Reportaje

Splatoon 2 - Gameplay del modo historia e impresiones

Por Álvaro Alonso
-

El pasado viernes, tan solo un día después del último Splatoon 2 Direct, nos acercamos al showroom de Nintendo para disputar nuestras primeras partidas al modo historia de Splatoon 2, apodado modo héroe, que promete expandir todo lo visto en la primera y exitosa entrega lanzada para Wii U en 2015. Y tras lo visto, parece que no sólo va a cumplir las expectativas, sino que también va a superarlas. Pero antes de entrar en materia, podéis comprobarlo vosotros mismos con el gameplay de Splatoon 2 que tenéis sobre estás líneas.

Aunque el grueso de Splatoon se encuentra en su multijugador, Nintendo decidió incluir un modo historia en la primera entrega, probablemente con el objetivo de contentar también a los jugadores más tradicionales que gustan de experiencias en solitario. Increíblemente divertido y con batallas contra jefes de lo más originales, el modo héroe del primer Splatoon resultó toda una sorpresa... Tanto, que su escasa duración nos dejó con ganas de muchísimo más.

Análisis 2.0 de Splatoon con todos sus contenidos adicionales

En Splatoon 2, el modo héroe sigue a pies juntillas la estela de su predecesor: está dividido en varias áreas representadas por un hub central desde el que accedemos a los distintos niveles y, una vez superados, nos enfrentamos al jefe de turno. Los niveles son bastante lineales, pero cada uno va introduciendo mecánicas de lo más originales, como las esponjas que absorben tinta y se convierten en coberturas, los peces globo que explotan causando daño de área, los puentes desplegables, los raíles de tinta... Todas logran enriquecer la experiencia, consiguiendo que Splatoon 2 se desmarque de la etiqueta de shooter con puzzles y elementos plataformeros.

Aunque los niveles en los que se introducen estas mecánicas actúan como tutoriales, poco a poco la idea inicial se va expandiendo y entrelazando con el resto, dando lugar a situaciones enrevesadas en las que es necesario controlar a la perfección cómo funciona cada mecanismo para salir airosos. Lo mismo se puede decir de la dificultad del combate: si bien al principio no tendremos problemas para acabar con los Octarianos, pronto empezaremos a encontrar más resistencia.

Nosotros pudimos probar las tres primeras zonas, así como sus respectivos niveles. Y mientras que en los primeros los enemigos eran los Octarianos básicos, pronto nos encontramos con los que poseen las mismas habilidades que los Inklings, es decir, armados con lanzatintas y con la capacidad para sumergirse y desplazarse por el elemento líquido protagonista de Splatoon 2. Y algunos de ellos pueden plantear serios problemas, al tiempo que nos sirven como entrenamiento perfecto para las partidas multijugador.

Otro elemento que repite son las mejoras: al derrotar enemigos y destruir objetos del escenario, como cajas o globos, obtenemos huevas que podemos usar para comprar mejoras y nuevas armas al bueno de Jairo, que repite una vez más como tendero. Eso sí, antes de poder adquirir mejores lanzatintas, es necesario poner a prueba los prototipos durante los niveles hasta demostrar su eficacia en combate.

Para adquirirlos, también nos harán falta encontrar una suerte de trofeos con forma de pez que se encuentran ocultos en cada nivel, lo que nos invita a explorar a conciencia cada escenario en lugar de atravaersarlos como un huracán de tinta. Otro elemento que repite son las páginas con pequeñas historias que narran el trasfondo de esta nueva entrega. Y hablando de la historia, la mismísima Tina es la encargada de guiarnos a través de las misiones, aunque seguimos sin saber nada de Mar...

En cuanto al apartado técnico, Splatoon 2 se mueve a 1080p/60fps en modo TV y 720p/60fps en modo portátil. Y es uno de esos juegos que entra por los ojos, con un apartado artístico que da rienda suelta al color y que goza de diseños gamberros pero con mucho encanto. Y si no, mirad a las nuevas hermanas calamarciñas, Marina y Perla, cuya legión de seguidores crece a un ritmo imparable. En cuanto a la banda sonora, nada nuevo bajo el sol: cuando os queráis dar cuenta, estaréis tarareando las canciones de cada nivel sin poder sacarlas de vuestra cabeza.

El Modo Héroe de Splatoon 2 es sin duda continuista (al menos en los tres primeros escenarios), pero nos ha dejado la sensación de haber mejorado en todos los aspectos, sin perder ni un ápice de frescura y diversión. Además, nos han asegurado que su duración se encuentra entre las cinco y las seis horas, mejora notable respecto al de la primera entrega.

Recordad que ya podéis desargar la demo Splatfest World Premiere, y que el próximo 15 de julio, antes incluso de que Splatoon 2 se ponga a la venta, se celebrará el primer festival del nuevo juego para Nintendo Switch, y que nos enfrenta a una dificilísima decisión: ¿Tarta o Helado? (Tarta, por supuesto).

Lecturas recomendadas