analisis the sexy brutale
Análisis

Análisis de The Sexy Brutale para PS4, PC y Xbox One

Por Alejandro Alcolea
-

Versión comentada: PS4

Ya tenemos el análisis de The Sexy Brutale, un videojuego de lo más peculiar que nos anima a tomarnos las cosas con calma. Y es que, lo nuevo de Tequila Works para PS4, Xbox One y PC nos pondrá en medio de una fiesta de máscaras en la que los invitados serán asesinados misteriosamente una y otra... y otra vez más.

Por fin, tras revivir innumerables veces una suerte de día de la marmota virtual, traemos el análisis de The Sexy Brutale, un juego que demuestra que este 2017, además de con superproducciones para todas las plataformas, ha empezado genial en lo que a videojuegos creados con presupuestos más modestos se refiere.

The Sexy Brutale es una producción que llega a PS4, Xbox One y PC en formato digital, pero que, además, podremos adquirir en formato físico en PS4 gracias a BadLand Games. Antes de desgranar el videojuego, hay que aclarar que se trata de un juego creado entre el estudio británico Cavalier Game Studios (formado por antiguos integrantes de la desaparecida Lionhead, los responsables de la saga Fable, entre otras) y Tequila Works (quienes han desarrollado todo el apartado artístico del juego y quienes, además, están trabajando en RiME y un nuevo juego para realidad virtual, The Invisible Hours).

Atrapados en el tiempo

En The Sexy Brutale encarnamos a Lafcadio Boone, un sacerdote que se encuentra en una fiesta de máscaras que se organiza cierto sábado en un viejo casino que ha sido remodelado y ahora es una mansión señorial inglesa. Los 9 invitados a dicha fiesta deben acudir disfrazados con una máscara y predispuestos a pasar una noche de muerte. Literalmente.

Y es que, aunque por norma general el personal de la mansión es muy servicial e impecable en el trato a los invitados, algo ha despertado su instinto homicida y se están cargando a todos y cada uno de los asistentes a la fiesta. ¿Por qué? Bueno, no os lo vamos a contar, ya que en este análisis de The Sexy Brutale seremos cuidadosos con los spoilers, la resolución de los puzles y detalles de la historia, ya que son elementos fundamentales para disfrutar de este gran rompecabezas ideado por Cavalier Game Studios y, claro, es algo que debéis experimentar vosotros mismos. Eso sí, os avisamos que la historia os atrapará.

Sin embargo, lo que sí os puedo contar es que la manera de evitar cada asesinato será muy peculiar. Y es que, Lafcadio (es decir, nosotros) no podrá intervenir directamente. Es decir, si se produce un asesinato en el que el asesino dispara a la víctima, no podremos darle un golpe al asesino o interponernos entre el arma y el asesinado. No, tendremos que pensar un poco para intentar averiguar la forma de adulterar los elementos del escenario para impedir que el crimen se produzca.

Importante, hay un aura sobrenatural en el videojuego que tiene que ver con las mascaras (tanto la que llevamos nosotros como la de los invitados). Cada una de ellas nos permitirá realizar acciones especiales, pero la nuestra ya es bastante peculiar de por sí, ya que evita que los demás personajes nos vean (aunque sí podrán ''sentirnos'' si estamos en la misma habitación). Por tanto tendremos que movernos por habitaciones contiguas a la que es protagonista en el crimen. Sin embargo, ¿cómo sabemos qué está ocurriendo en la otra habitación?

The Sexy Brutale
Los relojes de péndulo nos permiten modificar la hora en función de cómo queramos que se desarrolle la partida.

Aquí entran en juego las mecánicas de ''cotilleo'' de The Sexy Brutale. Lafcadio podrá observar a través de las cerraduras de las puertas o afinar el oído, entre otras habilidades que nos otorgarán las máscaras, para saber (o intuir) qué está ocurriendo en otra estancia. En definitiva, tendremos que movernos a espaldas del personal de la mansión para averiguar el modo en el que actuarán para matar a los invitados y, así, ingeniárnoslas para evitar el crimen. Cuando salvemos a un nuevo personaje, este nos dará su máscara y conseguiremos una nueva habilidad.

Sin embargo, y esto es bastante más importante que el uso de máscaras, hay un elemento que juega en contra (al principio) del propio jugador: el tiempo. En The Sexy Brutale el tiempo es importantísimo, pero también muy relativo. Me explico. El sábado, día en el que se produce la fiesta dura 9 minutos exactamente. ¿Cómo podemos salvar tantas vidas en tan solo 9 minutos si tenemos que aprendernos las rutinas de todos los personajes? Ahí está el punto diferenciador de este juego.

The Sexy Brutale

Y es que, el día se repetirá una y otra vez del mismo modo. Si un asesinato ocurría de una manera concreta a las 21:00, cuando se reinicie el día, el asesinato volverá a ocurrir a la misma hora y de la misma manera. Nosotros, como jugadores, tendremos que aprovecharnos de eso para no frustrarnos, ya que tenemos que utilizar esta repetición para captar detalles que podemos haber pasado por alto en las partidas previas.

Así, aunque al principio es fácil caer en la frustración, debemos utilizar la propia mecánica del juego para observar más minuciosamente sabiendo que sí, podemos fallar o no llegar a tiempo, lo que ocasionará que el personaje al que debemos salvar muera, pero es algo que podremos repetir las veces que queramos. ¿Ahora os parece más fácil el juego? Pues, debéis saber que, cuanto más avancéis, más personajes participarán en cada asesinato y el puzle se irá haciendo más y más complejo.

El objetivo es descubrir qué está pasando en esa mansión, pero ni el tiempo ni las propias mecánicas nos lo van a poner fácil. Eso sí, cuando logramos impedir un asesinato, sobre todo una vez pasados los dos primeros, nos sentiremos como el mismísimo Sherlock Holmes, pero ahí es cuando el juego da otra vuelta, nos propone otro ''caso'' y nos damos cuenta que tenemos que volver a patearnos la mansión para impedir el nuevo asesinato. Además, para evitar la frustración de tener que repetir un día entero cuando ya sabemos perfectamente cómo parar un asesinato, tendremos el ''poder'' de adelantar la hora utilizando unos enormes relojes de péndulo que hay por la mansión.

The Sexy Brutale
Cada máscara nos dará una nueva habilidad especial que tendremos que utilizar para rescatar a todos los invitados a la fiesta.

Cabezones con mucho swing

The Sexy Brutale es un juego macabro, ya que tenemos que impedir los asesinatos, sí, pero el propio juego es una ruleta en la que, paulatinamente, cada uno de los personajes morirá de las formas más imaginativas y retorcidas posibles. Esta temática está envuelta en un papel de lo más acertado. Y es que, The Sexy Brutale hace uso de una cámara picada que nos permite ver una sola habitación a la vez, en la que estamos, y, además, se encuentra a una distancia perfecta para permitirnos gozar con el nivel de detalle del entorno a la vez que es útil para tenerlo todo controlado.

Los muñecos de plástico que utilizaríamos en un juego de mesa son aquí personajes cabezones (algo hecho a propósito para destacar la máscara de cada uno de los invitados a la fiesta. Sus animaciones no son nada complejas, pero sí lo suficientemente atractivas como para que no nos cansemos de ellas y la ambientación está muy conseguida gracias a unas habitaciones muy detalladas, un buen uso de las fuentes de luz (la luz que entra por las ventanas nos van marcando la hora del día aproximada) y una estética de ''casa de muñecas'' que es muy agradecida.

The Sexy Brutale
Artisticamente, The Sexy Brutale es un juego de lo más atractivo.

La música no desmerece y sus melodías de estilo swing no solo amenizarán el paso por algunas de las habitaciones, sino que nos premiarán al final de cada caso. Y es que, cuando salvemos a un personaje escucharemos una canción que ya hemos podido disfrutar en algún tráiler del juego y que nos indica claramente un ''bien, lo has logrado, ahora toca otro asesinato''. 

Bienvenidos a la fiesta

Si por algo destaca The Sexy Brutale es por el buen hacer de Cavalier y Tequila al replicar el estilo y mecánicas de juegos de mesa como Cluedo, pero en un videojuego. Los primeros minutos con el juego son muy atractivos, ya que iremos descubriendo poco a poco los recovecos de la mansión y las conversaciones de los personajes nos encandilarán. Sin embargo, es con el paso de las horas cuando el juego consigue atraparnos. Y, creedme, es realmente difícil salir de ese círculo vicioso de la partida de 9 minutos de duración.

The Sexy Brutale tiene encanto, pero no encanto solo a nivel visual (es indiscutible que es realmente atractivo gracias a su apartado artístico y a una banda sonora con melodías 'swingeras' que nos premian cuando hacemos algo bien). Cuando digo que tiene encanto me refiero a esa sensación de estar ante un juego original, una variación del clásico juego de puzles. Tenemos una mansión que recorrer que sería el tablero de juego, pero también un montón de peones que siguen su rutina mientras nosotros intentamos mover las piezas adecuadas para que dicha rutina se rompa y los personajes no acaben criando malvas.

The Sexy Brutale
Aunque hay excepciones, los escenarios suelen ser pequeños y agobiantes, algo que refuerza la sensación de ''prisa'' que tenemos durante toda la partida.

En la vida, la rutina es aburrida y es fácil caer en tildar The Sexy Brutale de repetitivo. Sí, no voy a engañar a nadie, es repetitivo por definición, ya que todo sucede una, y otra, y otra vez de la misma manera. Sin embargo, al tener la oportunidad de movernos libremente rompemos esa rutina y cada partida es única, ya que siempre tendremos que variar un elemento que hará que el engranaje del puzle gire en otra dirección. Cavalier Game Studios tenía una difícil tarea, que algo tan simple (y a la vez complejo) funcionara correctamente, pero todo sucede de forma tan precisa como el mecanismo de un reloj (y ahí estaremos nosotros para aprovecharnos y utilizar las manecillas a nuestro gusto).

Valoración

The Sexy Brutale es un juego con ideas buenísimas que nos obliga a tomarnos las cosas con calma, observar los movimientos y las rutinas y planificar nuestras acciones. Una especie de Cluedo, pero ya sabemos quién es el asesino y tenemos que descubrir la manera de pararlo sin intervenir directamente. Un juego de puzles interesante y muy diferente.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Es tremendamente original, ya que se trata de un juego de puzles con mecánicas diferentes a las habituales. El diseño audiosivual es fantástico.

Lo peor

Como nos encallemos lo pasaremos realmente mal. No habrían estado de más algunos coleccionables extra que nos inviten a explorar la mansión.

Lecturas recomendadas