Reportaje

Avance de Mass Effect 3

Por David Martínez
-

Para jugar nuestra primera partida a Mass Effect 3, el esperado RPG de EA, viajamos a las oficinas de Bioware en Edmonton, una ciudad canadiense que en diciembre roza temperaturas de 30 grados bajo cero.

Podría parecer un entorno hostil, pero no es nada comparado con la pinta que tendrá la Tierra en el año 2187, en el preciso instante en que comience el ataque de los segadores.

El inicio del juego no será igual para todo el mundo. En lugar del cómic introductorio que aparecía en Mass Effect 2, los novatos tendrán que responder a una serie de preguntas, que definirán su estilo de juego: ¿Cómo se comporta el comandante Shepard? ¿Ha perdido a alguien importante del grupo, como Ashley o Kaidan? ¿Está más inclinado a la violencia o a la diplomacia? De nuestras respuestas dependerá la configuración. Sin embargo, la consola reconocerá las partidas salvadas de los veteranos, de juegos anteriores, y adaptará el juego a su estilo.

Una aventura hecha a medida del jugador

Antes de pasar por el editor de personajes, en el que podemos modificar nuestro aspecto, el sexo del protagonista y también su clase (soldado, ingeniero, centinela…), Mass Effect 3 nos permitirá escoger la dificultad. Existen tres modos de juego: por defecto se activa el modo “shooter”, en el que los diálogos son automáticos y solo nos centramos en el combate. Pero también disponemos de "aventura", en el que las conversaciones ganan peso y los enfrentamientos son mucho más fáciles, y “rol”, que es una mezcla de ambos y refleja el desarrollo que vimos en los anteriores juegos de la saga. ¡Por fin estamos listos para empezar!

La aventura comenzará en Vancouver, cuando el comandante Shepard (el único humano que forma parte de las fuerzas especiales Spectre) va a ser juzgado por los eventos ocurridos en el contenido descargable Arrival de Mass Effect 2. Después de hablar con el capitán Anderson, nos toca comparecer ante un comité de defensa… y es entonces cuando los hechos se precipitan. Una enorme nave Reaper desciende sobre la ciudad destruyéndolo todo a su paso, mientras las tropas enemigas se despliegan. ¡La guerra acaba de comenzar! Este vídeo de Mass Effect 3 que se ha publicado recientemente no pertenece a ese momento exactamente, pero os sirve para haceros una idea de la magnitud del enfrentamiento.

Un pequeño tutorial nos permite familiarizarnos con el sistema de combate. La perspectiva en tercera persona (con una cámara más cercana para apuntar) resulta más dinámica que en los juegos anteriores. De hecho, según sus creadores, han conseguido “que la sensación sea similar a un shooter, y no a un juego de rol”. Y lo mismo ocurre con el sistema de coberturas, que funciona de forma semiautomática.

Después del primer tiroteo, Shepard se va a encontrar con un superviviente: un niño que se ha escondido en un pequeño agujero. Es uno de esos momentos cinemáticos, cuyo resultado dependerá de nuestras decisiones. Todos estos encuentros influirán en el argumento, y van a ser uno de los principales motivos para “rejugar” Mass Effect 3 varias veces. Nuestro objetivo es alcanzar la ciudadela para comunicarle al consejo todo lo que está ocurriendo. Así que aguantamos nuestra posición ante una nueva oleada de segadores y activamos la radio para llamar a la Normandy, la emblemática nave que hemos tripulado durante toda la saga. Cuando Shepard embarca, el capitán David Anderson le devuelve el rango de comandante, pero decide quedarse en la Tierra para combatir a los invasores. Desde luego, se nos ocurren pocas maneras tan épicas de comenzar nuestra aventura.

Las "vida social" de Shepard

Cuando por fin despegamos, el ritmo de juego se tranquiliza y tenemos tiempo para relacionarnos con la tripulación. Como sabéis, dependiendo de la interacción entre personajes podemos hacer que nos sigan e incluso tener relaciones románticas con cualquiera de ellos. Por cierto, pese a la polémica suscitada en anteriores entregas, los responsables de Bioware dicen que no han impuesto límites en las relaciones con alienígenas o entre personajes del mismo sexo.

Durante la travesía, cuando apenas llevamos veinte minutos de juego, recibimos una transmisión desde Marte. Nosotros decidimos alterar nuestro rumbo para visitar los archivos de este planeta y equiparnos. Pero en cuanto aterrizamos nos esperan algunas sorpresas, empezando por el reencuentro con Liara. La doctora T´Soni es una investigadora de raza asari a quien ya conocimos en los juegos anteriores. Esta vez se une a nuestro grupo para desvelarnos que existe un dispositivo proteano (una civilización extinta) que podría acabar con los segadores inmediatamente.

Sin embargo, no somos bienvenidos en el planeta. Antes de acceder a los archivos, tenemos que enfrentarnos con nuevas patrullas enemigas. Es el mejor momento de poner a prueba nuestra Omni-blade, un arma holográfica que permite a Shepard combatir cuerpo a cuerpo. Solo es una opción más; en Bioware se han apresurado a explicar que los disparos van a seguir siendo el eje principal del juego. No es que Shepard sea un experto en artes marciales, sino que ahora puede eliminar a ciertos enemigos de un modo más silencioso y contundente.

La única manera de llegar hasta los archivos es hacernos con los controles de un tranvía. Podemos lograrlo “por las bravas”, con un ataque frontal, pero hay otro modo: nosotros colocamos a nuestros acompañante ocultos a la salida de un túnel para tender una emboscada… como sabéis podemos dar este tipo de órdenes con la cruceta de control, o aprovechando el micrófono multidireccional de Kinect en la versión de Xbox 360. Si la trampa funciona, seremos recompensados con experiencia para mejorar nuestras habilidades (también podemos hacerlo de manera automática) y ganaremos acceso a los archivos.

Por fin descubrimos quién es el culpable de la situación. Se trata del Hombre Ilusorio, el líder de Cerberus (y responsable de la “resurrección” de Shepard en el segundo juego), que también está en Marte buscando datos para hacer frente a la amenaza Reaper. ¿Qué le ha colocado en nuestra contra? No podemos desvelaros más, pero parece que nos esperan giros mucho más inesperados… aunque nuestra toma de contacto con el modo historia acaba aquí. ¡Llegó el momento de probar el multijugador!

El online se expande a otras plataformas

El modo online de Mass Effect 3 está englobado dentro de un conjunto de minijuegos llamado La galaxia en guerra. Nuestros progresos en este modo (en los juegos para iPad e iPhone, en las redes sociales o en el propio multijugador) se traducirán en pequeños cambios en el modo principal, así que es importante jugar ambos de forma simultánea. En cualquier caso, la historia de Shepard va a ser siempre la misma, nunca habrá cambios drásticos por culpa de estos minijuegos.

En el multijugador propiamente dicho no podemos controlar al comandante Shepard, así que escogemos personajes genéricos, que configuramos por raza, clase, sexo... y también por los colores de la armadura. No todas las razas estarán disponibles en todas las clases. Por ejemplo, los Krogan, una raza más inclinada a la guerra, pueden ser soldados, pero no ingenieros. Hecho esto, nos equipamos con dos armas (que también podemos modificar) y tres poderes, y nos lanzamos al campo de batalla.

Las partidas para 4 jugadores tienen un desarrollo muy similar al modo Horda de Gears of War, en el que tenemos que hacer frente a sucesivas oleadas de enemigos. Estos niveles no se equilibran, lo que significa que si jugamos en un grupo más pequeño, la dificultad aumenta proporcionalmente. Por supuesto, a medida que superamos rondas conseguimos experiencia adicional que nos sirve para mejorar. Y esta evolución también tiene su miga, porque progresamos mediante un árbol de habilidades, lo que significa que para ganar ciertos poderes tendremos que renunciar a otros.

Por último, para darle más “vidilla” a los combates se nos asignarán misiones, como defender una zona o conseguir unos planos ocultos. Y aquí es donde se va a demostrar si trabajamos en equipo, porque será imposible superarlas en plan lobo solitario. Si los enemigos nos flanquean y resultamos heridos, nuestros compañeros tienen un tiempo límite para curarnos… ¡y lo vamos a necesitar! Aunque Bioware aún no lo ha confirmado, también nos "colamos" en una tienda virtual, donde se pondrán a la venta armas, diseños y escenarios en forma de DLC.

Hasta aquí llega nuestro avance de Mass Effect 3, que esperamos que os haya servido para medir las dimensiones de uno de los juegos más esperados del primer tramo del año (llegará el 9 de marzo). ¡La batalla está a punto de comenzar!

ACTUALIZADO: ¡HABLAMOS LOS CREADORES DE MASS EFFECT 3!

Casey Hudson / Productor Ejecutivo

"En esta tercera entrega hablamos del sacrificio al máximo nivel"

"Desde el principio de la saga, en 2005, hemos querido transmitir la idea de la victoria a través del sacrificio. En la primera entrega se trataba a un nivel personal. Después evolucionó, y Shepard debía rodearse de una tripulación. En esta tercera entrega hablamos del sacrificio al máximo nivel, ya que la civilización completa está en juego. Ahora no tenemos que investigar quiénes son los reaper, sino que les vamos a plantar cara. Y este enfrentamiento va a resultar mucho más complicado. Los enemigos adoptan roles específicos de combate, actúan de un modo más coordinado y además hay muchas más versiones. El modo de dificultad “normal” es el auntiguo “veterano”. El sistema de lealtad es parecido al de Mass Effect 2, por un lado hay un grupo de personajes que sigue a Shepard, y por otro, tenemos que construir nuestro porpio ejército, una flota que nos siga hasta la batalla final, y que represente una fuerza militar efectiva".

Derek Watts / Director de Arte

"El comandante Shepard originalmente iba a vestir de blanco y rojo"

"El desarrollo de Mass Effect ha sido un viaje muy largo. Durante ocho años hemos buscado inspiración en lugares de todo el mundo. Por ejemplo, el arquitecto español Santiago Calatrava (diseñador de la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia) nos ha servido como fuente para algunos planetas. También hemos tenido que estudiar las razas para crear planetas afines a su constitución. Por ejemplo, el paneta en el que viven los krogan es un lugar geométrico y hecho con hormigón. Para ejecutarlo, toomamos como base algunos centros comerciales de Los Ángeles y Boston. Una vez que teníamos el concepto, añadimos elementos necesarios para la historia. Asímismo, hemos diseñado mapas específicos para el modo multijugador, nuevas razas alienígenas y tecnología. En muchos casos, la casualidad nos ha ayudado; la nave de los reaper es un insecto hoja del revés, y tiene cinco patas porque usamos una mano como ejemplo para las animaciones. Shepard, por su parte, tiene el rostro de Mark Wanderloo (cuando era joven) y un traje de esquí N77. Originalmente iba a vestir de blanco y rojo, pero en lugar de un soldado, parecía un enfermero".

Preston Watamaniuk / Director de diseño

"Mass Effect 3 es un género único. Va a ser muy complejo y rejugable"

"He sido el líder de un equipo de 45 personas. El principal responsable de que la gente tuviese una experiencia integral con todos los productos de la franquicia Mass Effect. En la tercera entrega hemos desarrollado un nuevo sistema de reputación, que cambia dramáticamente cómo se van a comportar los demás personajes con Shepard. También introdujimos nuevos combos, y 18 armas adicionales (más de las de los juegos anteriores) que permiten que cada jugador defina su experiencia. Para esta tercera entrega hemos tomado la inspiración de un gran número de “shooters”. Hemos perfeccionado el sistema de cobertura automática (ahora es más lógico) y también el modo en que se controla a Shepard. En realidad no se trata de un juego de rol con mucha acción, ni un “shoot´em up” con argumento. Podríamos decir que Mass Effect 3 es un género único, que toma lo mejor de distintos tipos de juego. Va a ser muy complejo y rejugable".

Parrish Ley / Director de secuencias

"Las secuencias son muy complejas e incorporan nuevas cámaras"

"He trabajado en Mass Effect desde la primera entrega. He visto cómo se convertía en una gran saga, con una escala inimaginable: una guerra que alcanza a toda la galaxia. Para realizar las secuencias de vídeo hemos tomado como inspiración películas de guerra. Por ejemplo, cuando disparan varias naves en el espacio, está copiado de la manera en que disparaban los mosquetones en las antiguas batallas. Las relaciones entre los personajes también se reflejan en las secuencias de vídeo. Los personajes se desenvuelven de un modo más natural, y además hemos conseguido que apenas se noten las transiciones entre juego y vídeo. Dependiendo de nuestras decisiones, las secuencias cambian. Por ejemplo, podemos ver cómo Shepard carga con Ashley en brazos si tienen una relación personal, pero la llevará sobre un hombro si es una relación estrictamente militar. Las secuencias son muy complejas, e incorporan nuevas cámaras, pero no hemos querido incorporar las secuencias de vídeo dentro de la jugabilidad. Por muy expresivos que sean los personajes, no se trata de otro L.A. Noire".

ACTUALIZADO: Ya está disponible la primera review de Mass Effect 3 en Hobbynews.

Con el juego recién lanzado y calentito en las tiendas, hemos probado a fondo la campaña y tanteado el multijugador y te lo contamos en la primera review de Mass Effect 3 que hemos hecho en Hobbynews. ¡No te la pierdas!