Reportaje

Gears of War 4 - Avance de la beta multijugador

Por Borja Abadie
-

Gears of War 4 llega a Xbox One con este avance de la beta multijugador. Id calentando los motores de la sierra de vuestro Lancer porque ya hemos exprimido a tope la beta y os contamos qué nos ha parecido. 

Gears of War 4 sigue su lento pero seguro camino a Xbox One con el lanzamiento de su beta cerrada del modo multijugador. Antes de nada, los que queráis comprobar por vosotros mismos si lo que vamos a decir se ajusta o no a la realidad de Gears of War 4 ya sabéis que Microsoft está mandando los códigos de acceso a la beta cerrada, en riguroso orden cronológico por la adquisición de Gears of War Ultimate Edition. La beta abierta, para todos los usuarios de Xbox Live llegará el próximo 24 de abril a Xbox One y durará hasta el 1 de mayo.

La papeleta de The Coalition con esta cuarta entrega de la saga es, cuando menos, una gran responsabilidad. También es una gran oportunidad, desde luego, pero estamos hablando de una franquicia que ha redefinido por completo los juegos de acción en tercera persona. La cantidad de clones que le han salido a Gears of War desde que viera la luz en 2006 es, sencillamente incalculable. El estudio ahora responsable de los devenires de la CGO fue formado por Microsoft en 2012 con el nombre de Black Tusk Studios, denominación que han cambiado a The Coalition desde que llegara al estudio Rod Fergusson, productor ejecutivo de las tres anteriores entregas de la saga con Epic.  

¡Recarga ese Lancer soldado!

La beta incluye tres modos de juego y tres mapas. La estrategia de The Coalition con esta selección de modos parece clara: encandilar a los fans y veteranos de la saga. No debería extrañarnos ya que el acceso a la beta se recibía como recompensa al comprar Gears of War Ultimate. El estudio cuenta con que la mayoría de los que prueben la beta, al menos hasta que se vuelva abierta, son curtidos veteranos de la saga.

Por suerte, tenemos el modo Co-op TDM que nos permite formar un grupo con otros 4 amigos y enfrentarnos a enemigos controlados por la IA escogiendo entre varios niveles de dificultad. Puede ser un buen entrenamiento, que sin duda necesitarán los novatos en Gears of War pero la IA, obviamente, no alcanza los niveles de maldad del ser humano y si saltan demasiado pronto al ruedo de los tiros recibirán una buena reprimenda en forma de desmembramientos y esas cosas.

Los otros dos modos de juego son para los que tengan callo de Lancer en sus manos. Por un lado tenemos el Team Deathmatch, un clásico enfrentamiento 5vs5 en el que liarnos a tiros y familiarizarnos con los nuevos mapas o la colocación de las armas más potentes. Por otro, se estrena Dodgeball, un nuevo modo que, lamentablemente, sólo guarda una similitud con el bellísimo "deporte" que tan bien llevó al celuloide Ben Stiller, el balón prisionero.

El único nexo entre ambas "batallas" es que aquí todo también será una "cuestión de pelotas", ya que para reaparecer en la partida una vez que nos hayan matado uno de nuestros compañeros tendrá que eliminar a un enemigo. Una especie de intercambio de vidas que resulta tremendamente adictivo y que funciona de maravilla con el estilo rápido y de corta distancia de los enfrentamientos de la saga. Eso sí, la gente es mucho más "amarrategui" en este modo de juego y el nivel de pericia en general es más alto que en el Team Deathmatch. Quedáis avisados.

Los tres nuevos mapas, Foundation, Dam y Harbor tienen un diseño realmente bueno. Harbor es una especie de puerto en el que los espacios abiertos y las armas de larga distancia, como el Arco Explosivo, son los verdaderos protagonistas. Y todo eso con una imponente tormenta cayendo sobre el escenario haciendo que todo sea mucho más épico. Es, por ahora, nuestro mapa favorito. Foundation es un homenaje al primer Gears, un escenario más pequeñito pero lleno de recovecos y con dos alturas. Dam está ambientado en una presa y cuenta con un poco de todo: zonas amplias y zonas más pasilleros e incluso alguna zona que mi religión no me permite desvelar en la que los camperos harán de las suyas. Pero, si queréis saber más de los mapas, lo mejor es que echéis un vistazo al siguiente vídeo.

Un enjambre de viejos conocidos

Las batallas multijugador enfrentan a los soldados de la CGO con las huestes de el Enjambre, los nuevos enemigos del juego en el modo campaña. La sensación que nos han dejado estos nuevos rivales (a los que podemos controlar si hay un poquillo de suerte en el reparto de plazas en los equipos) es que son el mismo Locust con distinto collar. No sabemos nada de ellos, ni probablemente lo sabremos hasta que se acerque el lanzamiento de Gears of War 4 en octubre, pero sea cual sea la explicación que den para justificar el increíble parecido será una chorrada.

Y, ¿a qué viene esto? Pues a que ésa misma sensación es la que nos ha dejado la beta de Gears of War 4 en sí. Hay alguna novedad jugable, como el Close Cover Counter (CCC) un sitema de ejecuciones que nos permitirá aniquilar a los enemigos que estén parapetados tras una cobertura. Esta nueva opción es fácil de llevar a cabo, pulsando el stick izquierdo y el botón X (usaremos el botón B para evitar que un rival nos haga la triquiñuela) pero encontrar el momento apropiado para hacerla no nos ha parecido nada fácil, al menos por ahora. En este vídeo podéis ver en detalle cómo funcionará el sistema de ejecuciones en cuestión.

La realidad, sin embargo, es que los combates multijugador de Gears of War 4 por ahora se parecen demasiado a los de Gears of War 3. Eso no es nada malo, desde luego, pero yo al menos esperaba más novedades con el cambio de estudio y de consola. El arsenal es calcadito al que ya conocíamos: Lancer, Hammerburst, la escopeta Gnasher, la pistola Boltok, la pistola de cañón corto, las grandas de humo, las de fragmentación, el Arco Explosivo o el Lanzagranadas, que es el único arma en el que notamos alguna diferencia respecto a anteriores entregas. Esperemos que la cosa mejore en la versión final con un buen puñado de nuevas armas.

Estrategias clásicas en el multijugador de Gears of War, como disparar unas cuantas balas nada más renacer para hacer la recarga óptima y hacer más daño con nuestros primeros disparos, las volteretas para pillar por la espalda a nuestro rival o el rodear a nuestros enemigos entre varios amigos, vuelven a ser el padre nuestro de las contiendas. No es algo malo, pero todo se parece demasiado a la pasada entrega.

The Coaltion sí que ha introducido novedades en el modo online de Gears of War 4, aunque no sean jugables. Los rangos, por ejemplo, son un nuevo sistema de evaluación que nos otrogará una medalla de bronce, plata, oro..., en función de lo bien que lo hayamos hecho y que nos emparejará para la siguiente partida con alguien de nuestro nivel. El sistema, lo digo desde ya, funciona a la perfección, ya que la evaluación es constante (se hace en cada partida) y no es un rango que tengamos acumulado simplemente por jugar horas y horas. Un acierto que todos los juegos online deberían utilizar.

Otra novedad son las Bounty Cards (tarjetas de recompensa) que nos gratificarán con más experiencia si cumplimos con determinados requisitos. Nosotros las escogemos antes de cada enfrentamiento, como una especie de apuesta diciendo que conseguiremos una determinada cantidad de puntos en la batalla, que nuestro equipo será el vencedor, que seremos el mejor jugador de la partida, etc... Es algo que ya hemos visto en otros juegos online y la verdad es que nos parece un añadido interesante. Lo que aún no está disponible en esta beta son las Gear Crates, un set de recompensas (fundamentalmente objetos de apariencia para las armas y los personajes) que podremos desbloquear con puntos de los que recibimos al jugar o con dinero real si estamos tan locos para hacerlo.

El aspecto gráfico, como podéis ver en el primer vídeo de este avance, es bastante decente. Todo se mueve a 1080p y 60fps, lo que no deja de ser un gran acierto para que las batallas multijugador sean mucho más fluidas, en especial la tasa de fotogramas. Se agradece, por tanto, pero el resultado final no es, ni mucho menos, llamativo. Todo está muy pulido pero no resulta, ni en broma, tan sorprendente como lo fueron las anteriores entregas en su día. Todo tiene una explicación, que está directamente relacionada con la que nos dieron para justificar los 30fps del modo campaña: había que hacer sacrificios para que las batallas online resultasen lo fluidas que deben ser.

Aún quedan unos meses para el lanzamiento de Gears of War 4, que llegará el 11 de octubre, pero este primer contacto con el modo multijugador nos ha dejado algo fríos. Es cierto que todo ese tiempo se invertirá para mejorar muchos aspectos de las batallas online con el feedback de los usuarios y seguro que The Coalition se tiene reservadas unas cuantas novedades jugables en la manga para soprender a los fans pero, hoy por hoy, la beta multijugador de Gears of War 4 bien podría ser la versión optimizada de PC de tres nuevos mapas de Gears of War 3.

Para ser justos también hay que decir que las sensaciones, aunque de sobra conocidas, son tremendamente positivas, pese a que el fuerte de la saga no sean, a mi juicio, las contiendas PvsP y muchos esperamos con más ganas el modo campaña o la clásica Horda.

Lecturas recomendadas