Análisis

Análisis de Bioshock para iPhone y iPad

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: Móvil

La primera entrega de Bioshock, el genial shooter de Ken Levine que salió en 2007, llega a dispositivos iOS gracias a una adaptación muy fiel al título original. ¿Listos para volver a las profundidades de Rapture?

Cuando 2K Games anunció que estaban trabajando en una adaptación 1:1 de Bioshock para iOS, muchos de los que gustamos de jugar con nuestro iPhone o iPad sentimos un escalofrío... por partida doble: primero por imaginarnos lo bien que luciría este juegazo en los dispositivos táctiles de Apple, y segundo por rememorar nuestra primera visita a Rapture, la ciudad sumergida que nos encandiló y aterrorizó (¡malditos Splicers!) por igual en 2007.

Por fin, y tras unas semanas de espera, hemos podido echar el plásmido a la versión final de Bioshock para iPhone y iPad, que llega hoy mismo a App Store a un precio de 14,99€. Pero, ¿ha cumplido 2K su promesa de brindarnos una adaptación idéntica al original? Pues sí... pero con reservas, ya que la versión para dispositivos móviles de Apple de Bioshock ofrece un desarrollo idéntico a la entrega para PC, PS3 y Xbox 360 (lo cual es muy meritorio), pero también llega acompañada de algunas limitaciones y recortes. Pero será mejor que empecemos por la batisfera, o lo que es lo mismo, por el principio.

Siempre nos quedará Rapture

Si habéis jugado a la primera entrega de Bioshock (algo que espero hayáis hecho, puesto que es uno de los mejores juegos de la "pasada generación"), seguro que conoceréis de sobra su genial historia, que nos relata la aventura de Jack, un superviviente de un accidente de avión que acaba, sin saber muy bien por qué, luchando de forma desesperada por su vida en Rapture, una inquietante ciudad construida bajo el océano.

Desde el momento en que asumimos el control, en primera persona, de este pobre diablo, queda claro que tenemos por delante un shooter que, aunque un tanto pasillero, nos pega a la silla sin remedio gracias a una genial ambientación, una narrativa sorprendente y con mucho ritmo, y unos frenéticos enfrentamientos contra Splicers, Big Daddies y demás "fauna" que habita en Rapture.

Por suerte, todos estos elementos se han mantenido intactos en la versión para iOS de Bioshock, por lo que de nuevo tenemos por delante un desarrollo que, a pesar de que cuenta ya con unos años a sus espaldas, sigue siendo tremendamente atractivo y que convence gracias a su a su fantástico argumento y a su acertada mezcla de exploración y acción, que en esta ocasión se desenvuelve a través de los habituales controles táctiles (siempre que no contemos con un gamepad Bluetooth compatible, claro).

Tócate los Splicers

Pues sí. Llegamos al primero de los puntos controvertidos de Bioshock para iOS: su sistema de control. Y vaya por delante que 2K ha hecho un gran trabajo a la hora de adaptar los distintos botones a la pantalla táctil de iPhone y iPad.

Como en muchos otros juegos de corte similar para estos dispositivos, la opción elegida ha sido la de situar un 'joystick virtual' en el lado izquierdo de la pantalla, mediante el cual nos desplazamos, otro en la parte derecha del panel, con el que giramos la cámara (se echa en falta la opción de ajustar la sensibilidad), y una serie de 'botones táctiles' que nos permiten realizar el resto de acciones. Esto es agacharse, atacar cuerpo a cuerpo, disparar las diferentes armas de fuego, usar nuestros plásmidos (modificaciones genéticas que permiten, por ejemplo, lanzar electricidad), recoger objetos, usar botiquines e inyecciones de EVE... Etc.

En líneas generales, y en especial cuando Rapture está tranquila, el control responde conn eficacia y resulta muy sencillo desplazarse por el mapeado, explorar en busca de objetos y afrontar enfrentamientos esporádicos.

El problema viene cuando la acción se vuelve más intensa y nos vemos rodeados por varios Splicers, momentos en lo que sí que resulta complicado atinar a los botones adecuados en el fragor de la batalla, lo que se traduce en muchas más muertes de la que nos gustaría.

Gráficos a nivel del mar

Hasta aquí, y salvando la cuestión impuesta (por la ausencia de botones físicos) del control táctil, se podría decir que Bioshock para iOS sí que es una fotocopia 1:1 del juego original. Misma historia, idéntico desarrollo, situaciones calcadas... pero lo que marca las diferencias entre ambas versiones es, sin duda, el apartado técnico, que en esta entrega para dispositivos móviles "hace aguas" respecto a la de Xbox 360, PS3 y PC.

A ver... no nos malinterpretéis. El juego luce de forma espectacular para tratarse de un desarrollo móvil. Nosotros hemos hecho esta review de Bioshock para iOS en un iPad Air y, al menos en este dispositivo, los resultados son sorprendentes.

La suavidad y fluidez del motor, salvo algún tirón ocasional, es bastante elevada, las texturas tienen -en general- bastante buena calidad, la resolución acompaña... vamos, que Rapture y su impagable ambientación son perfectamente reconocibles en iOS.

Sin embargo, y puestos a comparar, resulta más que evidente que esta versión no es calco 1:1 de la versión para consola o PC, que resultan muy superiores gráficamente. En su paso a iOS, Biosohock ha perdido gran parte de sus efectos, como las gotas que salpican la pantalla, la niebla volumétrica o ciertos reflejos... por su parte, los modelados de los personajes han reducido su complejidad, la iluminación resulta mucho más "plana", hay alguna textura que desentona un poco ... en definitiva, que sí. Que hay bastantes recortes en el apartado gráfico y todo tiene un aspecto "más simple". Lo que no es óbice, como os decíamos antes, para que el juego luzca de escándalo para tratarse de un desarrollo móvil.

A este descenso de la calidad gráfica hay que sumar otro elemento negativo, y que no es otro que la ausencia de las voces en castellano del Bioshock original. Vale, sabemos que esto suele suceder por las limitaciones de tamaño que impone Apple a las aplicaciones en App Store, que impiden a los desarrolladores subir sus juegos en formato multilenguaje, y también somos conscientes de que las voces originales en inglés son mucho más convincentes que las que disfrutamos en su día en español, pero también hay que reconocer que -si no se domina la lengua de Shakespeare- el hecho de tener que pararse continuamente a leer subtítulos, sobre todo debido a que hay muchos diálogos durante la acción, cortan bastante el ritmo y "frenan" un poco nuestra inmersión en la historia.

Pese a estos "problemas" (control táctil, recortes gráficos y ausencia de voces en español),  que además son -en gran medida- fruto de las limitaciones propias de los dispositivos táctiles de Apple, no podemos más que quitarnos el sombrero ante el genial trabajo que ha realizado 2K a la hora de adaptar Bioshock a dispositivos iOS, plataforma a la que -como no podía ser de otra forma- ha entrado por la Vita-Cámara grande, y en la que se sitúa como uno de los mejores shooters subjetivos de todo su catálogo. ¡Larga vida a Rapture!

Valoración

2K ha conseguido trasladar todo el universo de Rapture a dispositivos iOS, y eso es algo muy grande... aunque no exento de fallos, como un control algo impreciso a veces, unos gráficos "recortados" y un precio un tanto elevado.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

La experiencia completa del Bioshock original de en tu iPad o iPhone. ¿Se puede pedir más?

Lo peor

El control táctil, algunos recortes gráficos y la ausencia de voces en castellano. 15€ es algo caro

Lecturas recomendadas