The Evil Within 2
Reportaje

Impresiones de The Evil Within 2 en la Gamescom 2017

Por Alejandro Alcolea
-

Tras varios rumores y alguna que otra filtración, The Evil Within 2 se presentó en el E3 2017 con un tráiler de esos capaces de venderte un juego. El estudio Tango Gameworks repite al frente de esta producción que inició el creativo Shinji Mikami, padre de la saga Resident Evil, allá por 2014. Ahora, justo 3 años después (literalmente), The Evil Within 2 verá la luz en PS4, Xbox One y PC para que continuemos la historia del pobre Sebastian Castellanos.

Hemos podido jugar dos de los primeros capítulos de The Evil Within 2 en Gamescom 2017 y, a continuación, os traemos nuestras impresiones. Eso sí, antes de nada, si teníais pensado jugar The Evil Within ahora, antes del lanzamiento de la segunda parte, quizá deberíais pensar dos veces si seguir leyendo, ya que puede haber un spoiler (nada que no se haya comunicado oficialmente, pero aún así spoiler para algunos). Si no teníais pensado jugar al primero, pero sí a The Evil Within 2, debéis saber que la secuela es bastante reveladora y se mantiene por sí misma. Es cierto que os faltarán detalles, pero sabréis lo fundamental para avanzar y disfrutar.

Qué te ha pasado, Sebastian Castellanos

El investigador Sebastian Castellanos es el protagonista tanto del primer videojuego como del segundo. Sin embargo, mientras en el primero lo veíamos bastante seguro de sí mismo al meterse en la boca del lobo sin pestañear y no dudar en plantarle cara a los entes sobrenaturales más espectaculares de los últimos años en los videojuegos, en The Evil Within 2 lo vemos un poco destrozado. No es para menos, ya que su familia está rota, su hija Lily ha desaparecido y Mobius, una malvada corporación, está detrás de todo.

The Evil Within 2

Sí, los enemigos son humanos que intentaron traer la paz mundial a base de someter al mundo y apresarla dentro de una ''ilusión'' y nosotros volveremos a plantarles cara, ya que ahora será personal. Mientras The Evil Within se ambientaba en Bacon (lugar al que hay continuas referencias, al menos en los dos capítulos que he podido jugar), The Evil Within 2 se sitúa en Union, un pequeño pueblo rural que esconde bastantes secretos y que no es otra cosa que una proyección de la mente de Lily, manipulada por Mobius.

Tras este contexto, es hora de ir directamente a lo que he podido jugar durante la demo de The Evil Within 2 en Gamescom. Ha sido una hora dividida en dos capítulos, el segundo y el tercero, muy diferentes entre sí que dejan claro que esta secuela es más grande en todos los sentidos.

Terror a dos bandas

Aunque había cierto tinte de exploración en The Evil Within, al final, no había más que tirar hacia adelante para ir superando escenas. No había demasiado que hacer en los escenarios de Bacon. El capítulo 2 de The Evil Within 2 va por los mismos derroteros que el primero y es el que vuelve a poner de manifiesto la dualidad del videojuego ¿Es un survival o es un juego de sustos? Realmente, juzgando por los dos capítulos jugados, tiene un poco de cada cosa.

El capítulo 2 del juego nos hace despertar en la piel de Castellanos. Estamos en un lugar desconocido en el que un misterioso personaje enamorado de la fotografía y con un despreciable sentido del humor nos atosiga. Cámaras fotográficas por doquier, cuerpos colgados cuyas extremidades ensangrentadas están cubiertas por sábanas y la sensación de que Sebastian está más en el barrio de la locura que en el de la cordura son protagonistas en este capítulo en el que los sustos y un enorme enemigo se alternan para crear una sensación de angustia.

Este capítulo es bastante lineal y es el que se podría denominar como terror psicológico. Sólo podremos avanzar descubriendo la trama, pero en el capítulo 3 el mundo se expande y nos deja ver un escenario bastante más grande de lo que encontramos en el primer juego. Estaremos en Union y aquí ya son bastantes las puertas que se abren a nivel jugable. Los creadores nos han comentado que podremos ir a nuestro gusto explorando los rincones de Union para encontrar diferentes secretos, piezas narrativas y misiones secundarias y, aunque han sido pequeñas píldoras de todo eso, sí he visto algo así.

Hay llaves ocultas que abren puertas o coleccionables en forma de diapositiva que tendremos que llevar a nuestro antiguo despacho para intentar recomponer el puzle que es nuestro pasado. De momento esos son los coleccionables que hemos visto, pero lo que más llama la atención es el nuevo transistor que nos permitirá estar en todo momento en contacto con Kidman, unido a exigencias del guión. Este transistor incorpora una especie de rastreador de señales que nos dará pistas sobre dónde está nuestro objetivo principal (en metros), pero también podremos rastrear señales del pasado para descubrir una especie de misiones secundarias cuyas recompensas serán, al menos por lo que he encontrado, material para fabricar armas y subir de nivel.

Y es que sí, en The Evil Within 2 nos encontramos, en los puntos seguros, un banco de trabajo en el que podremos mejorar las capacidades de las armas, pero también construir elementos como jeringuillas o munición. En una de las misiones encontré un rifle de francotirador con el cañón destrozado, pero ya se me avisó que podría utilizarlo para algo más tarde, por lo que, seguramente, se podrá arreglar. Es interesante este punto porque The Evil Within 2 también tiene el componente de survival y os estaréis pensando que, explorando y con un banco de trabajo, las cosas serán bastante fáciles. No es así.

Tendremos más balas que en el anterior juego, gracias a lo que encontremos y a las que fabriquemos, pero también hay muchos enemigos dispersos por el mapa. De nosotros depende si pasar con sigilo y acabar con ellos usando el cuchillo o si liarnos a tiros y acabar corriendo en más de una ocasión. Al final nos pillan si hacemos eso, ya que lo he intentado y los enemigos son bastante rápidos. Eso sí, sigue estando el truco de casi todos los juegos de terror de escondernos en una casa, cerrar la puerta y, al abrirla, ver cómo han desaparecido los enemigos y vuelto a su lugar de ''patrulla''. Si queréis disparar, podréis, pero los enemigos se mueven de forma algo caótica y la cabeza es el punto débil, por lo que más vale tener puntería.

Que se vayan intercalando estos dos géneros del terror es interesante, ya que es una combinación que, si son capaces de repartir equitativamente las fases abiertas con las de terror psicológico, puede dotar a The Evil Within 2 de una variedad jugable que nos haga el periodo de juego más atractivo. Evidentemente, esto tendremos que comprobarlo cuando tengamos el juego entre manos para el análisis.

The Evil Within 2

Lo que está fuera de toda duda es el acabado visual. La demo la hemos jugado en un PC bastante potente y todo se ve de maravilla. El modelado de Sebastian y las caras de los personajes principales son fantásticas, así como el acabado general del mundo y la iluminación en tiempo real. El juego tiene un montón de filtros, pero, aún así, se ve definido y todo junto crea una atmósfera muy atractiva. Sin embargo, el principal protagonista de dicha atmósfera es el sonido. Es contundente, juega bien con los momentos de calma y tensión y las voces de los personajes (lo he jugado en inglés) son muy buenas. Eso sí, choca un poco no ver sincronización labial, al menos en los protagonistas.

The Evil Within 2 saldrá a la venta el próximo día 13 de octubre para PS4, Xbox One y PC. Mientras seguimos a la espera de tener nuevos detalles de lo último de Tango Gameworks, os recordamos que podéis estar al tanto de todas las novedades que se produzcan entorno a los juegos y conferencias de la Gamescom 2017 gracias a nuestro especial.

Lecturas recomendadas