros, generaciones y estilos. En algunos casos, nos enfrentábamos a ellos; en otros, los manejábamos o eran nuestros aliados. Los ha habido más realistas, como los de Dino Crisis o Turok. Otros, han sido una caricatura simpática e icónica como Gon o, en especial, Yoshi. Y en otros casos no eran los protagonistas del juego pero sí tenían su aparición estelar, como el T-Rex del primerísimo Tomb Raider o Alex en algunas entregas de la saga Tekken.

La trilogía cinematográfica de Parque Jurásico ha sido la licencia más exprimida para sacar videojuegos con dinosarios a tutiplén, con juegos para casi todas las consolas y probando suerte en diferentes géneros. Con grandes aciertos, otros juegos dejaban bastante que desear. Algunos están presentes en la lista de esta semana mezclados con experimentos fallidos de otras compañías. Vamos a conocerlos pero por favor, les rogamos no se bajen de su Jeep Wrangler durante la ruta por si acaso. Son peligrosamente malos.

10. Jurassic Park III The DNA Factor

Año: 2001

Plataformas: GBA

Género: Acción

Compañía: Konami

La tercera película de Parque Jurásico ya dejó bastante que desear a pesar de su éxito en taquilla. Con multitud de videojuegos en su nombre, algunos ni siquiera se basaban en el largomentraje. En el caso de Game Boy Advance, la portátil de Nintendo tuvo hasta tres juegos con el nombre Jurassic Park 3. Uno de ellos fue este DNA Factor, una mezcla de acción, minijuegos de lógica y algún que otro puzle que se convirtió en un batiburrillo infumable. Tenía tan poca chispa el juego que hasta le faltaba el mítico tema principal de la franquicia compuesto por John Williams. Imperdonable.

9. Combat of Giants Dinosaurs 3D

Año: 2011

Plataformas: 3DS

Género: RPG

Compañía: Ubisoft

La saga Combat of Giants nos ha puesto en la piel no sólo de dinosaurios sino también de insectos mutantes y dragones. En este caso, teníamos que elegir a diferentes dinosaurios y mejorar su nivel en enfrentamiendos en tiempo real en entornos 3D. Así hasta llegar a enfrentarnos al temible Arkosaurus. A pesar de su cuidado aspecto gráfico, el juego se volvía repetitivo en su desarrollo y simple en el control para ganar las batallas. Un combate de gigantes con una satisfacción muy pequeña.

8. Primal Rage

Año: 1994 - 1998

Plataformas: Arcade, PC, Mega Drive, SNES, Amiga, Game Boy, Game Gear, 3DO, Jaguar CD, 32X, PSone, Sega Saturn

Género: Lucha

Compañía: Atari

En Primal Rage teníamos el estilo gráfico y la violencia vistas en los primeros Mortal Kombat. Sólo que en vez de seres humanos se trataban de bestias gigantes, algunas basadas en dinosaurios (como Sauron), que resultaban ser los dioses de una tierra post-apocalíptica. Su secuela fue cancelada y las adaptaciones del original de la recreativa a consolas resultaron en su mayoría un fiasco: tiempos de carga eternos, supresiones de movimientos, reducción de fluidez y calidad visual, etc. Vamos, para mear y no echar gota, justo todo lo contrario a uno de sus polémicos 'fatalities'...

7. Orion Dino Horde

Año: 2013

Plataformas: PC

Género: Shooter

Compañía: Spiral Game Studios

También llamado Orion Dino Beatdown, fue un FPS cooperativo de mundo abierto que salió el pasado año. En vez de hordas de dinosaurios, nos fue más fácil descubrir una horda de bugs que convirtieron a este juego en un producto inacabado y poco pulido. Con tanto fallo, los dinosaurios se extinguieron de nuevo en 2013 por caer en el olvido de nuestra maltratada paciencia. Eso sí, el tráiler te lo vendía como si fuera una joya fosilizada en resina aun con soldados bailando el Gangnam Style.

6. Primal Prey

Año: 2001

Plataformas: PC

Género: Shooter

Compañía: Sunstorm Interactive

Otro FPS contra dinosaurios en este caso para cazarlos. Primal Prey está peor considerado que la saga Carnivores, por culpa de la IA de las criaturas prehistóricas y el abusivo uso de la niebla. Si Dino Crisis es la mezcla de Resident Evil con dinosaurios, aquí tenemos la mezcla de Silent Hill con las extintas bestias. No por crear una atmósfera opresiva ni terrorífica, sino por una niebla que deja en evidencia que lejos de sumergirnos en exóticos parajes, parecía que estábamos cazando en el desierto del Sahara. Además, daba verdadera pena cazar dinosaurios hervíboros que ni se inmutaban a balazo limpio y se acercaban en plan "quiéreme".

5. Warpath Jurassic Park

Año: 1999

Plataformas: PSone

Género: Lucha

Compañía: Electronic Arts

Lucha entre dinosaurios como producto derivado de la segunda película de Parque Jurásico tras la resaca del éxito dos años después de su estreno. Así podríamos definir este Warpath Jurassic Park, un 'exprime licencias' con combates entre diferentes especies de dinosaurios con poco ritmo y salero aparte de físicas surrealistas. Seguro que nos dan más juego los dinosaurios de plástico que aún conservamos en nuestras habitaciones, más libertad de movimiento sí que tienen.

4. Godzilla Unleashed

Año: 2008

Plataformas: Nintendo DS, Wii, PS2

Género: Acción / Lucha

Compañía: Atari

Vale, Godzilla no es un dinosaurio al uso pero no deja de ser un gigante dinosaurio mutante. En Godzilla Unleashed encontrábamos un mediocre juego de lucha para consolas de sobremesa. De todos modos, la peor versión fue la de Nintendo DS. Aquí el juego se transformaba en un shoot 'em up de desarrollo lateral muy lejos de la espectacularidad que promete el nombre Godzilla. Nos cansábamos de derribar aviones y tanques como de contar ovejas antes de dormir. Godzzzzzzz... (ronquidos) -illa.

3. Color a Dinosaur

Año: 1993

Plataformas: NES

Género: Educativo

Compañía: Virgin

Los dinosaurios pisaron hasta el terreno artístico de los videojuegos. Sí, este juego iba dirigido para los más peques de la casa. La carátula lo dejaba claro: de 3 a 6 años. Ni más, ni menos. Se trataba de colorear a dinosaurios de pupilas hiperdilatadas con paletas de colores de dudoso gusto. Aunque el público al que iba dirigido era el infantil, eso no quita que creamos que es mucho más divertido para los críos cualquier libro para colorear que limitar su creatividad a los parámetros de Color a Dinosaur. No sólo más divertido para ellos sino también mucho más económico para los padres. Por el precio del juego les podían comprar un buen surtido de libros para pintar.

2. Jurassic Park Trespasser

Año: 1998

Plataformas: PC

Género: Shooter

Compañía: Electronic Arts

Jurassic Park Trespasser fue una gran decepción. Víctima del hype, nos ponía en la piel de Anne, una superviviente de un accidente de avión que para más drama ha caído en la isla de los dinosaurios. Con un brazo roto y sin información en pantalla (HUD), teníamos que enfrentarnos a todos los peligros que nos encontráramos por el camino. Una buena premisa estropeada por una extraña mecánica y un desarrollo que de intentar ser realista resultaba aburrido. Si a eso le sumamos que el brazo roto daba sensación de que la protagonista iba ebria y podía verse su propio canalillo con tatuaje de corazoncito incluido, la supuesta seriedad se convertía en mofa.

1. Dino Master

Año: 2007

Plataformas: Nintendo DS

Género: Estrategia

Compañía: Majesco Entertainment

Un aburridísimo intento de Pokémon con dinosaurios, mezclado con mecánicas de juego de Qix. El resultado fue un juego sumamente estático, sin apenas animaciones, lejos de exprimir las posibilidades de Nintendo DS y que además fallaba en su control táctil con el Stylus. Hubiera dado igual que en vez de dinosaurios jugáramos con palomas o con cactus, es un sopor que no hace honor a la furia salvaje de los dinosaurios. Para hacer juegos así, mejor dejarlos descansar en paz. Dino Master, eres el maestro de lo peor de esta semana.

Si después de leer 'Los 10 peores' de esta semana os han entrado ganas de huir corriendo como un velociraptor, nosotros os invitamos a seguir examinando otras heces como la Dra. Ellie Sattler (Laura Dern). No son las de un triceratops, pero en estas listas hay muchas por descubrir y recordar. Aquí tenéis el listado de reportajes de semanas anteriores:

Los 10 peores juegos de lanzamiento

Los 10 peores juegos de superhéroes

Los 10 peores juegos basados en películas

Los 10 peores juegos de anime

Los 10 peores juegos basados en juguetes

Los 10 peores juegos navideños

Los 10 peores juegos de series de tv

Los 10 peores juegos de series de dibujos animados

Los 10 peores juegos de lucha

Los 10 peores juegos con famosos

Los 10 peores juegos con extraterrestres

Los 10 peores juegos de Disney

Las 10 peores parejas de los videojuegos

Los 10 peores juegos de DreamWorks

Las 10 peores carátulas de NES

Los 10 peores juegos de estilo cel shading

Lecturas recomendadas