Reportaje

Mucho más que una moda: cyberpunk

Por Raquel Hernández Luján
-

Hay películas icónicas que caen dentro de esa corriente que ha dado en llamarse cyberpunk. ¿Sabes en qué consiste y cuándo apareció? ¿Quieres saber cuáles son los títulos imprescindibles? Repásalos con nosotros.

El cyberpunk es un subgénero de la ciencia ficción que asienta sus raíces en un concepto que ahora mismo es imposible que pase de moda, sencillamente porque es el pan nuestro de cada día: alta tecnología, pero bajo nivel de vida. Una contradicción que normalmente se muestra en una diferencia inmensa entre los ricos, que cada vez lo son más, mientras que la clase media-baja pierde poder adquisitivo.

 

 

El esilo cyberpunk se ha dejado sentir no sólo en literatura o el mundo audiovisual sino también en la música, los videojuegos, la moda...

Cine de ayer recomendable hoy

A nivel social, las ciudades que se retratan en distopías poco halagüeñas, muestran grandes diferencias económicas en estructuras sociales empobrecidas aunque visualmente son muy atractivas en las que el recelo hacia las grandes y poderosas corporaciones resquebraja la confianza del individuo.

 

El término fue acuñado en los años 80 y continúa en uso porque no son pocas las producciones que siguen ahondando en el cyberpunk. Sin embargo, la primera película con la que arrancó es de 1965, del visionario Jean Luc Godard, que probablemente bebía en su cinta Alphaville de una fuente muy interesante y recomendable: la novela "Un mundo feliz" de Aldous Huxley.

 

 

La eclosión del subgénero vino de la mano de Blade Runner, ya que Ridley Scott generó todo un universo ficcional tremenadamente atractivo y visionario.

 

Philip K. Dick ha sido una de sus fuentes más intensas al igual que en otros títulos en los que el cyberpunk ha sido una auténtica referencia como Minority Report, Paycheck o Una mirada a la oscuridad.

 

 

Puntos en común: el individuo en lucha contra el sistema, la estética contracultural, la ciudad como un personaje tan poderoso como cualquier otro de carne y hueso y el futuro mostrado como una amenaza directa a las libertades particulares.

 

Otras grandes producciones que no podemos dejar de citar serían Tetsuo, el hombre de hierro, Gattaca, la trilogía de Matrix, Robocop e incluso Pi, fe en el caos, esa densa película de Darren Aronofsky que nos desveló su genio como realizador.

Cyberpunk + Anime = Peliculones

El anime ha recogido en sus películas el estilo cyberpunk y el diseño futurista desde Akira, que podemos considerar el primer referente pasando por películas tan interesantes como Cowboy Bebop, Trigun, Silent Möbius o Ghost in the Shell.

 

 

En su variante retrofuturista denominada steampunk (época victoriana ucrónica unida a ciencia ficción y fantasía) también podemos encontrar grandes ejemplos como muchos de los trabajos de Hayao Miyazaki en la línea de El castillo ambulante o la curiosa Steamboy dirigida por Katsuhiro Otomo.

 

Postcyberpunk ¿una nueva etiqueta o es que hemos cambiado tanto?

En los 90 comenzó a utilizarse un nuevo término, el postcyberpunk para hacer referencia a una variante del cyberpunk en la que igualmente se muestran los desarrollos tecnológicos en sociedades en un futuro cercano, centrándose en las telecomunicaciones globales, la ingeniería genética o la nanotecnología y sus efectos en la sociedad.

 

La característica diferenciadora es que los individuos no son ya arrollados directamente sino que son parte activa que trata de mejorar las condiciones sociales o protegerse ante la creciente decadencia. ¿Un rayo de esperanza? Sí, algo así.

Lecturas recomendadas