Análisis

Análisis de Saint Seiya Brave Soldiers

Por Thais Valdivia
-

Los caballeros que protegen a la diosa de la guerra, la justicia y la sabiduría vuelven a lucir sus brillantes armaduras en rápidos combates 1 vs 1.

Una de las obras manganime más famosas a lo largo y ancho del mundo es Saint Seiya o, como la conocemos en nuestro país, Los Caballeros del Zodiaco. Obra del mangaka Masami Kurumada, la serie ha recibido varias adaptaciones animadas, spin-offs y precuelas que han expandido su universo hasta niveles cósmicos. Como no podía ser de otra manera, el mundo de los videojuegos también ha recibido diversos títulos protagonizados por los caballeros que luchan contra las fuerzas demoníacas. Aventuras, plataformas, beat'em up... varios géneros han sido los que han tocado estos poderosos santos, pero hay uno que sobresale por encima de todos. Ése es sin duda el género de la lucha.

Por ello, y por segunda vez en la consola PlayStation 3, Seiya, Shun y el resto de caballeros hacen su aparición en Saint Seiya Brave Soldiers, un título en el que se pondrá de nuevo en juego nuestra lealtad hacia la diosa Atenea en combates donde nuestro control del cosmos es esencial para salir victoriosos. 

Los guardianes del universo salen a combatir por un mundo ideal

Al igual que otros juegos de la franquicia Saint Seiya, este Brave Soldiers narra los hechos acontecidos en las sagas de las Doce Casas, Poseidón y Hades. En la primera de ellas debemos salvar a nuestra amada diosa de una muerte segura en menos de doce horas. Para ello, tenemos que cruzar todo el Santuario pasando por las doce casas donde nos reciben los poderosos Caballeros de Oro. Todo ello con el objetivo de alcanzar la sala del Sumo Sacerdote. Perder el menor tiempo posible es clave.

En la Saga de Poseidón, nuestros Caballeros de Bronce deben sumergirse en las profundidades del mar si quieren ayudar de nuevo a su preciada deidad que se encuentra en manos del poderoso dios de los mares, Poseidón. Derribar los siete pilares oceánicos es lo primero que deben hacer nuestros héroes, aunque no es tarea fácil, ya que en cada localización les recibe uno de los Siete Generales Marinos. Sorpresas, tensión y un nuevo e inesperado personaje hacen su aparición en esta saga.

Por último, la Saga de Hades, la más tenebrosa de las tres, nos lleva directamente al Inframundo, un lugar regentado por el mismísimo Rey de las Tinieblas, Hades, quien pretende plantarle cara a Atenea y a sus caballeros. Los Dioses Gemelos (Thanatos e Hypnos)y los tres Jueces del Infierno (Radamanthys, Minos y Aiacos) hacen acto de presencia para ayudar a este oscuro dios cuya identidad sorprende a Seiya y sus amigos.

Toda la historia de Los Caballeros del Zodiaco se encuentra dentro de la modalidad Crónicas de los Caballeros. Una vez elegimos qué saga queremos jugar, se abre ante nosotros un mapa dividido en capítulos en el que se nos informa del combate que vamos a realizar a continuación. Antes de que dé comienzo dicha pelea, somos testigos de una pequeña escena con imágenes fijas tanto de los personajes principales como de la serie de animación. En ellas, un narrador y los propios protagonistas nos cuentan todo lo que va sucediendo a lo largo de la historia. Estas secuencias en ocasiones omiten cierta información y dan por hecho que el jugador es conocedor de pequeños detalles de la trama, como que Seiya y compañía tuvieron que hacer frente a los Caballeros Negros y a algunos Caballeros de Plata antes de internarse en el Santuario. 

Haz arder tus cosmos por Atenea

Saint Seiya Brave Soldiers destaca por sus combates 1 vs 1 en amplios escenarios basados en el manga y en el anime. El control de estas peleas es bastante caótico al principio, puesto que hay que conocer bien qué movimiento hacer en determinado momento. Y es que cada botón del mando realiza una acción distinta, de ahí que en un primer momento todo sea un poco complicado. A medida que vamos avanzando en la historia, y se van sucediendo más y más peleas, todo se vuelve mucho más fácil a la hora de poder controlar a los protagonistas.

En cada una de estas contiendas es vital saber administrar bien nuestro cosmos para salir con vida, ya que con él podemos realizar vistosos ataques especiales y desatar toda nuestra furia con los poderosos ataques Big Bang. Cada personaje tiene su propio Big Bang (incluso algunos tienen más de dos) que puede cambiar dependiendo de la armadura que lleven en ese momento, en el caso de los Caballeros de Bronce. Estos ataques se presentan mediante espectaculares cinemáticas que compiten incluso con lo visto en la serie de animación.

Tampoco nos podemos olvidar de los ataques cuerpo a cuerpo que se realizan con dos botones del mando, triángulo y cuadrado. Si sabemos manejarlos con cierta soltura, podemos encadenar un combo tras otro tanto en el suelo como en el aire, lo que nos dará una gran ventaja. Eso sí, este tipo de ataques no quitan tanta salud como los realizados con el poder del cosmos, así que tendremos que combinar unos con otros para rematar cuanto antes a nuestro enemigo.

Como hemos mencionado antes, el cosmos es esencial. Y es que este tipo de energía no es infinita. Debajo de la pantalla tenemos una barra de cosmos dividida en varios segmentos que se van rellenando conforme se desarrolla la pelea, aunque nosotros mismos podemos recargarla manteniendo pulsado L2. Este poder se utiliza para ir más rápido hacia un enemigo, esquivar los envites contrarios, realizar los ataques especiales y los Big Bang. Todo ello con la consiguiente pérdida de poder.

Otro de los elementos más característicos de Saint Seiya, y que tiene que ver con el cosmos, es el despertar del Séptimo Sentido, algo que, en un principio, sólo los Caballeros de Oro pueden hacer. Ese pequeño detalle también se ha incluido en el juego. En el momento en que nuestra salud peligre, si pulsamos R3 activamos nuestro poder oculto. Durante los segundos que dura este estado, cada ataque resta mucha más salud al contrario, lo que puede darle la vuelta a la batalla.

Si finalmente no tenemos suerte y caemos derrotados ante nuestro enemigo, Atenea aparece para darnos ánimos y ayudarnos a que nos levantemos de nuevo. Para regresar a la arena, hay que presionar X rápidamente antes de que el contador que aparece en pantalla llegue a cero. Cuantas más veces nos derroten, más complicado será volver a la batalla. Esto recuerda a lo visto en Saint Seiya: Santuario y Saint Seiya: Hades, ambos de PlayStation 2.

Cabe destacar también que cada combate tiene sus propias condiciones como, por ejemplo, realizar un número determinado de combos, terminar la pelea con la barra de vida a más de la mitad, etc. Si conseguimos llevar a cabo con éxito estas pruebas la recompensa que ganamos al final es mayor.

En cuanto al número de personajes incluidos en el juego, este es de más de cincuenta y cinco entre Caballeros de Bronce, Plata, Oro, Generales Marinos y Dioses. Aunque, hay que indicar, que de un mismo personaje existen diferentes versiones, como es el caso de Seiya (tiene cinco armaduras distintas). 

Diferentes modos de convertirse en Caballero

Además del modo historia (Crónicas de los Caballeros), existen varias opciones que bien merecen que les echemos un vistazo, ya que prometen mucha más diversión y más horas al mando.

El modo Batalla incorpora hasta cuatro clases de actividades para demostrar nuestro poder cósmico: Batalla Contra, Supervivencia, Guerra Galáctica y Entrenamiento. En el primero de estos modos nos encontramos con ocho tipos de combate que se caracterizan por tener unas reglas diferentes unos de otros. Por ejemplo, en unos se vence dando el primer golpe, en otros despertando el séptimo sentido antes que el contrario, etc. Todo ello pone a prueba nuestra valía como Santos.

En el modo Supervivencia, nos enfrentamos a varios adversarios uno tras otro. El número de contrincantes varía en relación a la clase que elijamos (Bronce, Plata, Oro...). Por último, en la Guerra Galáctica pueden participar hasta ocho jugadores en torneos que incluyen diversas normas que hay que cumplir.

Tampoco faltan las batallas online. Gracias a ellas podemos luchar contra gente de todo el mundo en peleas frenéticas y muy entretenidas. Lástima que el lag algunas veces empañe la experiencia de juego.

Otra de las modalidades a tener en cuenta debido a las posibilidades que ofrece es la de Orbe. Estos objetos, que iremos consiguiendo según vamos superando combates, nos permiten aumentar las habilidades de los personajes. Cada héroe necesita un tipo diferente de orbe. Así, los Caballeros de Bronce sólo pueden usar orbes de Bronce, los Generales Marinos sólo utilizan orbes de color azul, etc.

Dentro del modo Colección, echamos un vistazo a todos los premios y material adicional que hemos ido ganando. Ficha de los personajes, cartas exclusivas, ilustraciones de las figuras Myth Cloth... todo tiene cabida en este apartado.

Por último, pero no menos importante, dentro de Opciones encontramos una extraña opción titulada Contenido Oculto. Allí nos aparece la posibilidad de poner una contraseña. Estas claves, que desbloquearán títulos y orbes, se irán desvelando en la página de facebook de Namco Bandai. 

Un apartado técnico muy animado

Saint Seiya no sería Saint Seiya si no mostrara unos combates en los que cada uno de los contendientes brillase con luz propia. Gracias a los gráficos en cel shading podemos decir que cada héroe está representado de una manera fiel a su homólogo en manganime. Expresiones, el brillo de las armaduras... todo parece haberse cuidado al milímetro en este respecto.

No obstante, hay que recalcar que, gráficamente, los escenarios resultan bastante pobres y simples. Asimismo, los únicos elementos que pueden romperse son las columnas situadas al fondo del escenario, aunque eso sólo se consigue con un ataque a larga distancia. 

En cuanto a la banda sonora, el juego cuenta con temas de la serie que han sido modificados para así darle un toque nuevo a la vez que tradicional, por lo que no extraña escuchar algunos acordes de la famosa canción Pegasus Fantasy.

Los textos en castellano casan a la perfección con el doblaje original en japonés. Esto, sin duda, alegrará a los aficionados a la obra que escucharán a Seiya y compañía hablar en su lengua materna.


Saint Seiya Brave Soldiers es un juego de lucha destinado en un primer momento a los fans más acérrimos a la obra de Masami Kurumada que estén dispuestos a elevar su cosmos hasta hacerlo arder. Entre el modo historia, que llevará unas diez horas, y el resto de opciones, el título promete tenernos unas cuantas horas pegados al mando de PlayStation 3.

Brave Soldiers se pone a la venta este viernes 22 de noviembre en dos versiones: normal y coleccionista. Esta última incluye la figura especial y limitada Saint Cloth Myth EX Pegasus Seiya

Valoración

Dirigido a los fans de Saint Seiya, el juego destaca por sus rápidos combates y un modo historia que abarca la mayor parte de la serie original.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

La fluidez de las peleas. Las diferentes e interesantes opciones del modo Batalla.

Lo peor

Escenarios pobres y sencillos. Las secuencias en las que se narra la historia son algo simples.

Lecturas recomendadas