Análisis

Análisis de Runbow para Wii U

Por Javier Parrilla Ruiz
-

Versión comentada: Wii U

Runbow para Wii U es una de las sorpresas del año en el catálogo digital de la consola de Nintendo. Exclusivo de la eShop, se trata de un juego indie de plataformas 2D donde el cambio de color de fondo afecta a los elementos en pantalla.

Runbow para Wii U es un juego indie de plataformas 2D disponible en la eShop de forma exclusiva para Wii U. Desarrollado por el estudio canadiense 13AM Games, ¿en qué se diferencia este título de otros videojuegos independientes del mismo género? La respuesta en sencilla: el uso del color. Exactamente, en todos los retos de Runbow, el color de fondo cambia en determinados intervalos produciendo la aparición o desaparición de elementos de los escenarios como plataformas, obstáculos o barreras. De este modo, si hay una barrera morada que nos impide el paso, cuando el color de fondo sea el mismo, esta es como si no hubiera existido y podremos continuar nuestro camino. Por el contrario, si saltamos sobre una plataforma azul justo cuando el color de fondo sea igual, nos precipitaremos al vacío.

Además, si al factor cromático de Runbow le sumamos su diversión multijugador para hasta 9 jugadores, nos encontramos con uno de los videojuegos para disfrutar en compañía más atractivos del catálogo de Wii U. Sus diversos modos de juego, sus pártidas rápidas y frenéticas, y la locura de personajes en pantalla hacen que el multijugador de Runbow no tenga nada que envidiar a los de los grandes exponentes de la consola como Mario Kart 8, Super Smash Bros. o Splatoon. El pique y las risas están aseguradas.

Sencillo en apariencia, profundo en diversión

Los controles de Runbow son básicos. Nos desplazamos con la cruceta o el stick analógico izquierdo, mientras que con un botón saltamos y con otro atacamos. Además, si pulsamos 'Select', podemos provocar a nuestros compañeros, acción utilizada cuando somos los primeros en llegar al final del escenario con cierta ventaja frente al resto. El sentido del humor no falta en el juego porque, aparte de las burlas, las victorias y las muertes van acompañadas de mensajes de lo más oportunos en las pantallas de carga. Asumid que en Runbow moriréis incontables veces, característica asociada a la saga Dark Souls o Bloodborne. Runbow está en español y se puede jugar con los principales mandos de Wii U (GamePad, Pro Controller, Nunchaku, Wiimote).

Aparte del salto básico y el ataque normal de Runbow, está el doble salto presionando dos veces el mismo botón o el impulso horizontal repitiendo la misma acción con su correspondiente botón. A estoy hay que sumarle el impulso vertical hacia arriba o hacia abajo, todos necesarios para salvaguardar distancias o para retomar una plataforma que haya vuelto a aparecer en pantalla tras el cambio de color de fondo.

Gráficamente, Runbow presenta personajes sencillos y texturas planas. Sin embargo, lejos de parecer simple, este diseño es primordial para la idea del juego. Es necesario que veamos claramente los colores de los elementos y del fondo para realizar los movimientos adecuados. Además, en el caso de que hubiera presentado más texturas o elementos de fondo, hubiera supuesto un impedimento para la diversión. Ya cuesta bastante seguir a nuestro personaje cuando estamos nueve jugadores en pantalla, como para complicarlo más con diseños más elaborados o recargados.

Retos, modos y desafíos para gustos los colores

Runbow cuenta con varios modos de juego que pueden contentar tanto a los jugadores que buscan un rato de entretenimiento como para aquellos más exigentes y habilidosos en el género de las plataformas. Absolutamente todas las modalidades se pueden disfrutar en compañía. El modo Aventura ofrece más de 140 desafíos para exprimir de forma individual o con nuestros amigos de forma cooperativa local. Vamos desbloquenado diferentes retos a medida que completamos otros. Cada misión finiquitada tiene medallas de recompensa. En función del tiempo que hayamos tardado, nos darán más o menos medallas. Los objetivos son derrotar a una serie de enemigos o llegar al trofeo al final de la fase, entre otros, sin olvidar la mecánica reinante de Runbow: el cambio de color del fondo.

En 'Preparáte para correr' nos disputamos carreras de hasta 9 jugadores por ser los primeros en llegar al trofeo que hay al final del escenario. Por supuesto, no faltan las trampas y los obstáculos. O mueres o llegas. O gana alguien o no gana nadie. Todos los que fallen por el camino por caer al vacío, ser tragados por la pantalla o ser víctimas de alguna trampa, mueren y son eliminados de la carrera. Cada competición no llega al minuto de duración y el jugador vencedor es el que más victorias haya acumulado tras las diferentes rondas. Cada ronda es una carrera en un escenario distinto. Podemos personalizar de antemano la dificultad, el número de carreras, la música, los poderes y la paleta de colores. Los poderes de Runbow son ítems colocados en determinados puntos del escenario. La mayoría de ellos desatan el caos, aún más, en estos frenéticos trayectos: invertir la pantalla, aumentar la velocidad, ralentizar la acción, poner el mismo skin a todos los jugadores durante un tiempo limitado, un relámpago que detiene a nuestros rivales, intercambio de posiciones, ataques mortales o volver el juego monocromático, sin dejarnos adivinar de qué color es el fondo y qué va a desaparecer. Este modo está disponible en multijugador offline y online.

En 'Entra en la Arena' nos encontramos el modo más similar a Super Smash Bros., pero en versión más básica. Se proclama vencedor al último en sobrevivir sobre el escenario, aunque el ganador final es el que más número de rondas haya ganado como en 'Prepárate para correr'. Por tanto, tenemos que ir cambiando de plataformas según el color de fondo mientras recibimos ataques de nuestros compañeros. En 'Viva el Rey de la Colina' la mecánica es similar, pero gana el que más tiempo se mantenga en una zona concreta del escenario. Estos modos también están disponibles tanfo offline como online.

En 'Derrotad al Señor de los Colores', un jugador maneja el GamePad y se convierte en el malo de la película. Desde el panel táctil controla la acción y los cambios de color del fondo, siendo su objetivo que ninguno de los rivales llegue al final de escenario y consiga el trofeo. Por el otro bando, hasta ocho jugadores intentan esquivar todas las trabas para llegar al final de la fase. Este modo nos ha recordado al Bowser Party de Mario Party 10, al exprimir el GamePad y ofrecer un rol distinto a un jugador frente al resto en tiempo real. Solo está disponible en modo offline.

Luego está el modo Bowhemot, el reto más complicado de Runbow. Las fases se desarrollan en las entrañas de un monstruo gigante. Es todo un homenaje a los inicios del género, ya que si abandonamos la partida, tenemos que volver a empezar desde cero, sumado a que sus niveles no son precisamente fáciles. Se puede intentar solo o en compañía. En este modo, la pantalla nos muestra el tiempo que llevamos en nuestro empeño por completar la odisea y el número de muertes que acumulamos. Por último, en los modos compatibles con el multijugador online (Prepárate para correr, Entra en la Arena y Viva el Rey de la Colina), se permiten hasta cuatro jugadores desde una misma Wii U, por lo que también podemos jugar varios de forma local contra otros online. A veces, en los modos en línea de Runbow hay incidencias como lag o ralentizaciones, aparte de fallos técnicos como completar las rondas sin música de por medio, quitándole emoción y gracia a las partidas.

Despiporre y fiesta indie en Runbow

Runbow también ofrece una galería en la que se puede escuchar su banda sonora o desbloquear arte del juego, archivos (similares a los trofeos y logros) o animaciones de los personajes. Los protagonistas son Hue y Val, personaje masculino y femenino, respectivamente. A ambos les podemos elegir su color y su disfraz, permitiendo su diferenciación cuando jugamos varias personas. De todos modos, hay 17 personajes invitados de otros videojuegos indie que se van desbloqueando a medida que exprimimos Runbow. La lista la conforman Shovel Knight, Rusty de SteamWorld Dig, Juan y Tostada de Guacamelee!, Swift Thornebrooke de Sportsball, Scram Kitty, Commadervideo y Commandgirlvideo de Bit.Trip, Gunvolt de Azure Striker Gunvolt, Teslamancer de Teslagrad, Clone de Stealth Inc., A.R.I.D. de The Fall, Xeodrifter, Princess de Chariot, Max de Mutant Mudds, Drifter de Hyper Light Drifter y Unity-chan, mascota japonesa del motor gráfico Unity. Sus cameos se limitan a ser skins alternativos y a tener su burla propia, por lo que su manejo no tiene habilidades propias ni diferencias en los controles de Runbow.

Runbow salió el 27 de agosto a la venta y su precio es de 13,99 euros en la eShop. En él, encontramos desde un party game que combina plataformas con carreras o lucha hasta un exigente modo hardcore que hará las delicias de los amantes del género de las plataformas en 2D. Como apunte final, el manual electrónico de Runbow en español está incompleto y con apartados repetidos, mientras que el manual en inglés no presenta fallos.

Valoración

Una grata sorpresa en el catálogo digital de Wii U. Su original propuesta para el género engancha a la primera. Diversión multijugador frenética. Repleto de modos para todo tipo de jugdores.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Multijugador para hasta 9 jugadores. Su original idea en base al color. Los personajes invitados.

Lo peor

En los modos online, lag y fallos técnicos ocasionales como ausencia de música.

Lecturas recomendadas