Análisis

Análisis brutal de WWE All Stars

Por Sergio Gracia
-

Desde que el Pressing Catch regresó a nuestras vidas, hace unos cuantos años, son muchos los fans que han vuelto a engancharse a este espectáculo de estilo tan americano. Otros tantos son los que lo han descubierto y se han dejado encandilar por las tramas (y trampas), las superestrellas (y eternos aspirantes), los eventos de PPV y, en definitiva, por la magia de esta forma de entretenimiento tan incomprendida en muchas ocasiones (sí, ya sabemos que es teatro). A decir verdad, la WWE (o WWF, como se llamaba antaño) nunca se ha ido, simplemente tiene periodos irregulares de repercusión.

Es cierto que gracias al empuje que ha vuelto a tener el Pressing Catch en muchos países, compañías como THQ se han puesto las pilas para darle a los aficionados una serie de juegos a la altura del evento real. Actualmente, podemos contar con que tendremos una nueva entrega de este tipo de juegos cada año, incluso más (si miramos atrás y nos fijamos en otras organizaciones como TNA Impact!), así que el apetito de los seguidores estará más que saciado a estas alturas. Lo mejor de todo es que cada temporada las entregas suelen llegar con novedades interesantes que no lo convierten en un más de lo mismo. Así pues, veamos si este WWE All Stars no es más de lo mismo.

Viejas glorias y jóvenes promesas

Está claro que el punto fuerte de WWE All Stars es la posibilidad de jugar con las mejores superestrellas de los 80. Hulk Hogan, Bret 'Hit Man' Hart, The Ultimate Warrior o Andre The Giant son sólo algunos ejemplos. Somos conscientes de que en anteriores entregas también se han incluido luchadores míticos, pero este juego está, de alguna manera, dedicado a aquellos que tan buenos momentos nos hicieron pasar en aquel entonces. Cómo no, también contamos con luchadores actuales que, de buen seguro, acabarán convirtiéndose en viejas glorias. Nos encontraremos con rostros tan familiares como Triple H, Kofi Kingston, Sheamus o The Undertaker (aunque este último casi podría entrar en la lista de leyendas atemporales). En total, tenemos 30 personajes a elegir, divididos entre Leyendas WWE y Superestrellas WWE, 15 para cada equipo. A este roster hay que añadirle 12 más que podemos descargar. Eso sí, esta vez se ha prescindido completamente de las Divas.

Cuando comenzamos a jugar, lo primero que llama la atención de forma inevitable son los gráficos. Se ha abandonado el estilo realista para adoptar uno más cartoon, más estilizado y colorido, con modelos algo exagerados (para resaltar ciertas características como los músculos o rasgos faciales) y con efectos y estelas para darle a todo el conjunto un aire de espectacularidad (aún más) digno del show real. No sólo se han caricaturizado los luchadores, sino también algunos de los movimientos especiales. Al principio puede resultar extraño ver a un personaje volando cinco metros por los aires, después de haber recibido un golpe, pero es cuestión de acostumbrarse y entender el nuevo look y el toque de espectacularidad buscado con intención. Es de agradecer este cambio gráfico, tan radical, pues si en algo necesitaban evolucionar o renovarse las anteriores entregas era precisamente en esto.

Gráficamente, sigue la estela de las versiones de PlayStation 3 y Xbox 360, pero tal vez no esté tan marcado ese toque cartoon que tan bien le sienta. También podemos ver fallos inexplicables en el público, que no son más que un gurruño de píxeles que deberían representar personas pero que, sinceramente, dejan bastante que desear. En cuanto a la edición de personajes, tanto en esta versión como en la de las consolas de sobremesa, se ha hecho un gran trabajo y contamos con bastantes opciones para crearnos un personaje a nuestro gusto. Además, gracias, como decimos, al estilo cartoon, podemos crear esperpentos la mar de divertidos.

En cuanto a los modos online, debemos decir que el Ad-Hoc de PSP funciona a la perfección, al igual que los sistemas de Xbox 360 y PlayStation 3. En este sentido se ha mejorado bastante. Aún sufriremos pequeños lagazos, pero nada que pueda estropear la experiencia de juego. Una buena forma de completar los modos Path of Champions (en el que deberemos ocmpletar diez combtaes contra las mejores superestrellas de la WWE) y el Fantasy Warfare (combates fantásticos entres leyendas y superestrellas).

N.d.A.: Aclarar que en esta review puntuamos solamente las versiones de PlayStation 3 y Xbox 360.

Valoración

Un cambio de aires que le hacía mucha falta a la saga. Buenas ideas, grandes mejoras, pero con la ausencia de algunos de los eventos más interesantes de la WWE.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Gráficamente es una delicia para los fans y el sistema de combate se ha mejorado.

Lo peor

¿Dónde está nuestro querido Royal Rumble?

Lecturas recomendadas