Reportaje

E3 2013: Impresiones de Saints Row 4

Por Daniel Quesada
-

Los chicos de Volition y Deep Silver nos han permitido jugar a la próxima entrega de una de las sagas más macarras de la actual generación, Saints Row IV. Nos toca salvar al mundo encarnando al nuevo presidente de los Estados Unidos, eso sí, con mucho sentido del humor.

En este E3 2013 hay muchos juegos a los que tenemos ganas de echarle las manos encima, pero Saints Row IV nos hacía especial ilusión, por aquello de ser tan políticamente incorrecto y, a juzgar por todo lo visto hasta ahora, tremendamente divertido. Así pues hemos tenido el placer de echar nuestra primera partida, algo más de 20 minutos de juego, y de momento nos ha convencido bastante.

Durante la demostración hemos podido probar dos secciones diferentes de Saints Row IV, la primera de ellas correspondiente al comienzo del juego. Como presidente de los Estados Unidos en que nos hemos convertido tenemos en nuestra mano el poder de escoger, por ejemplo, si erradicar el cáncer o el hambre en el mundo, importantes decisiones que se ven interrumpidas por el repentino ataque de una nave alienígena que comienza a abducir gente a diestro y siniestro. ¡Somos el presidente de los EEUU, así que tenemos que hacer algo! Nada mejor que 'encalomarnos' a un cañón antiaéreo y empezar a derribar los OVNIS que amenazan a nuestra nación. Aún así la nave nodriza sigue dando por saco, así que debemos subir a bordo para darle un mensaje en persona a su comandante a base de puñetazos guiados por QTE (quick time event).

Después de éste comienzo tan prometedor toca avanzar y descubrir de lo que somos capaces con unas pocas armas más y algún que otro súper poder, que oye, nunca vienen mal. Podemos realizar saltos de un edificio a otro, planear o correr a la velocidad del rayo por las calles de la ciudad. Resulta de lo más divertido cargarnos lo que pillemos en nuestro camino con las 'chorriarmas' que ponen a nuestro alcance, como una especie de espada eléctrica o un cañón láser.

Sí, el juego nos ha gustado mucho y está, como en el resto de entregas de la saga, cargado de humor, pero no hemos podido evitar torcer un poco el gesto ante los tirones por la bajada de FPS o la repetitividad en los enemigos. Esperamos que en la versión final se corrijan éstos problemas (al menos los del 'frame rate').

Lecturas recomendadas