Reportaje

Empresas de videojuegos que no sobrevivieron al cambio

Por José Luis Sanz
-

Estas últimas semanas han visto crecer muchos rumores (que si Nintendo, que si Sony y las divisiones que tiene puestas a la venta) pero uno de ellos ha tenido que ver con Microsoft y la historia esa de que el nuevo CEO, un chaval de apenas 48 años de origen indio llamado Satya Nadella, parece tenerle poco aprecio a la división Xbox de los de Remond.

Y para alarmarnos todavía más, han puesto a guardar el corral al enemigo número uno de los videojuegos: a un tal Stephen Elop, ex-CEO de Nokia y que ahora, con la absorción de la división de telefonía móvil de los finlandeses, será el encargado de todo el ‘hardware’ de la compañía: consolas, tablets, smartphones, etc. ¿Que a qué viene la alarma? Pues a que hace algunos meses nos dijo que si por él fuera, se ‘cargaría’ la división de Xbox vendiéndosela a otra compañía.

¿Y qué encontramos detrás de este ‘runrún’ con Microsoft y su Xbox? Pues no hay otra cosa que un cambio tecnológico. Una evolución del mercado que le ha pillado a alguien con el paso cambiado, que no se esperaba y que le ha hecho variar radicalmente la percepción de la realidad hasta tal punto que lo que ayer creían que un buen negocio (las consolas), hoy se torna un camino tortuoso donde el éxito no está asegurado (¿éxito PS4 y dispositivos móviles?).



Sea como fuere, esta sección ‘retro’ no está para explicar las cosas que ocurren en la actualidad. ¿Y eso? Pues por que para encontrar muchas de las respuestas ‘al ahora’, lo mejor es siempre mirar atrás, para ver qué ocurrió en otros casos muy parecidos.

Como os digo esto ya ha ocurrido en otras ocasiones. No será la primera vez, ni la última, que una empresa con una razón social ‘X’ de repente se queda sin mercado al que dirigirse o éste ha cambiado tanto que no lo reconoce ni la madre que lo trajo al mundo, por lo que llegan las crisis, los procesos de ajuste, las búsquedas desesperadas de un nuevo nicho al que agarrarse y ya, al final y cuando todo es inevitable, el Apocalipsis más o menos catastrófico.

Pero ya os digo que no hay que irse muy lejos para encontrar casos así. Hay cientos, ¿tal vez miles?, de compañías que empezaron haciendo una cosa y ahora ya son simples nombres en la historia. Organizaciones que significaron mucho, que dieron trabajo a mucha gente y que hoy son un vago recuerdo de su pasado de oro.

Así que a continuación pondré solo algunos de esos muchos ejemplos que hay, y todos tienen que ver con compañías que son especiales para un servidor, jugador impenitente (como digo en la descripción de mi perfil aquí en Hobby Consolas) desde los años 70 y que cree haber visto ya unas cuantas torres venirse abajo.

Atari

Sin duda es la que más dolor provoca por lo que significó para el mundo de los videojuegos. ¿Alguien se imagina estar hoy aquí sin ella? También es cierto que en su caso la agonía se prolongó muchos años y no fue tan fulminante como otras contemporáneas suyas que (como CBS, Philips, Intellivision o MB con su Vectrex) tiraron la toalla mucho antes.

La compañía de la Atari 2600 y de decenas de juegos que hoy son míticos siguió queriendo lanzar consolas pero siempre se equivocó o no lo hizo como lo tenía que hacer. Además, sus sagas fueron languideciendo y no se enteraron de lo mucho que habían cambiado los videojuegos desde finales de los 70 hasta principios de los 90, a pesar de algún que otro éxito como su ordenador de 16 bits, el Atari ST.

Todo lo que vino tras la absorción de Infogrames mejor olvidarlo, ¿verdad?

Hewson Consultants, Ocean Software, U.S. Gold,

Con Steve Turner a la cabeza tuvieron una época dorada que les permitió colocarse a la cabeza de los mejores estudios/productores de software pero todo acabó con la llegada de los 16 bits. Los presupuestos se dispararon y se hizo inviable el modelo de negocio que habían desarrollado en sus primeros años de existencia.

Es curioso que a pesar de los pocos años que estuvieron en el candelero su legado sea tan recordado. Que lo tengamos algunos tan vivo todavía dentro de nosotros. Una pena que no continuaran demostrando lo mucho que sabían. ¿No os parece?

Ocean duró algo más, hasta el año 1998 desde 1984 y consiguió adaptarse al mercado de los 16 bits, teniendo en consolas como SNES, Mega Drive y las portátiles (sobre todo Game Boy) una porción bastante reseñable del mercado. Eso sí, el salto ya a la siguiente generación, la del CD, fue catastrófica y los de David Ward tuvieron que cerrar el chiringuito empujados por la pujanza de las compañías japonesas y americana.

U.S. Gold y su fórmula de coger los juegos que estaban triunfando en EE.UU. para. bien traerlos y venderlos, bien adaptarlos a los ZX Spectrum o Amstrad CPC, fue un éxito sonado y tuvieron a sus espaldas una buena cantidad de ventas. Aunque consiguieron adaptarse al mercado de los 16 bits, como en el caso de Ocean, el siguiente salto a los 32 ya fue determinante aunque ayudó mucho la pérdida de la licencia de distribución de LucasArts. Tanto que acabó comprada por Eidos en 1996 y nunca más se supo.

El Software español

Mientras el mercado se mantuvo en los 8 bits la cosa funcionó, pero en el momento en el que llegaron los 16 con los ordenadores Amiga y Atari ST la caída fue imparable. Fue un caso similar al de Hewson, Ocean, etc., que en los tiempos de bonanza no se imaginaron qué ocurriría con la siguiente generación, si se necesitaría un mayor músculo económico para hacer juegos o serviría como hasta entonces.

Por desgracia hacer videojuegos era muchísimo más caro y ahí llegó la debacle. Con el PC algunos encontraron su futuro, como en el caso de Dinamic, pero Topo, Opera, y otras muchas dijeron adiós a la primera división del mundo del desarrollo.

Nec y Hudson Soft

No hace falta recordar las buenas máquinas que Nec creó a finales de la década de los 80, concretamente en 1987, con la puesta a la venta de la Turbografx. Máquina que, por cierto, tendríamos que agradecer a Hudson Soft, que fue la que le licenció a Nec la tecnología para desarropar la consola.

Tras esta máquina (y la portátil Turbo Express) luego llegaron las Turbo-Duo y, finalmente en 1997, la PC-FX que fue ya la última de los japoneses. Ahí Nec terminó su aventura en los videojuegos cuando, sin duda, lo había hecho muy bien hasta ese momento.

Sobre Hudson Soft, los creadores de Lode Runner, Bomberman, ¿el juego de Jackie Chan? (jajaja) y muchos otros, tienen su lista de grandes éxitos concentrada en las consolas de finales de los 80 y mediados/finales de los 90 ya que, a partir de ahí y aunque siguió desarrollando (GameCube, Wii, WiiWare, Nintendo DS, PS3 y hasta Xbox 360), lo hizo casi siempre por encargo o con ‘reediciones’ de sus sagas más clásicas… sin reeditar el enorme éxito de sus juegos de hace varios lustros. En 2012 cerró sus puertas y todas sus IP y servicios acabaron en manos de Konami.

Pero sin duda hay más: Acclaim, THQ, Origin, Sierra, 3DO, LucasArts, Namco (a solas), Virgin Interactive, Bizarre Creations, Irrational Games, Factor 5, Visceral Games, SNK, Human... ¿seguimos?

Y ahora que ya hemos visto algunos ejemplos… ¿qué tal si vais poniendo aquí debajo otros nombres con las siguientes (compañías) que podrían pasar a engrosar esta lista?

Lecturas recomendadas