Análisis

Análisis de 3D Sonic 2

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: 3DS

SEGA pone fin a su segunda tanda de “3D Classics” con 3D Sonic 2, y con nuestro análisis damos cuenta de uno de los mejores plataformas de la era de los 16 bits. Un título que sigue siendo una delicia, y más aún con los añadidos de M2.

SEGA vuelve a rescatar uno de sus incombustibles clásicos, ni más ni menos que Sonic 2, para poner punto y final a su segunda tanda de “3D Classics”, versiones realizadas por el estudio M2 que explotan algunas de las características de 3DS y New 3DS como su efecto 3D estereoscópico. Su ajustado precio (4,99 euros) y las novedades que incluyen suelen ser siempre dos de sus principales reclamos, como hemos visto recientemente en 3D Streets of Rage 2 o o 3D OutRun. ¿lo serán también en 3D Sonic 2? Vamos a verlo…

Para aquellos que no lo vivieron, o no lo recuerdan, Sonic 2 fue, en 1992, un título puntero que exprimió al máximo las capacidades de Megadrive y título clave que avivó la lucha de mascotas entre Nintendo y SEGA. 11 nuevos niveles repletos de loopings y otros artefactos que nos hacían viajar a velocidades supersónicas, y de paso recogiendo anillos, para llegar a la meta. Un título a menudo tildado de ser un plataformas menos exigente que los juegos de Mario, porque a menudo realizabamos saltos de fe a gran velocidad sin saber exactamente dónde íbamos a aterrizar.

Pero, aún con todo, sus 11 niveles no solo son una maravilla visual con múltiples rutas que dejan hueco a la exploración y a diversas batallas con jefes finales, sino que además en Sonic 2 se introdujeron novedades que siguen presentes en en 3D Sonic 2. Una de las más importantes fue la inclusión de Tails, el zorro de dos colas que acomopaña a Sonic. Un segundo jugador puede manejarlo para ayudar a Sonic a recoger anillos… aunque lo normal es que desaparezca de pantalla cuando Sonic va como el rayo.

También está presente otra de las novedades que en 1992 acababa con uno de los aspectos frustrantes del primer Sonic: el movimiento Spin Dash, una habilidad con la que ganamos “inercia” para salir despedidos mientras estamos parados, evitando así tener que volver atrás si fallábamos en alguna sección para volver a ganar velocidad. Dada su utilidad, este movimiento se incluyó en el primer 3D Sonic.

Del mismo modo también están presentes las Esmeraldas del Caos, un coleccionable al que podemos acceder solo si pasamos por puntos de control con al menos 50 anillos. Al hacerlo desbloqueamos unos niveles especiales, que consisten en recorrer unos niveles pseudo 3D en los que vemos la espalda de un Sonic que corre por una especie de tubo hacia “el fondo” de la pantalla, recogiendo anillos. Si los cogemos todos, la esmeralda es nuestra. Hay 7 y conseguirlas todas nos permite transformarnos en Super Sonic.

Como en anteriores juegos de la serie, M2 no se ha conformado adaptando el juego y ha introducido una serie de mejoras y novedades, que abarcan desde el típico menú para seleccionar versión/región del juego y diferentes opciones para configurar el juego a nuestro gusto, así como un nuevo modo de juego llamado “Ring Keeper Mode”, en el que comenzamos con 10 anillos y solo perdemos la mitad cada vez que un enemigo nos toca. Es como una especie de modo fácil que facilita que todos los jugadores puedan ver el final del juego de SEGA, recordado por tener algunas secciones muy “durillas”.

Por si esto no fuera suficiente, también funcionan los trucos originales de Megadrive, por lo que podrás acceder al nivel que quieras e incluso utilizar a Super Sonic sin haber recogido todas las esmeraldas del caos. También está presente el multijugador para 2 original (solo ad hoc, no online), que básicamente consiste en llegar a la meta antes que el otro jugador. En la versión original de Megadrive este modo era a pantalla partida, un aspecto que se ha mantenido en 3DS, pero que se podía haber mejorado dando, por ejemplo, la opción de jugar a pantalla completa.

Aun con todo, es un modo algo tontorrón, y el principal atractivo sigue estando en el modo individual. Eso sí, tampoco es perfecto. Los niveles especiales en pseudo 3D han envejecido mal, y aunque con el efecto 3D estereoscópico activado dan buena sensación, no son de lo mejorcito de 3D Sonic 2… Son, quizá los únicos dos lunares del juego, porque todo lo demás, banda sonora (obligatorio escucharla con cascos), diversión o ritmo de juego sigue siendo tan flipante como hace más de 20 años.

Valoración

Sonic vuelve a las portátiles recuperando una de las mejores entregas de su época dorada, un título que más de 20 años después sigue resultando tan trepidante como divertido. Y a este precio, aún más.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Sigue divirtiendo como hace 20 años. Su vertiginoso desarrollo.

Lo peor

Los niveles especiales y el multijugador, que no se ha revisado.

Lecturas recomendadas