Reportaje

Red Dead Revolver - Análisis retro

Por Martín Amechazurra Falagán
-

Red Dead Revolver, el predecesor de Red Dead Redemption, supuso una vuelta al Spaghetti Western de los años 60 para PS2 y Xbox. De la mano de Rockstar Games, y anteriormente producido por Capcom, viajamos al lejano oeste para vengar la muerte de nuestra familia.

Red Dead Revolver, el primer western de la mano de Rockstar Games, fue lanzado el 11 de junio de 2004 en Europa para PS2 y Xbox. Lejos de ser un "Grand Theft Auto" disfrazado de película de Clint Eastwood, el título del estudio de San Diego era una verdadera oda a todo el género de los westerns. Con sus tiroteos a varias bandas, el uso de los caballos y los trenes o los duelos al puro estilo del lejano oeste, Red Dead Revolver presentaba las señas de identidad que harían grande a su sucesor, Red Dead Redemption.

En un principio, el juego estaba siendo desarrollado por Capcom como un shooter arcade basado en un oeste que se parecía muy poco, o nada, al real. Tras la compra en 2002 de Angel Studios (que luego pasaría a llamarse Rockstar San Diego), Rockstar adquirió los derechos sobre el título de Capcom para darle un rumbo diferente al desarrollo. Con un enfoque más realista y violento, el uso de filtros cinematográficos y una banda sonora con canciones de Ennio Morricone (entre otros), Rockstar creó un Spaghetti Western digno de las mejores producciones de los 60.

El estilo de Red Dead Revolver, y el diseño de su mundo, debían ir acompañados también de una historia propia del cine de Sergio Leone. La muerte de su familia a manos de los hombres del general mexicano Diego lleva a Red a convertirse en cazarrecompensas con un claro objetivo, vengar la muerte de sus padres y descubrir quién les traicionó. Durante su aventura, Red se cruza con otros cinco personajes que también son jugables a lo largo de la trama. Desde Annie Stoakes hasta Buffalo Soldier, los diversos personajes secundarios le daban más variedad a la que, de otra forma, sería una simple historia de venganza.

Red Dead Revolver no era uno de los juegos con mejores gráficos cuando fue publicado, pero su gran personalidad y el estilo de sus escenarios lograban una ambientación al estilo western que no se había conseguido hasta la fecha. El polvo, los efectos de luz, los colores que poblaban los niveles, el diseño de los personajes... todos y cada uno de los elementos que conformaban la obra de Rockstar San Diego encajaban perfectamente entre sí, dándole vida a un mundo salvaje donde la muerte es la norma general.

Como todo western que se precie, Red Dead Revolver contaba con una banda sonora de renombre. Con artistas de la talla de Ennio Morricone o Luis Bacalov, ambos grandes y premiados compositores, nuestra aventura iba siempre acompañada de una banda sonora a la altura de Hollywood. Así mismo, las balas que pasan silbando, los disparos que rebotan, el sonido del viento... los efectos sonoros lograban evocar el espíritu del cine de vaqueros de una manera espectacular, lo cual remataba el universo cinematográfico ideado por Rockstar.

En cuanto a la jugabilidad de Red Dead Revolver, los tiroteos conformaban el núcleo del título. Las mecánicas del juego eran simples, pero efectivas: Los jugadores podían utilizar los diversos objetos que poblaban los escenarios como coberturas con sólo pulsar un botón, y disparar desde detrás de ellas. También se podía disparar en movimiento o golpear a los enemigos que se te acercaran demasiado. Además, cada personaje tenía una habilidad especial, como por ejemplo el "Dead Eye" de Red, que nos permitía ralentizar el tiempo para disparar a nuestros enemigos. Sin llegar a ser complicadas en ningún momento, las mecánicas de tiro y combate funcionaban correctamente y creaban una jugabilidad entretenida a la par que interesante.

La aventura estaba dividida por misiones, de manera lineal y una detrás de otra. Durante cada misión, los jugadores podían portar un total de tres armas, con la posibilidad de llevar un arma de mano, un fusil o escopeta, y una pistola. Las que se compraban o se obtenían en las misiones previas podían ser utilizadas en las posteriores, lo que te llevaba a acumular hasta casi 30 armas a lo largo del juego. Desde revólveres y pistolas hasta los fusiles más potentes, el título presentaba diversos tipos de armamento, con algunos más curiosos como el arco, el látigo o las armas arrojadizas como la dinamita. Lo unico que faltaban eran las armas automáticas, por cuestiones más que obvias.

Además, la aventura contaba con un modo multijugador con hasta cuatro jugadores, para el cual había gran cantidad de personajes, armas y objetos por desbloquear en el modo de juego principal. Con tres modos de juego y dos juegos de cartas diferentes, la opción de multijugador le daba algo de vida a Red Dead Revolver fuera de su trama principal. Además, completar la historia nos otorgaba el modo cazarrecompensas, con un tiempo límite para completar la aventura, varios retos y niveles adicionales.

Red Dead Revolver creó las pautas que siguió su sucesor para ser considerado como uno de los mejores juegos de toda la generación pasada. Red Dead Redemption, el segundo juego de la saga, tomó todos los elementos del primero y los mejoró, creando una aventura que sigue siendo relevante más de un lustro después de su estreno. Recientemente ha salido a la luz el mapa que tendría una supuesta secuela de Red Dead Redemption. Esperemos que salgan más datos a la luz en los próximos meses. Mientras tanto, está disponible Red Dead Redemption para PS3 y Xbox 360

Lecturas recomendadas