Reportaje

Assetto Corsa - Avance para PS4 y Xbox One

Por Rafael Aznar
-

Assetto Corsa llegará a PS4 y Xbox One el 22 de abril. Tras su gran éxito en PC, donde está considerado uno de los mejores simuladores de conducción que ha habido nunca (si no el mejor), el juego de Kunos Simulazioni propondrá a los usuarios de consola un tipo de experiencia al que no están acostumbrados. Preparaos para saber lo que es manejar un coche de verdad.

Assetto Corsa tiene, al fin, fecha para arrancar en PS4 y Xbox One: el 22 de abril. Desde que el desarrollo de esta versión para consolas del aclamado simulador de PC se anunciara poco antes del último E3, no se había sabido casi nada, pero ya hemos tenido ocasión de jugarlo en la máquina de Sony, en una presentación realizada en las oficinas de 505 Games, a la que asistió Marco Massarutto, cofundador de Kunos Simulazioni, una pequeña compañía que se ha ganado el respeto de una amplísima comunidad de usuarios con su meticulosa recreación de lo que es pilotar un coche de carreras. No obstante, vayamos por partes, porque, si no estáis familiarizados con el hiperespecializado género de la velocidad en PC (donde abundan las competiciones semiprofesionales, en lo que se conoce como ‘simracing’), puede que este juego italiano os suene a chino.

El juego se puso a la venta en Steam en diciembre de 2014, tras un proceso de ‘early access’ en el que la comunidad contribuyó a pulir el producto para su lanzamiento. Desde entonces, se han ido lanzando diversas ampliaciones, en forma de circuitos y coches, algunos gratuitos y otros de pago, una fórmula que se seguirá utilizando cuando el título llegue a consolas (a priori, las versiones de PS4 y One partirán desde el mismo punto que está, a día de hoy, la de PC).

Assetto Corsa es un proyecto muy particular, pues Kunos Simulazioni no es una compañía de videojuegos al uso, sino una desarrolladora de software que ha trabajado con diversos fabricantes de coches para hacerles simuladores. Según contó Marco Massarutto, hasta 2008, trabajaron con los equipos de Fórmula 1 de Honda (cuando ésta aún era una escudería independiente, antes de ser vendida a Ross Brawn) y Ferrari. La colaboración con la marca del ‘cavallino rampante’ se ha extendido a otros proyectos, como Ferrari Virtual Academy, un simulador presente en sus museos. El vínculo del estudio con el automovilismo de competición es tan fuerte que, de hecho, su sede está dentro del circuito de Vallelunga, lo que les facilita su trato con pilotos, ingenieros y escuderías profesionales.

“Tu simulador de carreras”

El lema del juego es una declaración de intenciones, pues hablamos de un simulador puro y duro, un subgénero que es propiedad casi exclusiva del PC, al menos si atendemos a lo que dicen los más meticulosos, que, a la típica distinción entre arcade y simulador, añaden el concepto de ‘simcade’. Esa idea entroncaría con propuestas como Gran Turismo y Forza Motorsport, que apuestan por el realismo, pero cuyas físicas no acaban de ser del todo fidedignas. Project CARS se pondría considerar un simulador, en nuestra opinión, aunque los usuarios de ordenador más puntillosos lo rebajan al citado escalón intermedio o, si acaso, a otro entre dos aguas. Sea como sea, el caso es que PlayStation 4 y Xbox One van a recibir la joya de la corona de la simulación (con permiso de iRacing, que es otro tipo de propuesta, mediante suscripción).

Cuando se anunció esta versión, hubo quien puso el grito en el cielo. Por un lado, había miedo a que el salto del juego a consolas se tradujera en una ‘casualización’ de la edición de PC. Por otro lado, y en esa misma línea, muchos dudaban que Kunos Simulazioni fuera a atreverse a replicar en consolas una jugabilidad tan exigente. Pues bien, en nuestra toma de contacto, las sensaciones de la conducción nos parecieron fabulosamente realistas. De hecho, Marco Massarutto insistió mucho en la idea de que han trasladado la fórmula jugable tal cual. Hablando con él, le preguntamos a cuenta de la eterna polémica entre usuarios de ordenador y de consola. Según él, la diferencia de AC con Gran Turismo o Forza Motorsport está en que prima la calidad sobre la cantidad de coches, algo clave a la hora de replicar el manejo exacto de cada modelo. “Nuestro juego es como tener cien simuladores”, nos contó, antes de apostillar que su manera de competir es “con conocimiento de lo que hacen las ruedas o las suspensiones en cada situación”.

El término italiano ‘assetto corsa’ significa ‘condiciones de carrera’, y es ahí donde radica la excelencia del juego. Kunos Simulazioni ha desarrollado un motor de físicas que permite recrear múltiples detalles que afectan a la conducción durante una carrera, relativas, especialmente, a los neumáticos: temperatura, ampollas, ‘graining’, planos tras una pasada de frenada… Incluso la goma depositada sobre el asfalto repercute en el agarre. Asimismo, se ha simulado el funcionamiento de aspectos esenciales, como la aerodinámica o los sistemas híbridos de recuperación de energía. Como no podía ser menos, la puesta a punto será muy configurable y habrá datos de telemetría para poder analizar nuestro estilo y mejorar. A pesar de todo, también se podrán configurar ciertas ayudas y no será obligatorio jugar con volante, aunque sí será muy recomendable. En ese sentido, en los últimos meses, tanto PS4 como Xbox One han ampliado sus respectivos listados de volantes compatibles, de modo que ya no sólo lo son los de Thrustmaster, sino también algunos de Fanatec y Logitech.

Un aspecto que se criticó bastante en la versión de PC es la inteligencia artificial de los pilotos, un apartado con el que Kunos Simulazioni no había trabajado antes, ya que sus primeros simuladores, para fabricantes, no ofrecían carreras, sino meras contrarrelojes. Tampoco ayuda el hecho de que el juego estuviera casi más pensado para las competiciones online de ‘simracing’ que para el juego en solitario. No obstante, las sucesivas actualizaciones han ido mejorando la IP, así que es de esperar que, para el lanzamiento en consolas, esté más pulida.

Contenido limitado, pero mimado

Hasta ahora, casi todo lo que hemos dicho de Assetto Corsa son bondades, pero hay que destacar que Kunos Simulazioni no tiene los recursos financieros ni humanos de los grandes estudios que trabajan el género de la velocidad realista en consolas, como Polyphony Digital, Turn 10 o, incluso, Slightly Mad. Cuando empezó el desarrollo del juego, allá por 2011, el equipo de desarrollo estaba conformado por sólo seis personas, una cifra ínfima que se ha ampliado hasta treinta, lo cual sigue siendo sinónimo de un grupo de trabajo pequeño, comparado con lo mastodóntico de otros. Eso implica que la oferta de contenidos sea más reducida de lo que es habitual en el género, aunque tampoco como para alarmarse. De hecho, si tenemos en cuenta lo cuidado que estará todo lo que habrá, hablamos de un producto tremendamente competitivo.

Para empezar, habrá cien coches diferentes, con los que se cubrirán numerosas disciplinas, desde utilitarios de pequeña cilindrada hasta monoplazas, pasando por turismos o prototipos de Le Mans. Entre las marcas, nos encontraremos con Ferrari, Lamborghini, Audi, Mercedes, McLaren, Lotus, Nissan… Cada modelo estará detallado al milímetro, lo que incluirá tanto el habitáculo como el rugido del motor.

En cuanto a los circuitos, el número será algo inferior a la veintena, aunque habrá diversas variantes y versiones históricas de algunos de ellos. Así, estarán Monza, Silverstone, Ímola, Mugello, Vallelunga, Spa-Francorchamps, Montmeló, Nürburgring, Magione, Brands Hatch, Zandvoort, un recorrido largo por carretera llamado Trento Bondone y dos pistas preparadas para derrapes y rebufos, respectivamente. Si os fijáis en la lista, veréis que sólo hay trazados europeos, algo que tiene su explicación: Kunos Simulazioni ha escaneado con láser todos esos circuitos, in situ, para replicarlos al detalle.

Para llevar a cabo ese proceso, se usa una pequeña furgoneta que lleva seis cámaras adosadas y que recorre la pista a baja velocidad para recopilar todos los cambios de rasante, los baches, la altura de los pianos… Según nos contó Marco Massarutto, una vuelta a un circuito corriente arroja ya quince gigas de datos, una cantidad que asciende hasta la friolera de 80 cuando hablamos de Nürburgring Nordschleife, que estará incluido de serie, tras haber sido un DLC en la versión de PC. En ese sentido, el cofundador de la compañía nos informó de que, en mayo o junio, se sumará a la lista el Red Bull Ring (anteriormente conocido como A1 Ring).

En cuanto a modos de juego, habrá Trayectoria, Eventos especiales, Carreras sencillas, Fines de semana de carreras y multijugador con servidores dedicados. Las pruebas permitirán cierta personalización de la hora a la que correr, pero no esperéis algo tan bestia como lo que vimos en Project CARS. Así, no habrá carreras nocturnas, ni tampoco lluvia, ya que Kunos Simulazioni ha preferido enfocar sus esfuerzos en la simulación y en la adición progresiva de coches y circuitos.

Sin embargo, el apartado técnico, según pudimos ver ya en la beta de PS4 que probamos, será más que competente, tanto por la recreación de los coches como por la iluminación dinámica, que se dejará notar ampliamente. La compañía, pese a tener que elegir dónde enfocar sus esfuerzos, ha sido bastante ambiciosa y está trabajando para que, en 2016, la versión de PC sea compatible con Oculus Rift, por lo que no sería de extrañar que también se busque hacer lo mismo con PlayStation VR. Por otra parte, según nos contó la gente de 505 Games, el juego se pondrá a la venta a un precio reducido de 49,95 euros (en la web de Game, figura una cantidad incluso menor, de 45,95 euros), lo cual es de agradecer.

Velocidad realista en territorio desconocido

El mes de abril será bastante curioso para el género de la velocidad en consolas, pues supondrá el desembarco de dos juegos nacidos en PC tras un período de ‘early access’ y excelentemente valorados por la comunidad por su exigencia y su realismo. El primero será Dirt Rally, cuyos rallies verán la luz el 5 de abril, y el segundo será Assetto Corsa, que intentará demostrar que la simulación meticulosa también tiene cabida en PS4 y Xbox One. Tras haber experimentado las excelencias jugables del título de Kunos Simulazioni, os aseguramos que aquéllos a los que les gusta conducir no tendrán que volver a oír los cantos de sirena que les invitan a comprarse un BMW.

Lecturas recomendadas