Reportaje

Avance de GRID Autosport para PS3, 360 y PC

Por Rafael Aznar
-

El 27 de junio, verá la luz GRID Autosport, una nueva entrega de la famosa saga de Codemasters. Pese a la celeridad del anuncio y el lanzamiento, la compañía británica se ha asegurado de incluir un buen número de novedades: cinco tipos de competiciones, clubes online, veintidós localizaciones nuevas, la demandada cámara interior… Ya lo hemos podido probar y huele a gasolina que alimenta.

Antes de entrar a fondo con nuestro avance de GRID Autosport, conviene recordar que, desde los años 90, el género de la velocidad ha tenido en Codemasters a uno de sus mayores valedores, merced a sagas como Colin McRae Rally, TOCA Touring Car o Micro Machines. Con la llegada del tándem PS3-360, la compañía británica afianzó aún más la bestial potencia de su motor, hasta el punto de que se puede considerar que es la que mejor ha sabido aunar cantidad y calidad de desarrollos, por delante incluso de dos estudios como Turn 10 y Polyphony Digital, desarrolladores de Forza Motorsport y Gran Turismo, respectivamente. En el último sexenio, han sido tres las sagas con las que ha brillado: Dirt, Fórmula 1 y GRID.

Hace una semana, la editora Bandai Namco organizó en Berlín el Level Up, el evento anual en el que muestra su catálogo de títulos venideros. Dado que la empresa japonesa se ha encargado de publicar algunos de los títulos de Codemasters, intuíamos que allí se iba a presentar algún juego de coches. Nuestras sospechas apuntaban a un posible salto a la nueva generación con F1 2014 o Dirt 4, pero, contra todo pronóstico, el título que se presentó fue GRID Autosport, para PS3, Xbox 360 y PC. Pese a no estar numerado con un 3, se trata de un juego totalmente nuevo, que verá la luz el 27 de junio. Teniendo la base de la segunda entrega, la compañía ha sido capaz de desarrollar el título en poco más de un año, sin que se filtrara nada, más allá de algún rumor vago. Para ello, ha pedido colaboración a la comunidad, a pilotos profesionales e incluso a los expertos de la revista Autosport.

En Berlín, pudimos probar una demo con tres circuitos y hablar con dos de los responsables, el productor Toby Evan-Jones y el diseñador James Nicholls. A la espera de si los próximos juegos de la compañía inglesa son ya para la nueva generación, no hay duda de que éste puede ser el último gran juego de coches para PlayStation 3 y Xbox 360.

En la piel de un piloto y en las entrañas de una máquina

La segunda entrega de la saga, aparecida en mayo de 2013, nos invitaba a participar en diversas competiciones ligadas a un programa de televisión. Esta vez, en cambio, la experiencia será más pura, pues se nos hará vivir la carrera de un piloto, con todo lo que ello conlleva: fichar por equipos cada vez mejores, firmar patrocinios, batir a determinados rivales, interactuar por radio con nuestro compañero de equipo…

Una de las grandes novedades es que habrá cinco disciplinas muy variadas, con un estilo de conducción muy marcado. En primer lugar, habrá turismos, que serán muy manejables, aunque las carreras serán una auténtica batalla, lo que se traducirá en choques y marabuntas de hasta tres coches en paralelo. En segundo lugar, estarán las carreras urbanas, que transcurrirán por las calles valladas de diversas ciudades. En tercer lugar, estarán las competiciones de drifting, en las que será clave controlar el coche para encadenar derrapes.

Esas tres modalidades ya estaban en el anterior juego, pero se han introducido otras dos que prometen ser las más espectaculares. Por un lado, estarán las carreras de monoplazas, que exigirán ser muy preciso con las frenadas y las trazadas. Por otro lado, habrá carreras de resistencia que se disputarán en plena noche y que, probablemente, serán las más interesantes. Según nos comentaron Toby Evan-Jones y James Nicholls, la duración estándar será de unos ocho o nueve minutos, aunque se podrá personalizar. Además de a la visión nocturna, habrá que adaptarse al deterioro que sufrirán las ruedas, según cómo conduzcamos, y a los fallos mecánicos, como, por ejemplo, que perdamos una marcha o la suspensión vea mermada efectividad. La lástima es que no habrá paradas en boxes, ya que los desarrolladores querían carreras en las que el ritmo no se viera interrumpido.

El control volverá a estar a caballo entre arcade y simulación, aunque dependerá mucho de la disciplina. Por lo general, habrá que calcular bien las distancias de deceleración, pero el recurso del freno de mano ayudará a meter el coche en vereda si nos hemos ido largo. No obstante, cuando corramos con monoplazas, por ejemplo, habrá que hilar muy fino. Como siempre, habrá rebobinado por si cometemos algún error grave. Por otra, la IA se comportará en consecuencia al tipo de prueba. Los rivales tratarán de mantener siempre la línea, pero adaptarán su estilo al tipo de carrera, por ejemplo, siendo limpios si estamos corriendo con monoplazas o entrando al cuerpo a cuerpo si estamos manejando turismos.

Una de las novedades es que se podrán comprar coches de segunda mano, de modo que el kilometraje y la pérdida de rendimiento obligarán a hacerles reparaciones. Del mismo modo, se podrán adquirir todo tipo de mejoras, para el motor, los frenos, el chasis, las suspensiones o las relaciones de cambio.

Ampliando RaceNet mediante clubes

GRID Autosport concederá una gran importancia al multijugador. En los últimos años, Codemasters ha ido levantando un sistema conocido como RaceNet, para estar en comunicación con nuestros amigos, y se está mejorando para la ocasión. Así, además de desafíos semanales y listas de clasificación online, podremos formar clubes con otras personas y, bajo unos mismos colores, competir por equipos, ganando puntos para nuestra escuadra. La propuesta recuerda bastante a la de DriveClub.

El multijugador también incluirá pantalla partida, si jugamos en local, y diversos modos de fiesta, que aún no se han concretado. A priori, parece que también habrá derbis de demolición, que suponemos que seguirán la línea de lo visto en Dirt Showdown, donde había “batallas” en las que el objetivo no era correr más que los rivales, sino embestir sin ser embestido.

Apurando el realismo visual

Como viene siendo habitual, el título hará del motor EGO, la tecnología con la que Codemasters lleva trabajando ya varios años y que tan buenos resultados ha auspiciado. Pese a no salir en la nueva generación, parece que PS3, Xbox 360 y PC darán la talla en la recreación de las físicas de los coches, los arañazos o las abolladuras.

Una de las grandes novedades respecto a la segunda entrega será el regreso de la cámara interior. Así, habrá dos perspectivas desde dentro de la cabina: una que mostrará el volante y otro un poco superior, más cercana al salpicadero. En la demo que pudimos probar, el grado de detalle era un poco difuso, con elementos un tanto “borrosos”, pero confiamos en que se mejore de cara a la versión final.

Los circuitos serán perfectamente reconocibles y lucirán un gran acabado, en especial en cuanto a la ambientación, ya que las bulliciosas gradas o la iluminación nocturna le darán un toque delicioso. En total, habrá veintidós localizaciones distintas, cuyas variantes darán lugar a cerca de cien trazados diferentes. De momento, hemos podido confirmar los circuitos de Hockenheim, Sepang y el Jarama, junto con la ciudad de San Francisco, cuyas cuestas serán una garantía de saltos de película. De nuevo, Codemasters se vale de pistas ya utilizadas en la saga Fórmula 1 y de otras inesperadas, como la del Jarama (un circuito histórico que, hoy en día, está en plena remodelación). Habrá que ver cómo se gestiona la iluminación en las carreras de resistencia, aunque ya os avisamos de que no habrá un ciclo día-noche como el de Gran Turismo 6.

El sonido será otro elemento que contribuirá a que la experiencia sea muy inmersiva. El sonido de los motores variará notablemente según la cámara con la que juguemos, y habrá un ingeniero de pista que nos surtirá de información, relativa sobre todo a nuestro compañero de equipo y a la estrategia de carrera.

¿El último gran juego de coches para PS3 y Xbox 360?

GRID Autosport verá la luz el 27 de junio. Codemasters y Bandai Namco han sorprendido con su anuncio, pero, tras haberlo probado, tenemos pocas dudas de que será un gran juego de coches. La única cosa que no tenemos clara es si será el último juego que la compañía británica lance en PS3 y Xbox 360, una vez que PS4 y Xbox One ya están en el mercado y empiezan a tener una base de usuarios cada vez mayor y más anhelosa de recibir juegos de velocidad. A la espera de saber qué sucede con Dirt 4 y F1 2014, la parrilla de competición de la vieja generación puede estar a punto de ver una de sus últimas y mejores carreras.

Lecturas recomendadas