Reportaje

Hemos leído Gears of War: Sucios Secretitos

Por Jesús Delgado
-

Los Gears dicen adios a las publicaciones impresas. Con el lanzamiento del último arco argumental de Sucios Secretitos, se pone fin hasta el momento a la historias del mundo de Sera y sus mejores soldados en el cómic.

Gears of War: Sucios Secretitos, el cuarto volumen de la colección basada en el juegazo de Epic Games, finalmente llega a España de manos de Panini. La versión española se presenta como un tomo único, que recopila los seis últimos números de la colección regular estadounidense (números 19 al 24) publicados entre agosto de 2011 y junio de 2012 . En ella nos muestra lo que nunca vimos entre la segunda y tercera entrega de Gears of War.

 

 

La acción del presente tomo resulta coral debido a que no se trata de un seguimiento al uso de una misión de los Gears, sino más bien intenta mostrar diferentes enfoques individuales acerca de cómo Marcus Fenix y los chicos del Escuadrón Delta consiguen salir adelante tras el hundimiento de Jacinto. GoW: Sucios Secretitos se inicia en ese preciso instante, con Marcus y su troupe teniendo que huir de la capital humana y termina con.... bueno, digamos que termina con el Gears of War 3.

 

Paralelamente, la historia pretende arrojar algo más de luz acerca de la figura de Adam Fenix y de sus experimentos, así como de su papel en GoW 3. De ahí el nombre de Sucios Secretitos. Como bonus, para aquellos amantes de la Reina Myrrah, ya os adelantamos que hará acto de presencia en las viñetas, con un papel secundario, pero para nada ligero.

 

 

La obra está guionizada por Karen Traviss, una escritora inglesa que se mueve con mucha soltura en esto de la CI-FI, gracias a sus trabajos en Halo y Star Wars. La cual es también la guionista de la tercera entrega del juego y de los libros oficiales de la franquicia que nos ocupa, principalmente a su aplaudido trabajo en la novela Gears of War: Jacinto's Remnant. Por lo que en este aspecto, tranquilos, que la fidelidad y coherencia con los juegos está asegurada.

 

Por otro lado, como dibujante tenemos a Pop Mhan, un artista thai-americano, quien lleva desde 1995 en Wildstorm (empresa bajo la que se publicó este cómic en EEUU). Mhan es una figura bastante conocida dentro de la propia DC además por haber dibujado Flash y Batgirl, colecciones que requieren de cierta habilidad , por cierto, demostrando que ilustra con mucho tino historias de acción.

 

 

Gears of War: Sucios Secretitos puede adquirirse en tiendas especializadas y grandes superficies a un precio de 12,95 euros. Cuenta con 128 páginas a todo color en encuadernación rústica. Pero vamos, que imagino que llegados a este punto querréis saber la opinión de quien se lo ha leido. ¿No? Pues venga, vamos. ¿Qué somos, hombres o lambents? No respondáis, seguid leyendo.

Acto 2: La crítica

Lo primero de todo, como valoración global y estética del presente volumen hay que decir que es un buen cómic. Está ligeramente por encima de la media, aunque desgracidamente tiene sus peros, los cuales iremos viendo.

 

La guionista Karen Traviss se luce. Se nota que controla muy bien el mundo que ha ayudado a desarrollar. La autora se recrea con unas escenas que sirven para expandir detalles acerca de personajes que en los juegos se insinúan. Como por ejemplo, la mala baba de Baird dando de comer a los cerdos no tiene desperdicio; o los mutuos reproches entre Adam y Prescott (ya sabemos que el presi y él no se llevan especialmente bien); o el modo en el que termina de atar algunos cabos sueltos que separan Gears 2 y 3. Por lo que como extensión de la historia de los GoW es impecable.

 

 

Además el ritmo es adecuado y los chascarrillos y reflexiones que los personajes lanzan sirven para reafirmar que Gears of War no es solo un juego de tiros, sino que tiene una compleja historia detrás. Pero he ahí su principal estigma, el mismo que sufren la mayor parte de las publicaciones basadas en juegos: se trata de una obra hecha ex profeso para fans. Si el lector no conoce el mundo de Gears of Wars, ya sea por los juegos o por los cómics anteriores y las novelas, va a estar más perdido que un Locust en una reunión del Covenant (premio para el pille la comparativa).

 

Por lo tanto, no recomendamos a nadie que no haya tenido contacto con la serie, salvo que que sea un autentico fan del trabajo de Pop Mhan. Y es que el tailandés se maneja muy bien con los guiones de su compañera. En sus ilustraciones logra una gran riqueza de expresiones, y juega de manera bastante amplia con los planos, evitando la monotonía y manteniendo el ritmo de la historia. Y todo ello sin caer en el tópico de los cómics de hazañas bélicas, como podría pensarse, pues dependiendo de la propuesta, logra crear ambientes adecuados. Así existe un gran contraste entre las escenas de acción y las de dialogo.

 

 

Peor valoración se merecen los coloristas, West Hartman y Tony Aviña, quienes no hacen un mal trabajo, pero tampoco nada fuera de lo común. Son más que correctos, pero sin demasiado espectacularidad. Lo cual posiblemente sea intencionado, ojo. Ya que entre capítulo y capitulo median meses, por lo que posiblemente el acabado fuera buscado con esa intención y no a resultas de una demanda editorial.

 

Resumiendo, si sois fans de Gears of War, GoW: Sucios Secretitos os gustará y mucho. Si no, es posible que os resulte un cómic más, puesto en una estantería junto a los retapados de la Patrulla-X o Vengadores. Por eso mismo no os voy a recomendar que vayaís a comprarlo de primeras. Lo que voy a hacer es deciros es que si no habéis jugado ya a GoW, os pongáis hoy mismo con ello en vuestra  Xbox 360 y luego, cuando ya queráis que una mula parda como Marcus Fenix sea el padre de vuestros hijos, cogéis y os bajáis a comprar los cuatro volumenes que Panini ha editado en España. Nos lo agradeceréis.

Lecturas recomendadas