Análisis

Análisis de Soul Calibur II HD Online

Por David Alonso Hernández
-

10 años después de su lanzamiento en PS2, Xbox y GameCube, la maléfica Soul Edge se despierta de nuevo en Soul Calibur II HD Online, una reedición en formato descargable, con gráficos en HD y juego online, para PS3 y Xbox 360.

"Transcendig history and the world. A tale of souls and swords, eternally retold". Con esta épica entrada daba comienzo la ya mítica (cómo olvidar su temazo principal) introducción de Soul Blade, la adaptación a PSX de Soul Edge (nombre del juego en Japón), una espectacular recreativa de lucha en 3D de Namco que destacaba por ser una de las pioneras, con permiso de Battle Arena Toshinden, en equipar a sus luchadores con letales armas blancas. 

Ambientado en el Siglo XVI de un mundo de fantasía, la historia de la maléfica espada Soul Edge continuó en Dreamcast, consola que estrenó una impresionante adaptación del arcade Soul Calibur, que desde ese momento pasaría a ser el nombre definitivo de la saga, y que se convirtió en uno de los mejores títulos de la consola de Sega.

En 2003, y ya con una nueva generación de consolas sobre la mesa, SoulCalibur II refinaba su fórmula en PS2, Xbox y GameCube con tres espectaculares versiones cuyo mayor elemento diferenciador era la inclusión de un personaje exclusivo en cada una de ellas. Heihachi, de la saga Tekken, era el representante en la consola de Sony. Spawn, el antihéroe creado por Todd McFarlane luchaba en la versión de Microsoft y, por último y quizá el más interesante, Link, el héroe de Zelda, hacía bailar su espada en la entrega para GameCube.

Ahora, 10 años después de su lanzamiento, Namco Bandai recupera la leyenda con Soul Calibur II HD Online para PS3 y Xbox 360, una reedición del título original que cuenta con 3 principales reclamos: un apartado gráfico en alta definición y formato panorámico (en Xbox se podía elegir 720p pero sólo en 4:3), la presencia de dos de los tres personajes exclusivos en ambas versiones (Link se pierde la fiesta por motivos obvios) y, seguramente lo más atractivo, una serie de modos multijugador online, gracias a los cuales ahora podemos disputar combates a través de internet. Veamos qué tal han envejecido estas épicas peleas.

Lavando la cara a un clásico de la lucha

Aunque el reclamo de los modos online es importante, vamos a empezar a hablar de la que probablemente sea la primera pregunta que muchos de vosotros os estaréis haciendo al ver ese "HD" en el título: ¿qué tal le ha sentado el salto a la alta definición a Soul Calibur IILa respuesta es que muy bien... pero con matices. Nos explicamos:

Para empezar, lo primero que llama la atención tras saltar al ring es la impresionante fluidez con la que se mueve el juego. Olvidaos de las puntuales ralentizaciones del original (sobre todo de la versión de PS2). Ahora los combates tienen un ritmo frenético, con una tasa de fps muy alta y constante, lo que se traduce en una mejora sustancial de la representación de nuestros golpes en pantalla.

Por su parte, las texturas de escenarios y luchadores, así como los diferentes efectos lucen ahora de forma más "limpia" que nunca, aunque -no nos engañemos- se nota que estamos delante de un juego con una década a sus espaldas, por lo que, aunque en general se puede decir que, gráficamente, ha envejecido muy bien, ninguno de sus apartados es capaz de competir con los últimos referentes de la lucha en 3D, algo lógico por otra parte.

Este 'look' desfasado se hace especialmente patente en aspectos como el modelado de los luchadores y en sus expresiones, en la reducida distancia de dibujado de algunos escenarios o en ciertas animaciones, aunque, evidentemente, son "cosas de la época".

Por este motivo, y como decíamos antes, la sensación general es que Project Soul ha hecho un fantástico trabajo a la hora de 'remasterizar' el título original, aunque nos habría gustado que, además de limitarse a aumentar la resolución y la fluidez, también se hubiera realizado un esfuerzo extra en mejorar aún más el apartado técnico (potencia no les faltaba), algo que también se aplica a los vetustos menús, que se mantienen respecto al original.

The legend will never die...

Centrándonos ya en el apartado jugable, la continuidad total vuelve a ser protagonista en Soul Calibur II HD Online. El sistema de combate no ha sufrido ninguna variación en esta reedición, por lo que de nuevo nos encontramos con las mismas peleas que hace 10 años. Y esto no es malo en absoluto.

Con un plantel de más de 20 luchadores, cada uno de ellos con un estilo de lucha distinto, el juego presenta un esquema de control común para todos ellos y que está basado en 4 botones: ataque vertical, ataque horizontal, patada y guardia. Combinando estas 4 posibilidades disfrutamos de un sistema de lucha muy profundo, fácil de ejecutar pero difícil de dominar, que nos obliga a luchar "con cabeza", haciendo que "machacar botones" sea practicamente una garantía de acabar derrotado, por K.O o cayendo del borde del escenario, a poco que nuestro rival tenga cierta pericia con la katana.

Para asimilar el estilo de cada personaje el juego cuenta con una completa lista de movimientos, que vale la pena memorizar, y que nos dice cómo ejecutar los diferentes combos, agarres o movimientos defensivos. Lo malo es que no se han personalizado los comandos por plataforma, es decir, que tanto en PS3 y Xbox 360 se denominan a los botones como "K" (kick) o "G" (guard), algo que parece tener poca importancia pero que, a la hora de practicar un combo de varios movimientos, a veces sirve para que nos liemos pensando dónde narices está el botón "K" en nuestro mando.

De todos modos, este mal menor no empaña el resultado de los combates de Soul Calibur II HD, que -a día de hoy- siguen siendo tremendamente divertidos y capaces de mantenernos pegados a la consola durante horas... y no digamos ya si jugamos online.

Cervantes se da de alta en internet

Las partidas online son la única novedad que encontramos en los modos de juego de Soul Calibur II HD Online. Pero esto no es, ni mucho menos, lo único que ofrece el juego. Además de darnos la oportunidad de disputar partidas igualadas o crear salas personalizadas para luchar a través de internet, y que funcionan bastante bien, esta reedición mantiene todos los modos de la versión para consola del original.

Así, de nuevo tenemos los clásicos modos arcade, supervivencia o contrarreloj, a los que hay que sumar sus variantes 'extra', que -entre otras cosas- nos permiten luchar con las nuevas armas que hayamos conseguido. ¿Pero dónde se consiguen estas armas?

Pues, en su gran mayoría, en el modo Maestro de Armas, que es uno de los mayores atractivos del juego y que, en esta versión, es totalmente idéntico al original. Esta modalidad funciona como una especie de "campaña" que nos guía, a través de ilustraciones con texto, por la búsqueda de la Soul Edge de cada uno de los personajes.

Todo empienza sobre el mapa de un continente ficticio, que hace las veces de tablero, y en el que juego nos va habilitando una serie de "casillas" con diferentes retos, de dificultad creciente, y que casi siempre incluyen alguna variante. Así, en algunas ocasiones nos toca pelear con un fuerte viento que dificulta nuestros movimientos, otras veces debemos ganar al rival tirándole del escenario, o conseguir golpearle una determinada serie de veces en medio minuto... muy divertido, la verdad.

Con nuestras victorias conseguimos experiencia, que nos hace subir de nivel, oro, con el que podemos comprar nuevas armas (cada personaje puede conseguir un total de 12) en la tienda, u otros elementos desbloqueables, como nuevos escenarios, ilustraciones o personajes que, además, se pueden ver con detalle en el museo.

Conclusión

Valorar Soul Calibur II HD no es tarea fácil, ya que los fans más acérrimos del original estarán encantados de que se haya mantenido inalterado el "alma" del juego y, con casi toda seguridad, van a disfrutar como nunca gracias a la nueva resolución, la aumentada fluidez y los combates online.

Sin embargo, y para el resto de jugadores, esta reedición aporta muy pocas novedades. El apartado técnico -a pesar del lavado de cara- está bastante lejos de los cánones actuales y -quizá- su precio de 18,99€ sea un tanto elevado para tratarse de una edición descargable en HD, aunque nos de la posibilidad de combatir a través de internet.

Sea como fuere, y dejando las notas a un lado, lo que está claro es que Soul Calibur II es uno de los grandes referentes de la lucha 3D de la historia de los videojuegos, por lo que en vuestras manos está decidir si os apetece o no revivir sus épicos combates, ahora, con más calidad que nunca. Si finalmente os decidís a hacerlo, tened por seguro que no os vais a equivocar.

Valoración

Project Soul ha decidido ir sobre seguro y se ha limitado a 'remasterizar' el apartado técnico del Soul Calibur 2 original y a añadir juego online. El resultado es muy bueno, pero se echa en falta alguna novedad más.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

El aumento de resolución y fluidez, y la posibilidad de disputar combates online.

Lo peor

Quitando lo anterior, no hay más novedades respecto al original. Su precio es un tanto elevado.

Lecturas recomendadas