Reportaje

Gamescom 2015: Avance de Sébastien Loeb Rally EVO

Por Rafael Aznar
-

En la Gamescom 2015, hemos probado por segunda vez una demo de Sébastien Loeb Rally EVO. En el siguiente avance, os contamos cómo está evolucionando el desarrollo en el juego Milestone.

Amantes de las carreras de Rally, en la Gamescom 2015 hemos asistido a una presentación de Sébastien Loeb Rally Evo y, posteriormente, hemos probado el juego con un volante y un Playseat. Para Milestone, compañía especializada en el género de la velocidad, Sébastien Loeb Rally EVO marca un punto de inflexión en su trayectoria, pues es la primera vez que uno de sus juegos no se basa en licencias de campeonatos existentes como MotoGP, WRC, o SBK.

Sébastien Loeb Rally EVO nació como una alternativa a la saga World Rally Championship, pues querían hacer algo que fuera distinto dentro de la temática de los rallies, que cada vez se explota menos. Así, entraron en contacto con Sébastien Loeb, el piloto más laureado de la historia y llegaron a un acuerdo para hacer un juego inspirado en su figura. Según Milestone, Sébastien Loeb es "el rally en sí mismo”.

Cientos de kilómetros para recorrer

Sébastien Loeb Rally EVO ofrecerá más de 300 kilómetros de carreteras, con varias modalidades, entre las que destacarán los tramos en solitario y las carreras de rally cross (pruebas con varios coches en pista). Según comentaron, habrá más de 30 localizaciones diferentes. De momento, nosotros os podemos confirmar varias de ellas. Entre las de rally propiamente dicho, estarán Montecarlo, Suecia, Finlandia, San Remo, México y Gales. En cuanto a pistas de rally cross, viajaremos hasta Los Ángeles y Lohéac. A eso, habría que añadir la mítica subida a Pikes Peak, cuyo récord está, precisamente, en poder de Loeb desde 2013.

Coches para todos

Habrá más de 50 coches, desde reliquias de los años 60 a modelos actuales. Todos serán reales, de marcas como Citroen, Renault, Mitsubishi, Subaru, Peugeot o Audi. Según sus responsables, la buena relación con esos y otros fabricantes está siendo muy valiosa para que la recreación de los vehículos sea lo más fidedigna posible. En ese sentido, se está haciendo mucho hincapié en la simulación, con muchos matices para el control según la superficie, el tipo de tracción del coche o el hecho de que vaya a haber tramos de más de diez kilómetros. La demo que nosotros probamos ya dejaba entrever que tendremos que ser muy hábiles con el volante y que el más mínimo error se pagará caro. La demo era una pre-alpha, por lo que aún no había copiloto, pero, en la versión final, sí lo habrá. El sistema de daños también será totalmente nuevo, pues si bien el juego utilizará el motor gráfico que Milestone usa en todos sus títulos, la compañía tiene claro que el rally es una disciplina diferente. El objetivo es que, si chocamos a toda velocidad contra un obstáculo, el coche quede inservible.

Modos de juego clásicos

Los modos de juego contarán con las típicas opciones para correr rallies sueltos u online contra otros usuarios. Pero, en la presentación a la que asistimos, se habló sólo de Carrera y Sébastien Loeb Experience. El primero será el típico modo trayectoria, en el que deberemos labrarnos una reputación para poder correr en el equipo del mito francés y que, así, se convierta en nuestro mentor (esperemos que Milestone no recicle nada de otros juegos, pues sagas como MotoGP, MXGP o WRC han abusado hasta la saciedad de la misma estructura). El segundo modo de juego, por su parte, nos invitará a revivir hitos de la vida deportiva del piloto, algo que, sin duda, satisfará a los más entusiastas de los rallies. El propio Loeb será el encargado de presentarnos esos momentos, lo que da cuenta de lo implicado que ha estado en el desarrollo.

Conclusión

Sébastien Loeb Rally EVO sólo saldrá para la nueva generación (PS4, Xbox One y PC), con la intención de que sea la experiencia de rally más realista que se haya hecho. Así, todos los tramos permitirán correr en cuatro momentos (amanecer, día, atardecer y noche). Sinceramente, en este momento, los gráficos distan bastante de lo que cabe esperar de las nuevas consolas. Hay detalles buenos, como la presencia de planchas de hielo en Montecarlo y la incidencia que eso tiene en el control, pero esperamos mucho más de este título, que, por ahora, no deslumbra (en la demo, sin ir más lejos, no estaba aún ni la vista de la cabina, aunque en la versión final se supone que sí estará). En Milestone son conscientes de ello y, por eso, han preferido posponer el lanzamiento desde octubre a una fecha aún por determinar de principios de 2016 (y puede que también para no competir directamente con WRC 5, que debería lanzarse por esas fechas).

Lecturas recomendadas